Mensaje de bienvenida de la senadora Olga Sánchez Cordero, presidenta de la Mesa Directiva del Senado de la República, al recibir la visita del secretario General del Ministerio de Asuntos Exteriores de la República Argelina Democrática y Popular, embajador Chakib Rachid Kaid

Ciudad de México, 13 de mayo de 2022

Le extiendo la más cordial bienvenida a este Senado de la República y apreciamos que haya incluido en su agenda por América Latina, una visita a esta Cámara de Senadores. Muchas gracias.

Del mismo modo, saludo al excelentísimo señor Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la República Argelina Democrática y Popular en México. Y apreciamos su presencia, después de nuestro encuentro de diciembre pasado.

A la señora Subdirectora para América del Sur en la Dirección General de América del Ministerio de Asuntos Exteriores de Argelia.

Y al señor Primer Secretario de la Embajada de Argelia en México.

Asimismo, agradezco la presencia de mis compañeras y compañeros senadores aquí presentes. Muchas gracias, Héctor, y que participarán en este interesante diálogo.

Excelentísimo señor Rachid Kaid:

Sabemos su interés y experiencia en los temas que integran la agenda de América Latina y de las diferentes encomiendas que ha realizado para su país en esta región.

México y Argelia tienen en común ser sociedades muy ricas, producto de un andamiaje cultural diverso.

Nuestros países cuentan con una historia de amistad, de larga data, que se vio fortalecida en 1955 cuando México votó en el seno de la Organización de las Naciones Unidas, a favor de la independencia de Argelia. Desde entonces, nuestros vínculos diplomáticos se han caracterizado por un muy alto grado de entendimiento político.

Quiero aprovechar esta ocasión para hacer un reconocimiento al respaldo de Argelia a la candidatura de México para ocupar el asiento como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU; así como para el Consejo Económico y Social de este mismo foro.

Al mismo tiempo, por su apoyo como interlocutor político con los países de África y de Medio Oriente. 

Es innegable que nuestras naciones tienen un gran potencial para reforzar los distintos ámbitos que integran la relación bilateral. Los vínculos económicos aún no se corresponde con la excelente relación política y de amistad, y en esta última, es necesario generar nuevos impulsos.

Sabemos de los esfuerzos que su gobierno y las autoridades mexicanas están haciendo, con el objetivo de propiciar mayor impulso a las relaciones bilaterales; por lo que hacemos votos para una dimensión mayor de diversificación y dinamismo que nos fortalezcan y favorezcan mutuamente.

Este diálogo abonará a esos esfuerzos, por eso deseo, Excelentísimo señor Secretario del Ministerio de Asuntos Exteriores de la República Argelina Democrática y Popular, sea también un incentivo para fortalecer la relación entre nuestros parlamentos.

Muchas gracias y sea usted muy bienvenido, señor Embajador.

Muchas gracias.

Texto y Foto: Senado de la República