La pesca, asunto de seguridad nacional: Maximiliano Ruiz

Ciudad de México, 22 de abril de 2019.

Pendiente, el resurgimiento de la Secretaría

El presidente de la Comisión de Pesca, diputado Maximiliano Ruiz Arias, afirmó que la instancia legislativa está comprometida con el impulso de esta actividad, considerada como asunto de seguridad nacional.

Sostuvo que uno de los propósitos es que en el próximo periodo legislativo pueda devolvérse la categoría de Secretaría de Pesca.  También, adelantó, se va a impulsar la creación de la Secretaría de Dragado”, la cual es fundamental, ya que mantendría totalmente sanos los cuerpos de agua.

“Se tiene un padecimiento casi generalizado en términos de los azolves y de los deterioros de los ecosistemas a causa de la desatención que tiene que ver con ese concepto”, añadió.

Durante el “Taller de lineamientos y reglas de operación para el sector pesquero y acuícola”, el legislador destacó la importancia de conocer estos temas, porque no se tiene la información suficiente para dar respuesta a las inquietudes de las personas que se dedican a la actividad pesquera.

Se diseñaron reuniones con representantes del Instituto Nacional de Pesca (Inapesca), de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) y de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), para conocer las reglas de operación, permisos, concesiones, ordenamientos y la normatividad, porque es necesario para el desempeño de esta actividad, dijo.

Ignacio Gómez Trapala, representante de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, resaltó la importancia de la pesca y acuacultura para erradicar la pobreza alimentaria, ya que este sector brinda productos con alta calidad nutricional.

Mencionó que hay avances importantes, al pasar de 1.3 millones de captura y acuacultura a 2.1 millones que se tiene en la actualidad, lo que ubica a México en el lugar 17 en el ámbito mundial en materia de producción pesquera.

Asimismo, indicó que el aumento del ocho por ciento anual de la acuacultura  está en los crecimientos más altos que se han registrado en los últimos tiempos en todos los países. Sin embargo, reconoció, falta mucho por hacer y existe un gran potencial, por lo que consideró que se debe analizar la posibilidad de vincular esfuerzos y acciones con instituciones y gobierno locales.

Alejandro Gallardo Valencia, representante del Inapesca, explicó que el Pograma de Fomento a la Productividad Pesquera y Acuícola tiene como objetivo apoyar a entidades de investigación y transferencia tecnológica, así como a personas morales o físicas relacionadas con la actividad acuícola, para caracterizar, preservar y mejorar las líneas genéticas de las especies consideradas en la Carta Nacional Acuícola, así como incrementar y fortalecer la infraestructura productiva de insumos biológicos.

Mencionó que algunos conceptos de apoyo son la construcción o adecuación de infraestructura, instalaciones y equipamiento de laboratorios de producción de larvas, post-larvas, semillas, crías o juveniles de organismos acuáticos; manejo y preservación de productos sexuales de especies de importancia comercial, a fin de mantener bancos de genoma y caracterización de líneas genéticas.

Precisó que algunas de las metas a corto, mediano y largo plazos  son: incrementar la capacidad de la industria acuícola mediante la producción de alevines (estado larval de peces) y semilla; mejorar la calidad genética de los organismos cultivados en México, obteniendo mayor producción y mejor calidad, así como aumentar la productividad acuícola del país.

Se busca lograr un bienestar considerable para los productores, generando empleo y contribuyendo a la suficiencia alimentaria con proteína de alta calidad a precios accesibles para todos los mexicanos.

Resaltó que algunos de los retos es llegar a un mayor número de productores, especialmente en las zonas Sur-Sureste del país para lograr un incremento significativo en el ámbito nacional; regularizar a gran parte de los productores acuícolas; fomentar la instalación de proyectos de mejoramiento genético  y reglas de operación adecuadas a los nuevos retos y perfectamente integradas a la normatividad y al Plan Nacional de Desarrollo.

Jorge Simental Crespo, representante de la Conapesca, destacó que el año pasado se superó dos millones cien mil toneladas de productos pesqueros y acuícolas en México, con un valor que rebasa los 40 mil millones de pesos; 405 mil toneladas provinieron de la acuacultura y el resto de la captura.

Precisó que la acuacultura en México no sólo es camarón, también hay cultivo de bagre, tilapia, trucha, ostión y langostino. El año pasado se obtuvo una producción de 227 mil toneladas de camarón, de las cuales 150 mil provinieron de la acuacultura y 77 mil de la captura.  Resaltó que antes de que apareciera la acuacultura de camarón, la producción nacional rondaba en márgenes de 73 a 75 mil toneladas.

Comentó que el objetivo del Programa de Fomento a la Productividad Pesquera y Acuícola es que las unidades económicas pesqueras y acuícolas incrementen su productividad en un marco de sustentabilidad.

Detalló que este programa consta de grandes componentes como impulso a la capitalización; desarrollo de la acuacultura; ordenamiento y vigilancia pesquera y acuícola; fomento al consumo y paquetes productivos.

Texto: Cámara de Diputados | Foto: Notimex