Mensaje de la senadora Ana Lilia Rivera, presidenta de la Mesa Directiva del Senado de la República, para manifestar el rechazo del Senado a la ley SB4 del gobierno de Texas, EU

Ciudad de México, 20 de marzo de 2024

Querido pueblo de México:

El Senado de la República manifiesta su rotundo rechazo ante la implementación inmediata por parte del gobierno del estado de Texas, Estados Unidos, de la Ley Senatorial 4, conocida como SB4.

Hoy, ante una sorpresiva decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos, de negarse a bloquear una ley que permite al estado de Texas discriminar y criminalizar a las personas migrantes; en México levantamos la voz para denunciar y condenar este tipo de acciones autoritarias, basadas en la ignorancia, el odio y la xenofobia.

Este hecho es aún más desconcertante, cuando la misma Casa Blanca emitió un comunicado donde expresa su descontento con esta orden, que considera dañina e inconstitucional; resaltando que sólo causará caos y confusión en la frontera sur.

A esta decisión, debemos recordar, la gravedad de estos asuntos, pues según datos de la Organización Internacional para las Migraciones, entre 2014 y 2023 han muerto o desaparecido 8 mil 400 migrantes de México, el Caribe, Centro y Sudamérica; intentando llegar a los Estados Unidos.

Además, Texas es un estado donde la comunidad latina representa el 40.2 por ciento de la población, en el que inmigrantes constituyen casi una cuarta parte de la fuerza laboral estatal. La contribución de los hispanos para Texas es fundamental para el ingreso interno bruto del estado; generan 465 mil millones de dólares.

La comunidad de origen mexicana, más de 10 millones de personas, que residen en Texas, contribuyen a diversos sectores de la economía texana, como mano de obra en la agricultura, la construcción, la manufactura y los servicios, y consumo de bienes y servicios, además.

También desempeña un papel importante en el comercio internacional. Las inversiones y las oportunidades de negocios entre Texas y México, mediante el emprendimiento y negocios; crean empleo, generan ingresos y promueven innovación empresarial en diversos sectores.

México debe continuar construyendo puentes que impulsen sostenidamente acuerdos entre los gobiernos de las distintas naciones involucradas en el problema migratorio.

Queremos que la diplomacia y la razón sean el eje de las políticas humanitarias. México ha demostrado que es posible ser una de las diez principales economías del mundo, la sexta en inversión directa de capital; siguiendo una política económica humanista, incrementando el salario mínimo por encima de la inflación, haciendo que los programas sociales sean universales, fomentando la regeneración sostenible de las economías locales y regionales y generando bienestar para todos y todas.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha reiterado la urgencia de atender las causas y elaborar programas en conjunto, con los países de origen de los migrantes, para generar empleo digno, seguridad social y bienestar colectivo. México debe continuar en este camino.

Por ello, el Senado de la república hace eco del derecho legítimo de la protección como prioridad del Estado mexicano para con nuestra comunidad en Estados Unidos y para establecer sus propias políticas de internación a su territorio.

Como mexicanas y mexicanos, abogamos por la colaboración bilateral para que el fenómeno migratorio sea abordado de manera segura, ordenada y legal; anteponiendo, ante todo, el respeto a los derechos humanos.

Muchas gracias.

Texto y Foto: Cámara de Senadores