La Cámara de Diputados estrecha vínculos culturales con Italia

Ciudad de México, 8 de noviembre de 2019

Se exhibió la película “La silla de la felicidad”, para conmemorar los días Internacionales para la Tolerancia y por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

La Cámara de Diputados conmemoró el Día Internacional para la Tolerancia y el de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, con la exhibición de la película italiana “La silla de la felicidad”, para coadyuvar también a estrechar los lazos culturales entre México y esa nación.

Sobre el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer (25 de noviembre), Elías Robles Andrade, director general del Museo Legislativo “Los Sentimientos de la Nación”, destacó que las  cifras son devastadoras; se calcula que una de cada dos mujeres, a nivel mundial sufre agresión doméstica. Es un gran reto frenar esta tendencia.

México atraviesa por una triste situación en torno a esta problemática por los cientos de feminicidios que se registran, y porque cerca del 70 por ciento de las mujeres han sufrido algún tipo de violencia física, sexual o psicológica, sostuvo.

En el marco del programa de Tardes de CineClub, los Centros de Estudios, Sociales y de Opinión Pública (CESOP), y de Derecho e Investigaciones Parlamentarias (CEDIP), así como el Espacio Cultural San Lázaro, el Museo Legislativo “Los Sentimientos de la Nación” y el Instituto Italiano de Cultura, se suman a los esfuerzos para difundir las actividades culturales a través de la cinematografía, subrayó.

Robles Andrade, comentó que en el marco del Día Internacional para la Tolerancia, que se conmemora cada 16 de noviembre, dicho factor “no es una cuestión de indulgencia o indiferencia”.

Plantea el respeto hacia los demás y valora la diversidad cultural y las diferencias, a fin de considerarlos como uno de los principales patrimonios de la humanidad. Objetivo que se logra a través de la educación, respecto de los derechos humanos, información y libertad de prensa, en un ejercicio cotidiano.

Resaltó los lazos formales con la sede diplomática de Italia en México, y la fuerte influencia del cine italiano en el ámbito mundial, en particular el de la Época de Oro, en las décadas de los sesentas y setentas, cuyas películas nunca han dejado de ser un referente en el séptimo arte.

Celebró que se difundan actividades culturales como la cinematografía, que no sólo es una expresión de la riqueza de los pueblos, también es una gran vía de concientización para enfatizar en temas tan relevantes como la tolerancia y eliminar la violencia en contra de las mujeres.

En entrevista, Riccardo Cannelli, agregado Cultural de la Embajada de Italia en México, aseguró que ambas naciones “son superpotencias culturales” y comparten afinidades importantes que favorecen el encuentro y los vínculos cultural y humanos.

El también representante del Instituto Italiano de Cultura sostuvo que el cine contribuye a despertar la conciencia, hermandad y solidaridad entre los seres humanos y países.

Informó que el próximo año será el centenario del nacimiento de Federico Fellini, director italiano de renombre mundial, por lo que, se prevé presentar en México un ciclo especial de sus películas, además de dar a conocer el cine de nuestros días.  

“Una de las características del séptimo arte, es justamente, que la unión de la palabra y la imagen suscita empatía y comprensión entre las personas, quienes se representan a través de una historia filmada para humanizarnos. No todo termina en las salas cinematográficas, las películas ofrecen mensajes de calidad para los espectadores”, subrayó.

El diplomático resaltó la importancia de promover la cultura italiana entre los congresistas mediante la cinematografía en el inicio del presente siglo. “Los mexicanos viven un momento muy especial en la industria del cine y son los mejores espectadores para apreciar la calidad de las producciones de Italia de los últimos años”.

La película “La silla de la felicidad” es una comedia y fábula del director Carlo Mazzacurati, filmada en 2014, que aborda problemáticas sociales contemporáneas en tono satírico, en un marco de catástrofe y risas.

Estuvo nominada a los Premios David Donatello que son los galardones cinematográficos más prestigiosos en Italia.

Plantea las vivencias de Bruna, una esteticista que enfrenta problemas económicos y se esfuerza por llegar a fin de mes. Sus peripecias inician luego de que una de sus clientas, en el lecho de muerte, le confiesa que ha escondido un tesoro de joyas en una de las sillas de su salón, las cuales, se las lleva un proveedor sin escrúpulos argumentando una deuda que no ha sido pagada.

Texto y Foto: Cámara de Diputados