Los moches y el silencio de Peña Nieto | Periodistas El Universal

Bajo Reserva

Los moches y el silencio de Peña Nieto

Quien esta vez sí vio pasar los señalamientos en su contra sin decir ni una sola palabra, es el expresidente Enrique Peña Nieto, quien ni por Twitter realizó algún comentario sobre las grabaciones en las que se asegura que sobornos recibidos por directivos de Pemex provenientes de contratistas de la empresa del Estado fueron a parar a su campaña presidencial. Nos comentan que muy posiblemente el exmandatario ha recibido de sus abogados el consejo de permanecer callado y fuera de los reflectores para evitar generar que el tema crezca en medios de comunicación y guardar las declaraciones para hacerlas frente a las autoridades, si fuera necesario. El hecho es que ahora que se sabe que la Fiscalía General de la República investiga esas versiones, quizá sí sea necesario que sus abogados comiencen a trabajar con él en sus declaraciones, por si las dudas.

AMLO, su turno al bat

En su conferencia de prensa de ayer, el presidente Andrés Manuel López Obrador tiró una “bola lenta” y dejó a su gabinete de Seguridad que diera un informe a la opinión pública sobre la estrategia en la materia y sus resultados, a 10 meses de que inició la presente administración. Así, el secretario de Seguridad Pública Alfonso Durazo se despachó con una larga presentación y con estadísticas en las que destacó que en los niveles de violencia hay un “punto de inflexión” que “no es para festejar”. Luego, mientras el reloj avanzaba, pasaron los secretarios de Defensa, Marina, Gobernación, el comandante de la Guardia Nacional, el subsecretario de Gobernación y hasta el coordinador de Protección Civil. Y luego de una hora con 45 minutos de estadísticas, gráficas y cifras, el Presidente —a manera de consulta— propuso que hasta este martes se hiciera la sesión de preguntas y respuestas. Así que hoy se espera que el presidente tenga su turno al bat, en el tema, que según una de las gráficas presentadas, es el que más preocupa a los ciudadanos, y del que él mismo declaró hace solo unas semanas que se encuentra insatisfecho. ¿Se mantendrá su insatisfacción?

Los millones perdonados a farmacéuticas

Que las seis farmacéuticas consentidas durante el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto pasado obtuvieron beneficios fiscales que casi llegan a los 8 mil millones de pesos, dinero que la hacienda pública dejó de recibir por concepto de condonación de impuestos. La manera en que estas empresas operaban, nos dicen, era un ciclo redondo de obtención de beneficios: primero dejaban de pagar impuestos y después esperaban que, por ley, el Congreso de la Unión arrancara programas de condonación fiscal para ponerse al corriente a través de los cuales el gobierno federal esperaba recuperar algo de lo que había perdido. Sin embargo, nos explican, que lo que no se logró recuperar equivale a 300 veces el presupuesto de salud sexual y reproductiva de la Secretaría de Salud para 2019. Es por ello que ahora organizaciones civiles están muy confiadas y esperanzadas en que el Poder Legislativo avance en la reforma legal que prohibirá los privilegios fiscales.

Otra pelea interna

Con la novedad de que también en el Grupo Social Promotor de México, organización que busca convertirse en Partido México ya hubo, por decirlo amablemente, una “reconfiguración”. En ese organismo, impulsado por exintegrantes de Nueva Alianza (Panal), están aún Roberto Pérez de Alva Blanco y Marco Alberto Macías, quienes figuraban como sus representantes ante el Instituto Nacional Electoral (INE), pero su otrora líder nacional, Luis Castro Obregón, prefirió salirse. Castro notificó al INE que ya no estará en ese proyecto por así convenir a sus intereses. ¿Otro pleito tipo Redes Sociales Progresistas?

Publicado por El Universal