Mensaje de la senadora Olga Sánchez Cordero, presidenta de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente, en la inauguración del cuarto foro “Diálogo sobre legislación y desarrollo de la apicultura. Región Centro-Golfo”

Ciudad de México, 19 de julio de 2022

Muchas gracias.

Les doy la más cordial bienvenida a nuestros invitados aquí presentes: a los académicos, investigadores, científicos de diversas instituciones, universidades, a los representantes de la sociedad civil, a los apicultores. En general, a todos nuestros invitados este día a este foro.

Saludo con especial gusto a la senadora Nancy Sánchez Arredondo, presidenta de la Comisión de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural.

Así también, como a mi queridísima amiga de décadas, Beatriz Paredes Rangel. Gracias, Beatriz, por haberme invitado a este foro. Integrante de la Comisión de Agricultura, también.

También saludo a los diversos senadores y senadoras aquí presentes. María Merced, muchas gracias. El medio ambiente que tú tienes a tu cargo en la comisión es importantísimo. Hoy, con esta escasez de agua y con tantas calamidades y cuestiones catastróficas que estamos viviendo en nuestro planeta.

También saludo a todos los senadores que están aquí presentes: Jorge Carlos, muchas gracias. Nabor; Ángel, Graciela. A nuestros queridos diputados, diputadas, también presentes. Gracias a los senadores.

Obviamente, también; incluso tenemos a un Rector de la Universidad Autónoma de Chapingo, al ingeniero, al doctor Montenegro, por aquí andaba conectado; está conectado.

Y, bueno, también tenemos, por cierto, a integrantes del cuerpo diplomático el día de hoy, que están aquí invitados. Muchas gracias. Los acaban de mencionar. Y, desde luego, a todas mis compañeras y compañeros legisladores.

Este es un espacio que, con vocación democrática, este Recinto de Xicoténcatl se ha fijado una encomienda que impacta a nuestro país en distintas formas: en mediano, corto, largo plazo.

Me refiero en este momento al objetivo colectivo de emitir un Dictamen, por eso estamos en este gran Recinto de nuestro Senado, estamos en este foro, para emitir un Dictamen que permita expedir la Ley Apícola, la mejor Ley posible para nuestro país.

El reto implícito está en vencer resistencias, que tiendan a retrasar una Ley que necesita el país. Estandarizar lo mejor posible los ordenamientos legales que existen en 21 entidades federativas, con miras a beneficiar a la apicultura en las 32 entidades federativas.

Contemplar la mayor cantidad de variables, de visiones, de intereses, sin hacer un documento inoperable o que entorpezca a la industria apícola.

Buscar el mejor equilibrio entre la producción, el mercado, el medio ambiente.

Propiciar la tecnologización de las cadenas productivas vinculadas a la miel.

Evitar el desplazamiento, la eliminación de las y los pequeños productores, y afrontar problemas urgentes como el robo y la destrucción de colmenas o el envenenamiento de las abejas.

Eludir la atención de alguno de estos problemas, puede tener consecuencias inesperadas que impactarían al país de diversos modos: desde la posibilidad de ahondar las desigualdades sociales, hasta acelerar una crisis medioambiental.

Consecuentemente y de manera respetuosa quiero dejar en este foro, de la manera más respetuosa, tres sugerencias a la Comisión Dictaminadora y a los trabajos del foro en general.

La primera, es que no pierdan de vista que en muchos casos la apicultura es una herramienta para eliminar la pobreza de muchas familias, como sucede en estados como Jalisco, Yucatán, Guerrero, Morelos, Michoacán, entre otros y en otras partes del país.

Consecuentemente, construir un complejo entramado burocrático puede generar mayores injusticias.

La segunda, es que es un hecho que diversas actividades productivas impactan negativamente en las abejas, generando un riesgo medioambiental, que ya ha sido alertado por Naciones Unidas, por cierto.

Esto debido a que las abejas, junto a otras seis especies animales, son elementos estratégicos para mantener la vida, ¡la vida!, en nuestro planeta.

Consecuentemente, generar un marco jurídico para su protección es estratégico, pero las posibilidades también de impactar negativamente en otras agroindustrias, sin que se justifique, es un riesgo real.

La tercera, es que la única certidumbre que tenemos es que la inacción hace tendencial el escenario catastrófico medioambiental.

Esto se pone en perspectiva cuando vemos que algunos fenómenos de origen antropogénico han llegado a propiciar la decadencia súbita de la población de las abejas.

Imagínense. Así sucedió en los Estados Unidos de América en 2006, con la pérdida del 50 por ciento de las abejas. Posteriormente en Europa, con la pérdida del 60 por ciento de las abejas. Y, en nuestro país, en 2015, con la pérdida del 30 por ciento de las abejas.

Quiero compartirles que mi hermano Víctor Sánchez Cordero, es biólogo, director del Instituto de Investigaciones Biológicas de la UNAM, y esta era una de sus mayores preocupaciones: la pérdida en nuestro país de un gran porcentaje, del 30 por ciento de las abejas, solamente en el 2015.

Amigas y amigos: mi familia ha producido miel por generaciones, porque somos, como nos llaman “huerteros”, en la zona citrícola de Monte Morelos, General Terán, Allende y Linares, por lo que, para nosotros, las abejas son indispensables para la polinización de nuestras huertas. Por eso, hemos producido miel por generaciones, precisamente por eso.

Y he podido observar, como ustedes, que, aunque la colmena siempre es la misma, la miel cambia de color conforme a las diversas estaciones del año.

En primavera, cuando es la polinización de los cítricos, la miel es de un amarillo intenso, precioso, pero amarillo, amarillo. Conforme va pasando el año, la miel se va coloreando de distintas formas.

Primero, una miel de amarillo obscuro, más obscuro y al final del año es completamente obscura, de un café sumamente obscuro, porque depende en mucho del alimento que tengan las abejas de los diferentes árboles.

Y por supuesto que para diciembre será un diferente tipo de árboles y que tendrán un alimento distinto. Así que variamos desde el amarillo claro, claro, claro intenso, hasta el café obscuro, muy obscuro, al final del año.

De verdad, les invito a que en esta jornada y el producto legislativo que se genere, aprovechen, también, estas tonalidades y las aportaciones de todas y todos que se han congregado en este espacio de reflexión y que ha dispuesto el Senado de la República, que es, sin duda, la Casa del Federalismo, y que es su Casa.

Muchas gracias.

Si nos podemos poner de pie, para inaugurar este foro de “Diálogo sobre legislación y desarrollo de la apicultura”.

Siendo las 11 horas con 6 minutos del martes 19 de julio del 2022, se da por inaugurado este foro.

Muchas gracias a todas y a todos.

Texto y Foto: Senado de la República