Melón mexicano, un fruto con creciente demanda y producción nacional: Agricultura

Ciudad de México, 22 de enero de 2024

A diciembre de 2023, el cierre preliminar de siembras y cosechas registra 645 mil 002 toneladas del fruto, cifra 11.2 por ciento mayor a las 580 mil del año previo, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

Con una superficie de siembra de 19 mil 501 hectáreas, la hortaliza es de gran importancia económica y social para México y una fuente generadora de empleo y captación de divisas. Actualmente somos el décimo segundo productor mundial.

De las 23 las entidades productoras, destacan Michoacán, Sonora, Coahuila, Guerrero y Durango, secundadas por Baja California, Baja California Sur, Colima, Chiapas, Chihuahua, Guanajuato, Jalisco, Estado de México, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí, Sinaloa, Tabasco, Veracruz, Yucatán y Zacatecas.

Las exportaciones a Estados Unidos ascendieron a 25 millones 698 mil dólares en 2022, también se envió melón mexicano a Cuba, Canadá, Japón, Emiratos Árabes Unidos, Colombia, Hong Kong y Belice.

Los productores de melón superaron la producción promedio anual (581 mil toneladas) de la última década y reportaron la más alta de los últimos tres años, al contabilizar 645 mil 002 toneladas al cierre de diciembre de 2023, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

Agricultura resaltó que el melón es una hortaliza de gran importancia económica y social para México debido a la superficie destinada a su siembra (19 mil 501 hectáreas), los altos volúmenes de producción, además de que genera fuentes de empleo y captación de divisas.

Cifras del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) señalan que la producción del fruto creció 11.2 por ciento en 2023, en comparación con las 580 mil toneladas contabilizadas el año previo.

De esta forma, agregó la dependencia federal, México se ubicó como el décimo segundo productor mundial y aporta 1.9 por ciento al volumen producido a nivel internacional, de acuerdo con el organismo estadístico.

De las 23 entidades productoras de la cucurbitácea, indicó, Michoacán encabeza la lista con una aportación de 144 mil 619 toneladas al volumen nacional.

Las siguientes cuatro posiciones son ocupadas por Sonora, Coahuila, Guerrero y Durango con 129 mil 509 toneladas, 120 mil 594, 104 mil 499 y 43 mil 211 toneladas, respectivamente, detalló.

Baja California, Baja California Sur, Colima, Chiapas, Chihuahua, Guanajuato, Jalisco, Estado de México, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí, Sinaloa, Tabasco, Veracruz, Yucatán y Zacatecas también aportan al volumen nacional, expuso.

Además de satisfacer el consumo interno, los productores mexicanos exportan el fruto a Estados Unidos, Japón, Hong Kong, Cuba, Colombia, Belice, Canadá y Emiratos Árabes. Sólo al primer país se colocó lo equivalente a 25 millones 698 mil dólares durante 2022.

Melón, un fruto con sabor e historia

El melón llegó a América con los españoles y en México encontró las condiciones perfectas para su crecimiento en la Comarca Lagunera, al norte del país. No obstante, se ha adaptado a los distintos climas del país.

En México se comercializan dos variedades: el Cantaloupe y el Valenciano. El segundo es más grande que el melón chino y tiene una cáscara lisa color verde pálido, una pulpa color verde intenso y sabor dulce, explicó la Secretaría de Agricultura.

Destacó que los comercializadores, transformadores y consumidores finales pueden disponer del fruto durante todo el año, aunque los mayores volúmenes (73 por ciento) se logran de marzo a septiembre de cada año.

Benéfico para la salud

El consumo de melón aporta agua, vitaminas A, B, C y E, ácido fólico, fibra y minerales, como calcio, hierro y potasio, que favorecen mantener la hidratación, eliminar toxinas, prevenir el estreñimiento, mantener sana la piel y, en conjunto con una buena alimentación, a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Los consumidores suelen degustar el melón en fresco, sobre todo en primavera cuando aumenta la temperatura, ensaladas, aperitivos, congelado, en conservas o dulces. De ahí que el consumo anual per cápita asciende a 3.7 kilogramos y tiene una participación de 2.3 por ciento en la producción nacional en el grupo de los frutales.

Texto y Foto: Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural