La mentira y la desinformación en los medios digitales son los mayores peligros para la democracia: Sánchez Ortiz

Ciudad de México, 6 de noviembre de 2023

Concluye el curso “Comunicación, desinformación y campañas electorales: claves prácticas para una respuesta jurídica”

La presidenta de la Comisión de Reforma Política-Electoral, diputada Graciela Sánchez Ortiz (Morena), señaló que la mentira y la desinformación en los medios digitales, las redes sociales y en el ciberespacio son los mayores peligros para la democracia y la seguridad nacional de los países, ya que sus efectos incentivan el odio, erosionan la verdad jurídica y la memoria colectiva de la sociedad.

Al concluir el curso “Comunicación, desinformación y campañas electorales: claves prácticas para una respuesta jurídica”, realizado por la instancia legislativa y el Instituto de Derecho Parlamentario de la Universidad Complutense de Madrid, la legisladora indicó que con este curso las diputadas, diputados, asesores y trabajadores de la Cámara de Diputados aprendieron la visión, los alcances y la complejidad de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación aplicadas a los procesos electorales y a la política.

De igual manera, adquirieron herramientas teóricas y prácticas sobre la comunicación, la desinformación y las campañas, así como una formación y conocimiento de las tecnologías de la información, su interacción y regulación en el ámbito político y electoral.

Sánchez Ortiz aseguró que la conclusión de esta actividad académica trae la necesidad de ejercer el derecho a la libertad de expresión con el pleno respeto de los derechos humanos, trabajar en una agenda que incluya la creación de un marco normativo que dé certeza y certidumbre jurídica a los operadores de la tecnología y la ciudadanía, con respecto a la desinformación, la seguridad nacional, la ciberseguridad y el impulso de la educación en materia digital.

Por su parte, el diputado Santiago Torreblanca Engell (PAN) mencionó que este curso abre la oportunidad para demostrar que la palabra es un instrumento, un arma, una herramienta de defensa que, dependiendo de las habilidades con las que se enuncia, se puede con ella adquirir el bien común.

Por MC, el diputado Mario Alberto Rodríguez Carrillo detalló que este curso estuvo dirigido a diputadas, diputados, asesores y trabajadores de la Cámara de Diputados, quienes tiene como fin mejorar el servicio para la ciudadanía.

Subrayó que, como políticos, tienen el compromiso de hablar ética y moralmente de forma correcta, lo más cercano a la verdad y con la información menos manipulable, para terminar con la desinformación virtual. Agregó que estas actividades académicas permiten generar una polinización del conocimiento que puede ser adecuado para la elaboración de iniciativas, puntos de acuerdo y documentos legislativos.

Del PRI, el diputado Javier Casique Zárate señaló que la Cámara de Diputados siempre procura que tanto los legisladores como el cuerpo de asesores, tengan la mejor de las preparaciones para realizar su labor de la manera más atinada y profesional, con información pertinente, actualizada y especializada. “Hoy las tecnologías de la información y la comunicación llegan como nunca antes y por lo tanto influyen en una masa creciente de ciudadanos”.

Indicó que, en material electoral, estas tecnologías son hoy una guía privilegiada para impulsar la imagen de candidatas y candidatos. “Con este curso vimos el potencial de las tecnologías de la información y la comunicación en materia político electoral; el conocimiento adquirido permite ampliar la visión, ser más críticos y creativos”. 

Rafael Rubio Núñez, catedrático en derecho constitucional en la Universidad Complutense Madrid, mencionó que se tiene una nueva tecnología que afecta de manera directa a las elecciones, no solo en el ámbito de la desinformación, sino que va mucho más allá. “La inteligencia artificial está afectando a las elecciones en general, pero especialmente a las campañas electorales”.

Al dar las conclusiones del curso, dijo que la inteligencia artificial está cobrando un protagonismo creciente en el último año y medio, abriendo un campo de oportunidades en áreas como la investigación científica, negocios y su impacto a la democracia.

Texto y Foto: Cámara de Diputados