Mano gubernamental, deja sin autonomía a la Fiscalía Anticorrupción: Rubén Guajardo Barrera, presidente de la Comisión de Justicia del Congreso del Estado

San Luis Potosí, S.L.P., 10 de agosto de 2020

Las autoridades estatales no han terminado de entender la importancia que representa contar con un Fiscal Anticorrupción, y más cuando a través de diversas trincheras están denunciando la comisión de presuntos delitos que afectan la vida democrática de las instituciones; el hecho de que el gobierno potosino le meta mano al cargo deja sin autonomía a este personaje que debiera ser transparente y libre de cualquier duda.

Tras culminar la sesión virtual de las Comisiones de Gobernación y Justicia en donde revisaron la terna de perfiles enviada por el Gobernador para ocupar el puesto en mención, ahora este asunto pasará al pleno del Congreso del Estado y los 27 diputados tendrán la responsabilidad de elegir o rechazar a quien será el elegido para dicha área.

Esto es lo que considera el presidente de la Comisión de Justicia del Congreso del Estado, Rubén Guajardo Barrera, al señalar que la terna para seleccionar al próximo ombudsman anticorrupción sigue denotando que no habría independencia de parte de cada uno de ellos, lo que pone en claro riesgo la función principal que estaría defendiendo que es acabar con el delito en la función pública.

“Este tema nos preocupa a toda la bancada del Partido Acción Nacional, PAN, porque evidentemente quienes compiten por el puesto son personajes carnales y hasta se podría decir ilegítimos ya que se trata de personalidades asociadas con el gobierno y que ya han sido parte de la función pública, aspectos que no debemos dejar pasar de vista”.

El legislador del albiazul, añade que hay quienes están claramente ligados al Estado y ello hace pensar directamente que no se aislarían del todo, es así que esos vínculos no garantizarían una plena autonomía.

“De por sí, ya tenemos dudas, pues se sabe que el anterior Fiscal Anticorrupción estaba de maniatado por el Fiscal General del Estado, FGE, Federico Garza Herrera y otras autoridades que no le permitían desarrollar sus funciones conforme a derecho, qué vamos a pensar sabiendo que hay más intereses detrás de quienes hoy persiguen el cargo de manera poco ética”.

Así también, se encuentra el hecho de que todo fluye muy lento, lo que significa que desde diversas trincheras estuvieron generando acuerdos para poner un Fiscal Anticorrupción manejable y a modo, hecho que desde ahora rechazan tajantemente desde el Poder Legislativo los de la bancada panista “instamos a que se recapacite en este tema, queremos acabar con las malas prácticas y que incluso se comience desde cero, para acabar con la corrupción e impunidad que ronda entre los diversos poderes del Estado”.

Texto y Foto: Rubén Guajardo Barrera