La Cámara de Diputados está obligada a garantizar un incremento en el presupuesto destinado a los servicios de salud pública

Ver más información…

Ciudad de México, 8 de julio de 2019

La tendencia de recortes y disminuciones presupuestales a los servicios de salud pública debe detenerse

Se respalda la decisión del Ejecutivo Federal para dar continuidad al Programa IMSSProspera, que contribuye al bienestar e inclusión social

El diputado Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública aseguró que “a partir del recorrido que el Presidente Andrés López Obrador realizó en diversos hospitales del estado de Chiapas, se pudo constatar que no se cumple el mandato constitucional de otorgar derecho a la salud para los mexicanos, ya que se observó el abandono de la infraestructura de diversos hospitales, falta de personal medio y falta de medicamentos; por lo anterior, el diputado reiteró la necesidad de redoblar esfuerzos para que todos los mexicanos tengan acceso a servicios de salud pública en condiciones de calidad.

En ese sentido, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, destacó tres puntos indispensables en los que se debe aumentar y mejorar el gasto público: personal médico, infraestructura y medicamentos.

Sobre el personal médico, el diputado señaló que un análisis realizado por el CONEVAL revela que la relación personal médico por cada 1, 000 habitantes era de 2.4 en 2015, mientras que el promedio de la OCDE fue de 3.4 y esta diferencia se agudiza en zonas rurales y con presencia de población indígena, por lo que es necesario crear incentivos para la formación de profesionales de la salud que se ubiquen en estas zonas.

En infraestructura, aunque reconoció los avances en los últimos años, como el aumento en las camas hospitalarias, que de 2003 a 2013 crecieron 19.1% en el sector público; señaló que pese a esto, México se posiciona como el segundo país con menor número de camas censables, respecto a los miembros de la OCDE.

Para el caso de los medicamentos, Ramírez Cuéllar mencionó que en 2009 un 88% de los pacientes podían surtir sus recetas completas en el primer nivel de atención y para 2010 solo el 82.2%, lo que significa que aunque el indicador se ha recuperado aún no logra llegar a los niveles que se tuvieron en 2008.

“Lo anterior, ha sido producto, entre otras cosas, de la disminución del presupuesto dedicado a estos rubros, en 2016 se tuvo un presupuesto ejercido de 310, 659.54 millones de pesos, para 2017 de 300, 000.802.09 y para 2018 se ejercieron 258, 510.72 millones de pesos, en particular los montos destinados infraestructura han disminuido desde 2016; por ello, es necesario que la Cámara de Diputados se comprometa a elevar estos montos para garantizar la cobertura y calidad de los servicios de salud públicos, además, el incremento de estos montos no puede ser únicamente inercial y sólo actualizarlo con la inflación”, puntualizó Ramírez Cuéllar.

Los países miembros de la OCDE destinan en promedio 5.7% del PIB a salud pública1, en México entre 2010 a 2017 se tuvo en promedio un gasto de 3% del PIB; por lo que resulta necesario elevar los montos destinados a proveer servicios de salud pública.

El diputado señaló que, en línea con los montos promedios de los países miembros de la OCDE, el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria señala que es necesario destinar al menos 5.1 puntos del PIB para alcanzar la cobertura universal en 13 intervenciones de salud.

Por lo anterior, destacó que es necesario contar con mayores recursos para proveer a las familias mexicanas de servicios de salud de calidad, por lo que el crecimiento del presupuesto asignado a salud no puede ser únicamente inercial y sólo actualizarlo con la inflación, es decir, paulatinamente se deberá alcanzar un gasto de al menos el 5% del PIB.

Para ello, se analizarán diferentes alternativas, como etiquetar la recaudación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) aplicado al tabaco, alcohol, comida “chatarra” y bebidas azucaradas para destinarlo al sector salud.

De acuerdo con información de la SHCP, la recaudación del IEPS (distinto de gasolinas y diésel) fue de 67,705.6 millones de pesos de enero a mayo de este año (para el mismo periodo de 2018 fue 68,276.8 millones de pesos, lo que representa una disminución real de 4.8%).

“Etiquetar el IEPS tendría dos efectos positivos, desincentivar el consumo de estos productos y mejorar los servicios de salud para garantizar cobertura a todos los mexicanos”, finalizó el diputado.

Ver más información…

Texto: Cámara de Diputados | Foto: Notimex