Intervención del Coordinador del GPPRD, Miguel Ángel Mancera Espinosa, en la reunión de la JUCOPO

Ciudad de México, 20 de junio de 2022

Gracias, Presidente.

Primero, también darle la bienvenida a José Manuel del Río Virgen. A nombre del Grupo, la verdad es que los senadores Fócil y Toño me dijeron que, por favor, te hiciera llegar un saludo muy afectuoso y que también están muy contentos por la reincorporación.

Entonces, primero eso, la bienvenida y decirte querido que la verdad se te extraño, como ya se ha dicho aquí y que las primeras horas fueron de mucha angustia, las primeras horas de la detención, porque nos pintaron un panorama en dónde estaban acusando a un amigo, a un colaborador del senado, de uno de los delitos más graves que hay en el código penal que es el homicidio. Es un delito que, ni siquiera estamos hablando de la prisión preventiva solicitada o no, es el más grave, pues, ¿No? Es la privación de la vida de una persona.

Desde la primera revisión que pudimos hacer de esa orden de aprehensión amañana, llena de vicios, de violaciones procesales, advertimos que no había un solo elemento de prueba. Lo dijimos en las primeras horas, que no había un solo elemento de prueba. No obstante ello, dictaron la vinculación a proceso, una vinculación a proceso que sería una oda a las violaciones procesales y que de conocerse en las Universidades sería un ejemplo de lo que es no saber el derecho o tergiversar el derecho maliciosamente.

Quiero reconocer a todos los Grupos Parlamentarios, querido amigo, porque debes de saber que, muchos de los coordinadores y coordinadoras que están aquí y de los senadores y de las senadores que están aquí, además de diputados y diputadas, hicieron uso de la Tribuna para pedir tu libertad y lo expresaron en redes sociales. Entonces qué bueno que hoy podamos ver culminada esta tarea de manera satisfactoria.

Aquí en el Senado derivado de tu asunto, derivado de ese caso y ante la propuesta del senador Dante, de abrir una Comisión, hoy tenemos más de 90 casos de gravísimas violaciones a muchas personas que se encuentran privadas de su libertad, están aquí en el Senado, le decía el maestro Álvarez Icaza, debemos de seguirlas y conocerlas. Y la verdad es que están turnadas a comisión y debiéramos de estar viendo el avance de esos casos.

Quiero también reconocer al Poder Judicial Federal porque sigue siendo el único espacio en donde ese sobre poder, de las entidades federativas, puede encontrar un dique y puedo encontrar un freno, un freno primero en un Juez de Distrito valiente que dijo: No hay nada, no hay un solo elemento de prueba que lo pueda incriminan, ni siquiera de manera probable.

Y aquí otro problema, acompañando un poco lo que estaba diciendo ya el maestro Álvarez Icaza, yo creo que ha fracasado el modelo del sistema acusatorio, hoy se tienen arraigos judiciales, lo que antes se le reclamaba al Ministerio Público por arraigos de 30 a 60 días hoy son arraigos de dos años judicializados, hoy es una laxitud probatoria que permite a las autoridades locales tener en prisión a muchas personas y yo creo que ha fracasado ese modelo, porque dimos demasiada amplitud para la determinación judicial y es un grave riesgo que se está viviendo.

Quiero también aclarar, porque escuché que la Fiscal del Estado salió a minimizar la sentencia que dictó el Poder Judicial y dijo que no, que no era unánime, pero es que no se leyó bien la sentencia. Claro que hay unanimidad en que tenía que concederse el amparo, sólo que uno de los magistrados estaba hablando de que había una violación de competencia y que hubiera dado pie a una reposición y la Suprema Corte ha sido clarísima, que cuando hay violaciones que implican, como en este caso la privación de la libertad, se deben de atender las de fondo sobre las de forma y esa era de forma, por eso qué bueno que la mayoría se fue por la de forma, porque si no hubiéramos tenido un amparo para efectos.

Qué bueno que estás aquí, porque tú caso es un caso emblemático como se ha dicho, es un caso que no debiera repetirse nunca más. Nos da muchísimo gusto que estés aquí querido amigo y te reitero el cariño de todos y cada uno de los senadores y senadoras y la fuerza y el apoyo de todos y cada uno de ellos y por supuesto la lucha que ha tenido Ricardo, que ha sido permanente, también que le reconozco ahora.

Así que bienvenido y muchas gracias por la oportunidad, Presidente.

Gracias.

Texto y Foto: Grupo Parlamentario del PRD en el Senado de la República