Morena justifica el incremento en impuestos

La fracción de Morena en la Cámara de Diputados afirma que se recaudarán poco más de 62 mil millones de pesos

México. Bajo el argumento de cuidar la salud de los mexicanos, Morena en la Cámara de Diputados justificó ayer la necesidad de incrementar los impuestos al consumo de tabaco, bebidas alcohólicas y azucaradas, así como alimentos con bajo aporte nutricional, mejor conocidos como alimentos chatarra, con lo que esperan recaudar más de 62 mil millones de pesos, que costeen los gastos del sistema de salud nacional.

La secretaria de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados y legisladora por Morena, Laura Imelda Pérez Segura recordó que 7 de cada 10 mexicanos sufren sobrepeso u obesidad, y que las enfermedades crónicas causadas por el consumo de estos productos nocivos para la salud representan el 68 por ciento de las muertes a nivel mundial, por lo que aseguró que es necesario hacer un esfuerzo extra para cambiar los hábitos de consumo.

Con anterioridad, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública y diputado también por Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar había expuesto la necesidad de gravar estos productos con el mismo propósito, y explicó que “la medida es para inyectar recursos al sistema de salud con actitud preventiva”.

La propuesta, de acuerdo con la legisladora morenista, generaría 62 mil 110 millones de pesos adicionales al erario, que se destinarían para garantizar a los mexicanos el acceso a salud de calidad.

Al asegurar que es alarmante que prácticamente un 50 por ciento de las personas que consumen alcohol sean jóvenes y niños que no pasan los 19 años de edad, reiteró que es necesaria la actualización de los impuestos. “Es una medida prudente y va acorde al contexto social que vive el país”, dijo.

Expuso, además, que se requiere combatir la creciente presencia de enfermedades crónicas y mejorar el sector salud.

Asimismo, consideró que quien pudiera estar en contra de las medidas inhibitorias “se estaría pronunciando en realidad a favor de las empresas y en contra de la salud, puesto que defiende la accesibilidad a productos dañinos, que incluso dos de ellos son considerados drogas”, agregó.

Advirtió que desde su fracción parlamentaria van “a trabajar para que la propuesta de aumentar moderadamente el impuesto a bebidas azucaradas, alimentos no esenciales altos en densidad energética, tabaco y alcohol, sea tomada en cuenta en la próxima Ley de Ingresos que estaremos revisando para su aprobación”.

Foto: Cortesía

Texto: Rafael Ramírez | El Sol de México