Mensaje de la senadora Olga Sánchez Cordero, presidenta de la Mesa Directiva del Senado de la República, al concluir el Foro: “Independencia y autonomía de las fiscalías locales”

Ciudad de México, 2 de agosto de 2022

Muchas gracias.

Antes de darles estos reconocimientos, quisiera yo decirles que, por supuesto, todas estas reformas, estamos nosotros, como Congreso y como Senado de la República, en la mejor disposición; en la mejor disposición de que nos hagan llegar estas observaciones.

Creo que las observaciones que nos acaba de puntualizar el señor fiscal del estado de Coahuila, de la Fiscal General, también, de la Ciudad de México; también de la fiscal Soto, son muy valiosas; son muy valiosas y creo que podemos avanzar en estas garantías institucionales, señor Fiscal, garantías institucionales -y lo subrayo- para fortalecer las fiscalías.

Creo que volvemos al tema de las competencias. Una cosa es la Policía Investigadora de las fiscalías, y otra muy distinta es la Policía de la Seguridad Pública.

Creo que aquí, también, en los temas de las competencias deben ser claramente definidas, porque no es lo mismo una policía como primer respondiente, como en sus temas de prevención en la comisión de los delitos, de todas sus funciones que están debidamente reguladas en la Constitución y las policías investigadoras de las fiscalías.

Creo que aquí hay que hacer una gran diferencia en competencias desde la Constitución, para que quede muy claro qué es una Policía Investigadora y qué es una Policía de Seguridad Pública.

Entonces, todos estos temas, la sugerencia muy oportuna del señor fiscal de Coahuila, en relación al presupuesto financiero y al presupuesto de la propia Fiscalía creo que es muy oportuna, y ojalá tengamos sus comentarios por escrito, señor Fiscal, para poder avanzar en esto que usted acaba de señalar.

Yo no estaría tan de acuerdo solamente en que las fiscalías tuvieran sus controles internos. Yo creo que debe haber, también, un control por parte de quien los ha designado, y ese control debe ser por parte de los congresos estatales también.

La rendición de cuentas es importantísima y, desde luego, más importante aún cuando se trata de la procuración de justicia.

Entonces, yo creo que, nosotros estamos proponiendo que sean los congresos locales los que tengan también, o ante los que se tenga también que rendir cuentas y transparentar las acciones de las mismas fiscalías.

Estamos proponiendo, también, que sean como en la Ciudad de México. Este es un tema que, en la Ciudad de México ya lo tiene en su Constitución, de cuatro años el nombramiento de los fiscales, con posibilidad de una, digamos, nueva designación o ratificación, en su caso; ratificación sería el término adecuado, de otros cuatro años.

Y, obviamente, la evaluación por parte de los congresos locales de la actividad y de la eficiencia o no, eficacia o no de los congresos locales y de sus actividades y de su función.

Así que tenemos un camino muy largo todavía; muy largo todavía. Pero, desde luego, estamos empeñados en que podamos llevar a cabo estas reformas constitucionales, tanto al 21 constitucional, como al 116 constitucional y al 122 de la Constitución, en materia de la Ciudad de México.

Así que muchas gracias a todas, a todos ustedes.

De verdad, vamos a caminar conjuntamente con las fiscalías, con la Comisión Nacional de Búsqueda en sus observaciones, por supuesto, y con todas aquellas instituciones del Estado Mexicano que tengan obviamente qué aportar.

Por ejemplo, la fiscal Godoy señalaba muy puntualmente los Institutos de las Mujeres, locales, porque también tienen mucho que aportar en materia de la violencia en contra de las mujeres en los diversos estados. Y así sucesivamente.

Creo que hay instituciones del Estado Mexicano, tanto a nivel federal como a nivel local, que hay que escuchar y hay que trabajar conjuntamente para lograr realmente una Reforma que sea benéfica, sobre todo para el destinatario final, y el destinatario final es, precisamente, las y los ciudadanos de este país.

Muchas gracias.

Texto y Foto: Senado de la República