Intervención del senador por el PRI, Jorge Carlos Ramírez Marín, en el marco de la Agenda Política: Situación política del país. Sesión de la Comisión Permanente

 Ciudad de México, 6 de julio de 2022

Estimadas amigas, estimados amigos, senadores, senadoras, diputados y diputadas.

Creo que este es el momento en el que mejor podemos observar los duros y graves contrastes de este país.

Es capaz de llevar en paz un proceso electoral, pero no es capaz de asumir los resultados, no es capaz de aceptar que el voto solamente es la determinación de la gente que quién quiere que lo gobierne.

Si no hubiera votos, tendríamos que vivir en base a golpes de Estado. Si no hubiera política, tendríamos que aceptar la violencia como método para resolver nuestras diferencias.

Pero la clase política mexicana incapaz de entender esto, insiste en que cada elección es un golpe de Estado, y es ganar todo y perder todo o perder todo, y es un nuevo comienzo en cada estado con un cambio de gobierno, gravísima interpretación que nos ha costado miles, miles, miles de millones de pesos, y hoy por desgracia nos cuesta miles y miles de vidas.

De vidas físicas, homicidios, desapariciones, de vidas en el promedio, gente que no alcanza a llegar a desarrollar sus potencialidades. Eso es lo que la política está haciendo porque no encuentra el camino de decir: sí, y reconocer sus errores, y no encuentra el camino de hacer que las cosas sean parejas para todos los mexicanos. Eso es lo que vivimos.

Y por eso a mí, tratando de ser congruente, no me cuesta nada reconocer en lo personal, que la refinería de Dos Bocas es un proceso importantísimo en la construcción de infraestructura en el país, y es un paso adelante que nos va a beneficiar mucho en el futuro.

Pero además hay otro detalle que tenemos que reparar, cuando hablamos de los gobiernos y de las obras que hacen, nos olvidamos de quién las hace. Y esta obra estimados amigos, está hecha mayormente por ingenieros mexicanos, ingenieros que superaron una pandemia, que superaron una crisis logística, y sí es verdad, la refinería no está terminada, pero se va a terminar, se va a concluir y eso es lo que cuenta.

Tener la mezquindad de no reconocerlo, a mí me parece que no habla finalmente bien de nosotros.

Igual me parece cuando no podemos ver la diferencia entre justicia y venganza. Y hoy sí, cuatro oradores seguidos pasan a regodearse en la crisis de liderazgo del PRI.

Solamente lo recuerdo una cosa: no son los primeros audios que conocemos, hay de todos colores.

También les recuerdo una cosa: no son las primeras casas que conocemos, hay de todos los colores.

¿Y qué es lo que nos queda de lección? solamente algo muy grave: que la justicia en este país, así como el reconocimiento de lo que se hace bien y se hace mal, es selectiva.

Que cuando estás conmigo es una para ti, y cuando no estas es otra. Porque digamos lo que digamos y espero que la justicia haga su trabajo y determine lo que le corresponde, pero digamos lo que digamos, está en marcha una venganza política como no habíamos visto.

Y si a nosotros nos puede regocijar que una gobernadora viole la ley, y si a nosotros nos puede regocijar que la fuerza de nuestro partido hoy venga aquí a decir háganle como le hagan, no se les olvide aquella extraordinaria obra del maestro Hemingway: cuando el día de mañana te esté sucediendo a ti, recuerda este momento, porque las campañas hoy cuando violamos el Estado de Derecho, cuando hacemos que la justicia sea selectiva, cuando se convierte la justicia en venganza, en esos momentos las campanas están doblando por todos nosotros, hoy no solamente por el PRI.

Muchas gracias.

Texto y Foto: Grupo Parlamentario del PRI en el Senado de la República