MENSAJE DEL COMISIONADO NACIONAL DE SEGURIDAD, RENATO SALES HEREDIA, AL PRESENTAR EL PROGRAMA ACCIONES PARA LA PROFESIONALIZACIÓN Y EL DESARROLLO POLICIAL

Benito Juárez, QR., 27 de marzo 2018

Muy buenos días tengan todas y todos ustedes:

Con su permiso señor Secretario de Gobernación, Dr. Jesús Alfonso Navarrete Prida.

Contador Carlos Manuel Joaquín González, Gobernador Constitucional del Estado de Quintana Roo.

Maestro Enrique de la Madrid Cordero, Secretario de Turismo.

Licenciado Florentino Castro López, Director General de ISSSTE.

Maestro Manelich Castilla Craviotto, Comisionado General de la Policía Federal.

Maestro Álvaro Vizcaíno Zamora, Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Licenciado German Uribe Corona, Presidente del Órgano Constructivo del Centro Nacional de Certificación y Acreditación.  

Diputado Jesús Cetina Tejero.

Magistrado Antonio León Ruíz.

Licenciado Francisco Xavier López Mena.

Licenciado Remberto Estrada Barba.

Rodolfo del Ángel Campos, Secretario de Seguridad Pública de Quintana Roo.

Comisario Juan Manuel Ayala Guarro, Coordinador Estatal de la Policía Federal.

Licenciada en Seguridad Pública, Lisbeth Hortensia Hernández López, Policía Primero Procesal.

Compañeras y compañeros, Jefes de División, Policías Federales, servidores públicos de los tres órdenes de gobierno que hoy nos acompañan Doctor Tejada Figueroa  Velásquez.

El evento que hoy nos reúne, el evento que nos convoca esta mañana implica dos dimensiones del respaldo institucional que le debemos al personal de seguridad de los tres órdenes de gobierno.

Por un lado, la certificación del personal que integra a las instituciones de seguridad, que garantiza que se cumpla con el perfil, los conocimientos, la experiencia, las habilidades y las aptitudes necesarias para el desempeño de sus funciones.

Por otro lado, las prestaciones debidas para asegurar a nuestros elementos y a sus familias condiciones dignas de vida.

Ambas dimensiones corren aparejadas con lo que conocemos como desarrollo policial.

Así, este día, la Secretaría de Gobernación hace entrega de certificados únicos policiales y constancias de capacitación; y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, el ISSSTE, entrega créditos de vivienda, escrituras y préstamos personales.

Merece nuestro especial reconocimiento nuestro agradecimiento el ISSSTE, que ha sido aliado en esta tarea de dignificación y reconocimiento a nuestros compañeros.

Hemos dicho, en anteriores ocasiones que una corporación tan fuerte como las mujeres y los hombres que la conforman.

Ésta es la motivación que está detrás del concepto de desarrollo policial: contar con policías respetados, contar con policías respetables, para tener instituciones de seguridad, sólidas, eficaces, eficientes, para enfrentar los desafíos que nos genera la actualidad.

Y aquí el mensaje es y debe ser muy claro: debemos cuidar y proteger a nuestros policías, si esperamos que nuestros policías nos cuiden y protejan.

Debemos cuidar a quienes nos cuidan, debemos reconocer el trabajo de nuestros policías.

Señor Secretario Navarrete Prida, Señor Gobernador, compañeras y compañeros policías:

El policía es un servidor público, al que mucho le exigimos; al que mucho le pedimos, le pedimos que nos demuestre que es digno de confianza; le requerimos que acredite que tiene las habilidades y aptitudes para desempeñarse óptimamente, les hacemos exámenes recurrentemente, le pedimos que trabaje en jornadas extenuantes, le pedimos que siempre vigile.

De ahí la importancia de ofrecerle herramientas, condiciones y medios necesarios para el desarrollo óptimo de su labor.

De ahí la importancia que se trabaje de la mano de la sociedad civil, también en las mesas de seguridad y justicia aquí en Cancún, en Isla Mujeres, debemos seguir construyendo policías sólidas, confiables y eficientes, al hacerlo edificamos para la democracia, para que los ciudadanos ejerzan  plenamente sus derechos y libertades, que eso es la seguridad, el espacio en el que desempeñamos, en que desplegamos nuestros derechos, nuestras libertades, seguiremos cultivando la vocación de servir  a nuestro país con la convicción de que los ciudadanos son la razón de ser del Estado Mexicano, son el eje, el centro, la razón de nuestro Estado.

Es la única ruta para construir al “México en Paz” que todos anhelamos.

—o0o—

Benito Juárez, QR., 27 de marzo 2018.

 

MENSAJE DEL SECRETARIO EJECUTIVO DEL SISTEMA NACIONAL DE SEGURIDAD PÚBLICA, ÁLVARO VIZCAÍNO ZAMORA, AL PRESENTAR EL PROGRAMA ACCIONES PARA LA PROFESIONALIZACIÓN Y EL DESARROLLO POLICIAL.

Doctor Alfonso Navarrete Prida, Secretario de Gobernación.

Contador Público Carlos Joaquín González, Gobernador Constitucional de Quintana Roo.

Maestro Enrique de la Madrid Cordero, Secretario de Turismo.

Licenciado Renato Sales Heredia, Comisionado Nacional de Seguridad.

Maestro Manelich Castilla Craviotto, Comisionado General de la Policía Federal.

Licenciado Florentino Castro López, Director General del ISSSTE.

Licenciado Remberto Estrada Barba, presidente municipal de Benito

Juárez, Quintana Roo.

Compañeros servidores públicos de la federación, de las entidades federativas y de los municipios, representantes de la sociedad civil y del sector empresarial, representantes de los medios de comunicación, a todos los distinguidos asistentes que hoy nos acompañan, muy buenos días.

Con su permiso, señor Secretario de Gobernación y distinguidos miembros del presídium.

En el marco de este evento en materia de “Acciones para la profesionalización y el desarrollo policial”, el día de hoy inicia, a nivel nacional, el proceso de registro y emisión del Certificado Único Policial para policías municipales, estatales y federales y para custodios del sistema penitenciario.

¿Qué es el Certificado Único Policial? Es un documento, una clave alfanumérica que acredita al personal de las instituciones de seguridad pública.

Por una parte, el Certificado Único Policial permite reconocer que los policías y custodios son confiables y que pueden desarrollar su trabajo profesionalmente, pues para obtenerlo deben acreditar, primero, que cuentan con un resultado aprobado y vigente en materia de control de confianza. Segundo, que saben hacer lo que tienen que saber hacer.

Esto es, que conocen las competencias policiales básicas y están capacitados en ellas, por ejemplo en conducción de vehículos policiales, entrevista policial, radiocomunicación, vigilancia, patrullaje y en actuar como primeros respondientes, todo en un marco de absoluto respeto a los derechos humanos. Tercero, que su desempeño, de acuerdo a las diferentes funciones que realizan, fue evaluado satisfactoriamente y cuarto, que tienen formación inicial o equivalente en una academia o instituto de formación policial.

Por otra parte, el Certificado Único Policial es un instrumento que permite brindar a la sociedad la confianza de que su policía está preparada para actuar con profesionalismo y honradez, para proteger y servir a la comunidad.

El Certificado Único Policial es una herramienta que, para su desarrollo ha requerido del trabajo interinstitucional de los tres órdenes de gobierno y de la sociedad civil y que hoy logra materializarse, bajo la coordinación y el liderazgo del Secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida.

El Certificado Único Policial debe convertirse en una aspiración para todo policía.

Quienes lo obtengan, deberán sentirse orgullosos y reconocidos por la sociedad y también por sus familias. Nuestra aspiración es que cuando el hijo de un policía vea que su padre o madre tiene un certificado que acredita que es un servidor público profesional de la seguridad, sueñe también con ser un policía.

No omito mencionar que el Certificado Único Policial es además, la evolución del concepto tradicional de certificación que se encuentra en el artículo 21 constitucional, anteriormente entendido solo como la certificación en control de confianza y que ahora, en términos de la Ley General, es una certificación integral de conocimientos, capacidades, actitudes y aptitudes para el servicio policial o de custodia penitenciaria.

En el proceso de definir cada requisito del Certificado Único Policial, de construir los lineamientos de operación y de hacer posible el registro y emisión a nivel nacional, fue fundamental la participación activa y constructiva de la sociedad civil y de la academia, además de las aportaciones que hicieran los institutos de formación policial de las cinco regiones del país, los integrantes de los 38 Centros de Evaluación de Control de Confianza federales y estatales e instituciones como la Procuraduría General de la República y la Comisión Nacional de Seguridad por conducto de la Policía Federal, de Plataforma México y del Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social.

También, reconocemos y agradecemos la participación de los integrantes de las cuatro Conferencias Nacionales que forman parte del Sistema Nacional: la de Procuración de Justicia, la de Secretarios de Seguridad Pública, la del Sistema Penitenciario y la de Seguridad Pública Municipal.

El Certificado Único Policial es una responsabilidad compartida con todas las instituciones de seguridad pública, pues implica la planeación y racionalización de recursos humanos, financieros y materiales para lograr que todos los elementos puedan profesionalizarse y certificarse.

Para ello, también fueron capacitados quienes forman parte del proceso de registro y emisión del Certificado Único Policial.

Sir Robert Peel, quien fuera Primer Ministro del Reino Unido y creador de la Policía Metropolitana de Londres, la famosa “Scotland Yard”, sostenía que uno de los principios de las policías consiste en que la figura de la autoridad efectiva se debe basar en el paradigma de la confianza y la responsabilidad.

Los policías también son ciudadanos que cumplen con una de las funciones más importantes en aras del bienestar y la coexistencia de la comunidad y que merecen ser reconocidos como ciudadanos policías por su trabajo y desempeño.

México necesita más y mejores policías. Hoy, en las filas de las corporaciones policiales del país hay muchos policías héroes, muchas veces anónimos.

Necesitamos más, públicamente reconocidos, policías honestos y preparados que contribuyan a que la confianza de los mexicanos en sus policías aumente día a día.

Nuestro país necesita más policías respetados y respetables, como señalará ya el Comisionado Nacional de Seguridad, reconocidos y valorados.

El Certificado Único Policial es una pieza fundamental en el proceso de fortalecimiento institucional que ha mandatado el Consejo Nacional de Seguridad Pública bajo el Modelo Óptimo de la Función Policial, cuyos estándares mínimos y diagnósticos se han hecho públicos y en los que trabajan el Gabinete de Seguridad del Gobierno de la República, los gobernadores y gobernadora y el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

El Gobierno de la República trabaja para dignificar a las policías en un ejercicio de coordinación con todas las instancias responsables. Este evento es un ejemplo más de cómo la administración del Presidente Enrique Peña Nieto ha logrado, con la suma de esfuerzos, abonar a la dignificación policial como un hecho tangible para cuidar a quienes nos cuidan.

Muchas gracias.