Mensaje de la senadora Ana Lilia Rivera, presidenta de la Mesa Directiva del Senado de la República, en la visita de la Ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Mélanie Joly

Ciudad de México, 26 de junio de 2024

SENADORA ANA LILIA RIVERA RIVERA: Me da mucho gusto recibir en el Senado de la República este día a la distinguida ministra Joly, además de muy joven y hermosa.

Saludo al mismo tiempo al maestro Roberto Velasco Álvarez, Jefe de la Unidad de América del Norte en la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Muchas gracias; también muy joven.

Eso es lo importante en este momento en el mundo, que países tan importantes como Estados Unidos, Canadá y México tengan en la diplomacia hombres y mujeres jóvenes; me da mucho gusto.

También me da mucho gusto recibir aquí a nuestro estimado excelentísimo señor Christie Clark.

EMBAJADOR GRAEME CHRISTIE CLARK: No tan joven.

SENADORA ANA LILIA RIVERA RIVERA: Bueno, los no tan jóvenes en el corazón.

A lo largo de 80 años, México y Canadá hemos construido una sólida plataforma de cooperación económica.

El tratado comercial que nos une, es un acuerdo que beneficia a nuestras economías, crea empleos y nos permite poco a poco mejorar la calidad de vida de nuestros ciudadanos.

Estamos muy cerca de su renegociación y desde este Senado confiamos en que esta nueva etapa fortalezca su papel como un instrumento de comercio justo y que sus beneficios lleguen con mayor fuerza hasta las poblaciones más vulnerables de nuestros países.

En el ámbito cultural, tras ocho décadas, hemos visto un enriquecimiento mutuo gracias a estos intercambios artísticos, académicos y científicos.

La diversidad cultural que compartimos es una fuente de riqueza y fortaleza para nuestras sociedades.

La cooperación en temas medioambientales es otro pilar fundamental en nuestra relación.

México y Canadá, hemos trabajado conjuntamente en la lucha contra el cambio climático, la protección de la biodiversidad y la promoción de energías limpias.

Nuestro compromiso compartido con la sostenibilidad, es una responsabilidad que asumimos con determinación.

Y, en materia de derechos humanos e igualdad de género, nuestras naciones han avanzado de la mano, promoviendo políticas inclusivas y equitativas.

Nos enorgullece ver los esfuerzos de Canadá en la promoción de la igualdad de género y estamos comprometidos a seguir trabajando juntos, juntas, para garantizar los derechos y oportunidades de todas las personas sin importar su género, origen o condición.

Hoy, mientras celebramos estos 80 años de relaciones diplomáticas, renovamos nuestro compromiso con los valores que nos unen, la democracia, el respeto sobre todo a los derechos humanos y la búsqueda de la justicia social.

Estos principios son la base sobre la cual seguiremos construyendo una relación sólida y fructífera para las futuras generaciones.

En un mundo que enfrenta desafíos globales sin precedentes, la alianza entre nuestras naciones es más importante que nunca para promover la paz, la prosperidad y el desarrollo sostenible en esta región del mundo donde vivimos, con todo y nuestras dificultades, en paz.

Apreciamos su visita a esta casa del pueblo, honorable Ministra, y agradecemos el constante apoyo de su gobierno para que se sigan fortaleciendo nuestros lazos bilaterales, de respeto y de profunda amistad.

Su presencia simboliza la continuidad de una relación basada en la confianza mutua y estrecha colaboración en nuestras nobles naciones.

Bienvenida nuevamente.

Muchas gracias por estar el día de hoy aquí.

Tener amistad diplomática durante 80 años se dice muy rápido, pero han sido generaciones de diplomáticos y de diplomáticas que lo han logrado consolidar.

Le agradezco, como siempre, a la senadora Gina, que ha sido una de nuestras mejores senadoras en el fortalecimiento de las relaciones diplomáticas, sobre todo con América del Norte.

Les invito, si somos tan amables, de tomarnos la fotografía.

Y le doy la bienvenida también al senador Adolfo Gómez.

Por estar aquí con nosotros, gracias.

Texto y Foto: Cámara de Senadores