Intervención virtual del senador Ricardo Monreal Ávila, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, en el Foro “Hacia un Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares”

 Ciudad de México, 23 de junio de 2022

Y amigas de Veracruz, me hubiera gustado estar aquí con ustedes.

Saben que tengo un aprecio especial por Veracruz, en esta tierra donde el derecho no se aplica estrictamente; y donde la perversión y la persecución es cosa cotidiana, una Fiscal que no es autónoma sino dependiente, y un Poder Judicial que lamentablemente deja mucho qué desear. Pero nosotros tenemos que seguir trabajando.

Me hubiera gustado estar aquí en este foro, particularmente en Veracruz. 

En el  inicio de estos foros que son parte de los trabajos que realizaremos para la expedición del nuevo Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares. 

Me hubiera gustado estar presente, he estado en algunos, pero quiero particularmente saludar a todos ustedes, que ahora participarán con diputados y senadores, con las comisiones dictaminadoras para llevar a cabo esta jornada que desencadene en este Nuevo Código Nacional.

Como saben ustedes, ésta es una iniciativa de ley que presenté hace varias semanas. Hoy, esta iniciativa intentamos hacerla ley vigente.

Por eso esta iniciativa en materia civil y familiar nos reúne. Es un Código que elaboré, un proyecto con 894 artículos distribuidos en 11 libros. 

Esta iniciativa parte de la reforma a la Constitución federal publicada desde el 15 de septiembre del 2017 sobre justicia cotidiana, que el Congreso nos obligó a legislar y que ya estamos incluso con tiempo rebasado; es decir, no cumplimos los 180 días para expedir este Código Nacional que el Congreso nos obligaba, y hasta ahora que presenté la iniciativa con estos casi 900 artículos, es cuando hemos iniciado todo el procedimiento para discutir, deliberar y recibir propuestas de enmienda, de enriquecimiento o de modificación de los artículos que aquí están planteados.

También me comprometí, o nos comprometimos, a un parlamento abierto, invitar a participar a los sectores que operarán este nuevo ordenamiento, no sólo desde el ámbito de la función jurisdiccional, sino también aquí en la Academia, maestros de derecho civil, de derecho procesal civil, de derecho familiar, así como investigadores, y también intelectuales, y luchadores sociales, colectivos de mujeres que sufren en carne propia este código obsoleto, que ya no se aplica a una realidad actual.

Por eso, es que esta propuesta de expedir un nuevo Código Civil y Familiar, debe tener en cuenta que los derechos humanos de los justiciables es lo que más importa: la tutela jurisdiccional efectiva, la seguridad jurídica y la aplicación estricta del desarrollo de procedimientos jurídicos ágiles, útiles, honestos, que permitan resolver los conflictos con la celeridad que requieran los que acuden a los tribunales en búsqueda de justicia.

Es decir, estos tribunales se van a modernizar y habrá un nuevo Código que tú vas a poder opinar a partir de hoy.

No podemos soslayar que antes de esta fecha, ante los ojos del ciudadano el sistema de justicia civil y familiar aún resulta lento, incierto, muchas veces discriminatorio, sumamente complicado y oneroso, sobre todo para quienes tienen pocas posibilidades de costear un juicio a través de abogados.

Por eso, la existencia de reglas claras de plazos, de términos, de criterios y de sentencias que incluso ahora son contradictorios, se está aclarando en este cuerpo normativo que les propongo.

Por eso les pido, a alumnos, a maestros, a jueces de lo familiar y de lo civil, que nos ayuden a perfeccionar este Código.

Es importante, lo queremos aprobar en el mes de septiembre. Aquí están senadores y diputados, que haremos juntos trabajo de conferencia para que tengamos rápido el proyecto definitivo y aprobarlo.

Es en beneficio de la población, es en beneficio tuyo, es en beneficio del derecho y de la convivencia pacífica y armónica entre todos.

Saludos.

Que sea un buen foro éste que hoy estamos iniciando.

Texto y Foto: Senado de la República