MENSAJE DEL SECRETARIO DE GOBERNACIÓN, ALFONSO NAVARRETE PRIDA, Y EL CONSEJERO PRESIDENTE DEL INSTITUTO NACIONAL ELECTORAL, LORENZO CÓRDOVA VIANELLO

Ciudad de México, 4 de abril de 2018

Secretario Alfonso Navarrete Prida: Muy buenos días tengan todas y todos ustedes compañeros de medios.

Y da mucho gusto recibir en esta casa al doctor Lorenzo Córdova Vianello, Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral.

Al General Brigadier Enrique García Jaramillo, Subjefe de Seguridad de nuestro Estado Mayor Presidencial.

Al maestro Renato Sales Heredia, Comisionado Nacional de Seguridad.

Y a los funcionarios de la Secretaría de Gobernación que nos acompañan, al subsecretario Felipe Solís Acero, al licenciado Luis Olguín Arellano, al maestro Omar Rodríguez, y desde luego al Secretario Ejecutivo del Instituto Nacional Electoral.

Tuvimos una reunión donde se presentó un protocolo que tiene ya tiempo de elaborado de parte del Estado Mayor Presidencial, para el tema de la seguridad en las campañas.

El marco jurídico que tiene nuestro país sobre este particular, es el siguiente:

Las responsabilidades en materia de seguridad pública que consagra nuestra Constitución en diversos artículos, fundamentalmente el 21, esas las tiene el Estado mexicano y los distintos niveles de gobierno, y son una obligación que seguiremos ejerciendo y tenemos que ejercer con eficacia a favor de la ciudadanía.

En el caso particular de un proceso electoral, la ley da facultad expresa al Presidente del Instituto Nacional Electoral, no al Consejo, al Presidente del Instituto Nacional Electoral, para que sea él, el que solicite, si así lo piden, ya sean candidatos y en particular candidatos a la Presidencia de la República, sobre su seguridad en el proceso electoral.

¿Cuándo debe ocurrir esta solicitud? Cuando ya hay candidatos que tienen ese estatus jurídico por ley, y que de acuerdo a los estatutos de cada partido político y sus lineamientos, han sido registrados.

¿Qué se hizo el día de hoy? Presentar el protocolo que tendría Estado Mayor Presidencial para candidatos a la Presidencia de la República, y que el Presidente del INE pueda tener como una herramienta útil a la mano, para si es el caso y así lo solicitan los candidatos a la Presidencia de la República o sus partidos, solicitarlo a las autoridades correspondientes, en este caso Estado Mayor Presidencial, y a la Policía Federal que iría como solidaria y subsidiaria en aquellas áreas que no corresponderían a Estado Mayor Presidencial y proporcionar este invaluable servicio que se tiene que brindar en un año electoral en México.

Y a los demás candidatos, como señala este artículo, el 244 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, lo hará la Policía Federal y las autoridades civiles, en el marco del mismo protocolo que nos ha presentado Estado Mayor Presidencial.

Esto es lo que aquí fue presentado el día de hoy, y quiero dejar algunas definiciones muy claras de este marco de actuación.

La primera es, que sí es una responsabilidad del gobierno mexicano en sus distintos niveles de gobierno el tema de la seguridad pública, que ese es un tema no claudicable, no negociable, no allanable, que lo asumimos con toda responsabilidad, y lo dejo claro para dejar muy bien establecido, que no se trata de trasladarle al Instituto Nacional Electoral una responsabilidad que constitucionalmente nos obliga a los niveles de gobierno a hacerla y hacerla cumplir y valer, hacerla valer muy bien.

Que se trata, al contrario, de reconocerle al Instituto Nacional Electoral su papel constitucional que juega en nuestra democracia, que es fundamental, y que fortalecerlo en su calidad de árbitro electoral, y en particular, al Presidente del Instituto Nacional Electoral al que la ley le ha dado una facultad que se vuelve obligación importantísima, que se sienta respaldado, que se sienta apoyado, que se sienta que puede cumplir con esta función, que es responsabilidad del gobierno mexicano, y que él tiene esa facultad para podernos convocar y decir, evaluar e incluso solicitar información rápida y expedita que nos comprometemos hacer en el momento que él la requiera.

Segunda, que en este proceso electoral estamos dispuestos a dar las mayores medidas de protección que así lo soliciten quien lo requiera o sienta necesidad de requerirlo en las mejores condiciones posibles.

Y tercero, última definición, que está abierto el Gobierno de la República, para, en este marco de facultades que tiene, uno, no entrometerse en el proceso electoral, no participar en lo que tiene que ver con las campañas, no es su función, ni la vocación, ni la convicción del Gobierno de la República.

Y al contrario, en lo que sí es una responsabilidad, darle el apoyo al árbitro electoral y a su presidente, que es nuestra obligación.

Eso es lo que se hizo aquí el día de hoy, y si no tuviera inconveniente, el señor Presidente del Instituto Nacional Electoral, dirigirnos un mensaje, unas palabras, estamos a sus órdenes.