México se adelantó a los efectos de un escenario global adverso, con apoyos directos a productores de pequeña escala

Ciudad de México, 7 de julio de 2024

Al dictar una conferencia magistral a alumnos de la maestría en Seguridad Nacional del Colegio de Defensa Nacional, el secretario Víctor Villalobos Arámbula afirmó que su gestión concluirá con buenas cuentas y con paz social en el campo mexicano.

Sostuvo que con el impulso a la economía rural y la actividad productiva el país no registró crisis alimentaria ni desabasto, aun en periodos críticos como la pandemia.

Con los programas prioritarios se redujo la pobreza en las comunidades rurales y se incrementó la producción de alimentos, subrayó.

México se adelantó a los efectos de un escenario global adverso, al dar prioridad a la entrega de apoyos directos y oportunos a productores de pequeña escala para beneficiar a la economía rural y alentar la actividad productiva, afirmó el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula.

Al dictar la conferencia magistral “La política para el aprovechamiento del campo y de los mares del Estado mexicano” a alumnos de la maestría en Seguridad Nacional del Colegio de Defensa Nacional, Villalobos Arámbula aseguró que su gestión concluirá con buenas cuentas porque hay paz social, por primera vez en el campo.

El país no registró crisis alimentaria, desabasto ni descontrol inflacionario, aun en periodos críticos como la pandemia, el conflicto bélico en Europa del Este, el alza en los precios de insumos, el brote de plagas y enfermedades y los efectos del cambio climático, apuntó.

Los buenos resultados son parte de la distribución gratuita, directa y oportuna de los programas prioritarios Precios de Garantía, a 39 mil 785 beneficiarios; Bienpesca, 191 mil 592 beneficiarios; Fertilizantes para el Bienestar, más de un millón 796 mil beneficiarios, y Producción para el Bienestar, más de dos millones de beneficiarios, que en conjunto representaron una inversión de 39 mil 388 millones de pesos sólo en 2023 para otorgar más de cuatro millones de apoyos, de manera directa y sin intermediarios, a productores de pequeña y mediana escala, destacó.

El número de apoyos representó 1.7 millones más en comparación con el año anterior y con los programas prioritarios se redujo la pobreza en las comunidades rurales y se incrementó la producción y disponibilidad de alimentos, detalló Villalobos Arámbula.

Entre 2018 y 2023, la producción agroalimentaria aumentó de 261.5 millones de toneladas a 299 millones de toneladas. Sólo el último año tuvo un valor económico de un billón 545 mil 752 millones de pesos, lo que significó 1.6 por ciento más con respecto a 2022, expuso.

Asimismo, el titular de Agricultura refirió que 10.3 millones de mexicanos dejaron de tener algún grado de inseguridad alimentaria, de acuerdo con cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

En tanto, la población en seguridad alimentaria pasó de 74 millones 863 mil 800 a 85 millones 185 mil 800 personas, entre 2018 y 2022, abundó.

Sostuvo que en el mismo periodo la población con carencia por acceso a la alimentación nutritiva y de calidad pasó de 27.5 millones a 23.4 millones, 4.1 millones de personas menos en esta condición, y en 2022 también salieron de la pobreza 1.9 millones de personas de localidades rurales.

Villalobos Arámbula dijo que esta ardua labor ha representado un trabajo conjunto entre Agricultura —a través de bienes públicos y servicios enfocados a la sanidad, investigación y desarrollo de información y estadística—, sector empresarial y productores.

Texto y Foto: Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural