La salud de las y los mexicanos es una prioridad para las senadoras y los senadores, quienes trabajan para mejorar el bienestar y la calidad de vida de la población