LeBarón y las armas, focos rojos de Ebrard | Periodistas El Universal

Bajo Reserva

LeBarón y las armas, focos rojos de Ebrard

Con el peso de la relación bilateral con Estados Unidos y el atroz suceso de la masacre de nueve integrantes de la familia LeBarón, el canciller Marcelo Ebrard convocó a los 12 cónsules de México acreditados en la frontera estadounidense para darles línea de cómo abordar el inquietante y conflictivo tráfico de armas de suelo estadounidense hacia territorio mexicano. Después de lo ocurrido, nos explican, las autoridades mexicanas quieren ahora planear una estrategia de presión al gobierno de Washington para enfrentar el tema y hasta hacer política espejo sobre la tecnología en la frontera. Lo interesante del caso es que ningún funcionario de la embajada de México en Estados Unidos fue convocado. ¿Dará algún resultado a la diplomacia mexicana tratar de responsabilizar a sus contrapartes estadounidenses por el tráfico de armas en el caso LeBarón?

Plan con maña de AMLO

Durante su asistencia a la 60 Semana Nacional de la CIRT, el presidente Andrés Manuel López Obrador fue recibido con cierta frialdad por parte de los concesionarios de la radio y la televisión, como si supieran lo que se les vendría encima. Nos dicen que no cayeron nada bien los argumentos que dio el mandatario para reducir los llamados “tiempos oficiales”, a petición de los empresarios de la industria. ¿Por qué?, se preguntará usted. La respuesta es muy simple: el jefe del Ejecutivo tiene su conferencia de prensa mañanera de lunes a viernes, que en promedio dura dos horas, y maneja las llamadas “benditas redes sociales”, que son sus canales para comunicarse con los ciudadanos. En pocas palabras, no pasa nada con el hecho de que se reduzcan los tiempos oficiales, porque AMLO utiliza otros medios para difundir sus mensajes cotidianos. Ah, el Presidente no se quedó a comer con los empresarios, porque ya tenía otra actividad en su agenda…

Senadores, vivillos desde chiquillos

Muy vivillos, senadores se pusieron las pilas para el tema del Presupuesto 2020, al que por cuestiones legislativas no tienen injerencia. Pero sin importarles las facultades, nos dicen, enviaron 56 puntos de acuerdo a los diputados federales para solicitarles que sean considerados algunos municipios, estados y proyectos específicos en la repartición de los recursos para el próximo año. Nos cuentan que la fecha límite para aprobar el Presupuesto es el próximo viernes 15 de noviembre y la siguiente semana la Cámara de Diputados será un mercado, un tianguis de peticiones, de regateos, de manifestaciones y de bloqueos para sacar la mayor raja posible. Las cartas de los senadores a Santa Claus fueron turnadas a la Comisión de Presupuesto y van encaminadas primordialmente a programas relacionados con el sector agrícola y productores de cacao, ciencia, tecnología e innovación y para la creación del Fondo de Infraestructura Municipal.

La ignorancia en San Lázaro

La tijera en San Lázaro está causando estragos en el desempeño legislativo. Nos explican que los diputados recortaron asesores y el nivel de debate e interlocución ha caído por los suelos. Ahora mismo, el análisis del Presupuesto para 2020 se está dando sin datos duros, sin cifras que señalen los excesos. Los legisladores se reunieron con representantes de organismos autónomos con la consigna de denunciar altos salarios y gastos. Así, entre miércoles y jueves quedó en evidencia que hay diputados que no distinguen entre miles y millones de pesos, otros no saben que hay páginas de internet de transparencia presupuestaria y ni quien les asesore cómo buscar. Otros quizá no consultan en internet, con lo que hubieran evitado el papelón, nos comentan.

Publicado por El Universal