La desconexión del Sargazo | Alonso Cedeño

Laboratorio de Redes

Algo que siempre le he reconocido a @LopezObrador_ es su diagnóstico sobre el país y su gran empatía con el sentimiento de la mayoría de la audiencia. Inclusive en diversos editoriales teoricé que a esto se debía su éxito. Mientras otros candidatos hablan sobre macro economía, política y proyectos a mediano y largo plazo, el hoy presidente siempre supo centrar su discurso en los temas que absorben el pensar y accionar de las mayorías, la pobreza, la desigualdad, el hambre. “Por el bien de todos primero los pobres” me ha parecido siempre un slogan perfecto, inatacable, magistralmente desdoblado en un discurso capaz de conectar con un círculo difícil de acceder en comunicación política: aquellos cuya preocupación es como llevar una comida a la mesa familiar o como evitar que sus hijos mueran por no poder acceder a un mínimo servicio de salud, y que tristemente en este país son mayoría. Este diagnóstico fue construido sin duda a través de años y años de caminar el país. Esta semana, supongo atribuible al desgaste del ejercicio del poder y a la necesidad de cumplir con una agenda de gobierno, @LopezObrador_ acusa su primera gran y grave desconexión de la realidad de una audiencia con el tema del Sargazo.

En mayo, se detectó el incremento más significativo de la conversación en los medios sociales digitales, justo cuando se intensificó el recale de alga en las costas del Caribe, siendo los días 7, 10 y 22 cuando se registraron los picos más altos. Dimos a conocer que el tema tuvo un impacto alto “con un alcance potencial de 120 millones; 36, 863, 915 interacciones; 1, 986, 147 reacciones; 33, 784 comentarios; se ha compartido el material 1, 741, 200 ocasiones y se registran 33, 102, 784 de reproducciones del contenido multimedia.”

Ahora, ante este nuevo escenario el alcance potencial fue de 84 millones, un total de 50, 055, 707 interacciones, 2, 789, 235 reacciones, 18, 455 comentarios; el tema se compartió en 4, 789, 236 ocasiones y se reprodujo 42, 458, 781 veces el material multimedia.

Sin duda estos números mantienen un impacto fundamental en la imagen turística que nuestro país envía al mundo, y eso lo sabe la audiencia en Quintana Roo, una Estado donde cerca del 80% de la gente considera su ingreso vinculado a la industria turística, donde el miedo fundamental es la afectación que se puede tener por presentar una cara compleja al exterior y donde @LopezObrador_ comentó que el problema del Sargazo “no es un tema grave”. Ni siquiera tendría caso discutir si lo es o no, lo importante es que la audiencia esta cierta que el fenómeno es de la mayor trascendencia y que influye en ellos un miedo racional a perder su forma de vida.

El mayor volumen de menciones sobre las declaraciones del presidente minimizando en impacto del sargazo se dio en México y en los Estados Unidos, este último país, por cierto, uno de los mayores generadores de turistas para Quintana Roo.

Las líneas detectadas en la conversación de acuerdo con las declaraciones de @lopezobrador_ fueron muy diversas, más que en la ocasión del análisis anterior. Hoy el 23% pidió al presidente resolver el problema que afecta al caribe mexicano, en aras de no afectar al mayor polo de atracción turística del país. El 27% se movió en el tenor de “burlarse” del presidente, por volver de todos los problemas un asunto personal y decir que son parte de los ataques de la mafia del poder hacia su gestión. El 15% criticó que mientras Quintana Roo se ve agobiado por el sargazo el presidente regala dinero a Centroamérica. El 19% coincide con el presidente que el problema no es tan grave y dicen que el dinero solicitado en realidad es para cometer “actos de corrupción”. El 8% pide que los hoteleros se hagan cargo del problema; el 8% dice que Obrador está muy mal asesorado y que no tiene idea de lo que dice al minimizar el problema.

La generación de la conversación se la llevó otra vez Facebook con el 32% apenas un punto arriba del análisis anterior, Twitter alcanzó el 23% contra el 18% de la vez pasada, YouTube generó el 18%, 4 puntos porcentuales más que en mayo pasado, mientras que los portales web, el 9% un punto porcentual menos; e Instagram apenas si alcanzó el 3% contra el 24% de la ocasión anterior. Esta caída se explica porque en aquella ocasión entró a la conversación el asunto de la entrega de los Premios Platino 2019.

Cuando en el humor social se detecta el miedo no es posible minimizar un problema, por @LopezObrador_ la gente voto buscando esperanza, certidumbre de un cambio, “el apapacho”, ven al papá que conforta, a quien encienden la luz mostrando la inexistencia del monstruo, no al que encierra al niño en su cuarto y lo obliga a confrontar sus miedos dejándolo que llore. No importa cuál es la técnica correcta, importa a lo que nos tenía acostumbrados. En esta ocasión, Lopez Obrador no entendió a su audiencia, no empatizó con ella, no escucho sus miedos e intentó imponer su criterio. El humor social, los comentarios y las benditas redes sociales, ya le han pasado la factura.

Publicado por El Universal