Intervención de la senadora por el PRI, Vanessa Rubio Márquez, para referirse al proyecto de decreto que reforma el artículo 20 de la Ley de Inversión Extranjera. Sesión Ordinaria

Ciudad de México, 7 de marzo de 2019

Muy buenas tardes amigas y amigos, senadoras y senadores de la República.

Con la venia de la presidencia.

El crecimiento económico, y por ende la generación de empleos, se explican en gran medida por los montos de capital que deciden enviarse a tal o cual país.

Es muy importante que sepamos que estructuras como el Consejo Ejecutivo de Empresas Globales, que integra alrededor de 51 compañías trasnacionales, generan más de 500 mil empleos directos y un millón y medio de empleos indirectos.

Con este tipo de iniciativas, con este tipo de restricciones que pretendemos poner o imponer a la inversión extranjera, lo que estamos haciendo es ahuyentándola.

Lo que quiere México, y lo comento también arriba, para todos los estudiantes que nos están escuchando, lo que quiere México es que venga inversión extranjera, lo que quiere México es que seamos competitivos (…) economías como Brasil, como Colombia, como Perú, en la región de América Latina y el Caribe, pero también con otras economías emergentes de Europa del Este o de Asia, para que vengan esos capitales, generen inversiones y esas inversiones generen empleos que redunden en mejor calidad de vida para todas las y los ciudadanos.

Y lo que estamos tratando de hacer con esta iniciativa que se nos presenta, es limitar la inversión extranjera, estamos mandando una serie de malas medidas a los inversionistas extranjeros.

Parece ser que les estamos diciendo a los inversionistas extranjeros: sus recursos no son bienvenidos a México. Es lo que estamos haciendo con el tema, por ejemplo, lo que se pretendía presentar de las calificadoras, es lo que estamos haciendo con esta iniciativa para limitar la inversión extranjera, aunque sea nada más para el tema de navieras y cabotaje.

México es un país abierto, México es un país que cuenta con una red de tratados internacionales con más de 40 países en el mundo, y eso es justamente lo que nos ha permitido crecer, y eso es justamente lo que nos ha permitido generar empleos en nuestro país y que de nuevo, que haya alimento en las familias mexicanas, en la mesa de las familias mexicanas.

Por eso es muy importante que no mandemos las señales incorrectas, y no mandemos las señales incorrectas de que el capital extranjero no es bienvenido en nuestro país. Al contrario, que vengan y que inviertan en nuestro país, que inviertan y nos traigan tecnología, que inviertan y que nos traigan recursos humanos, que inviertan y nos traigan recursos físicos, y eso nos haga a México más competitivo, más generador de empleos.

Luego se nos olvida que dependiendo si lo hacemos por TPP o no, México es la doceava o la catorceava economía del mundo, de 194 países, y no podemos estar mandando, reitero, las señales erróneas como la manda esta modificación a la ley de inversión extranjera para limitarla.

Así es que en el Partido Revolucionario Institucional, lo que queremos es al contrario, que trabajemos por fomentar la inversión extranjera, y que este capital traiga innovación, tecnología, pero sobre todo, inversión que genere empleos en nuestro país.

Qué bueno que inviertan los mexicanos, pero qué bueno que también inviertan los internacionales y que compitamos como un país, que es un país adecuado para recibir inversión porque tenemos Estado de Derecho, porque tenemos normas claras y porque le damos sobre todo, certidumbre a los inversionistas.

Así es que compañeras y compañeros, creo que debemos mandar los mensajes correctos de que México da la bienvenida  a la inversión extranjera directa, que no ponemos límites más allá de los que se encuentran, además mandatado en nuestro país, porque tenemos convenios bilaterales en materia de comercio e inversión que estaríamos violando con una disposición en esta materia.

No solo con países, sino también en organismos internacionales como lo es la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, la OCDE y otros más.

Entonces yo los invito a que reflexionemos y a que hagamos las cosas bien, mandemos el mensaje correcto.

Bienvenida la inversión extranjera a México, bienvenida la generación de empleos, bienvenido todo lo que implica que los mexicanos puedan tener una fuente digna de ingresos y empleo. Eso es lo que al final del día creo que todas y todos queremos.

Por eso, nuestro voto en esta materia sería negativo y estaremos presentando a través de la senadora Nuvia Mayorga una adendum al mismo.

Muchas gracias.

Texto y Foto: Senado de la República