La versión de Bucareli | Pepe Grillo

Lo que se dice en Bucareli es que el subsecretario Ricardo Peralta comenzó a hacer la chamba para la que lo llevaron a la Secretaría de Gobernación; a saber: emprender negociaciones con diversos grupos para que depongan las armas.

No son negociaciones sencillas, sino complejas y largas. Pasan por no descalificar a esos grupos en los medios de comunicación, pues eso eleva exigencias y complica llegar a un acuerdo.

Sacaron a Peralta de la Administración de Aduanas, a las que debería limpiar, porque su perfil era el idóneo para esa tarea que conlleva incluso riesgos personales.

El plan del diálogo con esos grupos armados era conocido por todos los integrantes del Gabinete de Seguridad, comenzando, claro, por el Presidente. El problema, dicen, es que tal vez Peralta emprendió la negociación sin la palomita del mandatario y eso, en esta administración, es inadmisible.

Ni con falda

El diputado Sergio Mayer usó falda en una reciente entrega de premios de Teatro.

Presidente de la Comisión de Cultura de San Lázaro, Mayer dijo que se vistió, así como una muestra de apoyo a la lucha de las mujeres.

Ni siquiera ese gesto, acaso solidario, pudo evitar que sus propias compañeras de la bancada de Morena, encabezadas por Inés Parra, lo acusaran de reciclar el bochornoso tema de los moches a cambio de aprobar proyectos.

A decir de Parra, el diputado Mayer ha subido la tarifa y pide como moche el 30 por ciento del presupuesto aprobado.

Son acusaciones graves que tendrán que probarse, pero los dimes y diretes entre legisladores de Morena suben de tono y anuncian una guerra intestina que será cruenta, de cara al cambio en la dirigencia nacional.

“Peñasquito” resiste

La realidad económica y social que vive el país, obliga al actual gobierno a cuidar los empleos.

Esto con relación al conflicto generado por el senador morenista José Narro, en la mina el “Peñasquito”, del estado de Zacatecas, que tiene capital internacional, y que Narro busca cerrar desde hace meses.

Fue el propio presidente López Obrador, quien en la conferencia mañanera precisó que la Segob tiene ya acuerdos con los mineros y que su gobierno no va a permitir la paralización de esa mina que es un detonador de actividad económica en el municipio de Guadalupe.

Curiosa la manera de proyectarse para la gubernatura del estado, que el verdadero objetivo del senador.

Los aviadores

El gobierno de Miguel Barbosa encontró un pelotón de aviadores en dependencias del sector Salud de Puebla.

La pista la dio el propio sindicato del sector, que denunció la existencia de trabajadores que ocupaban un lugar en la nómina pero que nadie conocía.

Resultaron ser operadores políticos de administraciones anteriores.

Barbosa dijo que diversas áreas se volvieron call centers para denostar a los adversarios políticos del pasado gobierno.

El gobernador anunció que se rescatarán esos recursos y se aplicarán para lo que son: cubrir el sueldo de trabajadores de la salud.

Publicado por La Crónica de Hoy