Inversión por la democracia

Ciudad de México, 24 de enero de 2024

Aunque Pese

Por Salvador Martínez G.

En pasada entrega mencionamos que los cinco hombres más ricos del mundo, Elon Musk, Bernard Arnault, Jeff Bezos, Larry Ellison y Mark Zuckerberg, poseen 879 mil 200 millones de dólares y que, si entregaran un millón de dólares a cada uno de los 8 mil millones de habitantes del mundo, se les quitaría menos del uno por ciento de sus capitales.

Muchos fueron los comentarios que se recibieron al respecto con apoyos y críticas a la sugerencia, pero mucho llamó la atención que de marera extraordinaria y coincidentemente en la última reunión del El Foro Económico Mundial (FEM), en Davos, Suiza, 250 multimillonarios del mundo pidieron a sus respectivos gobiernos les suban los impuestos que pagan, en un dos por ciento a todos aquellos que posean un capital mayor a los 10 millones de dólares.

Estos inmensos recursos, de obtenerse, permitirían convertir la “riqueza improductiva y extrema en una inversión para el futuro de nuestras democracias”, advirtieron.

Entre los supermillonarios que en Davos firmaron una carta para expresar su postura de pagar una mayor tributación se encuentran Abigaíl Disney, el actor de Succession, Brian Cox, y Valerie Rockefeller, una de las herederas de la dinastía estadounidense de ricos.

Contrario a lo que pudiera pensarse, la propuesta de los ricos tiene también el respaldo de Patriotic Millionaires, grupo de millonarios estadounidense preocupados por la inestabilidad y la desigualdad económica, por lo que preguntaron a dos mil 300 personas con capital superior al millón de dólares si estarían dispuestos a pagar más impuestos por sus riquezas. El 74 por ciento estuvo de acuerdo, el 58 por ciento aceptó un impuesto del dos por ciento adicional y el 54 por ciento externó que la riqueza extrema es una amenaza para la democracia.

O sea que sólo falta que los gobernantes del mundo que “tanto velan por la mejoría de los ciudadanos” aprueben y apliquen este gravamen a los superricos. ¿Será?

SUSURROS

En el pasable 2023, la Inversión Extranjera Directa (IED) creció 21 por ciento para llegar a 43 mil 900 millones de dólares, la más alta cantidad desde el 2013. De acuerdo con datos preliminares de la UNCTAD, México es el cuarto país receptor más grande del mundo. Le anteceden Alemania, Argentina y Canadá. Para el presente año deberá mantenerse la tendencia y volver a captar cifras récord para continuar con el crecimiento económico.

Email: salvadormartinez@visionmx.com Twitter: @salvador_mtz