Necesario fortalecer la protección y el cumplimiento de los derechos de los pueblos originarios: Cora Cecilia Pinedo

Ciudad de México, 14 de enero de 2022

El reconocimiento desde el Poder Legislativo de la larga historia socio-cultural, política y económica, así como el amplio mosaico de razas, lenguas, religiones e ideologías de África debe ser desde la protección de los derechos humanos de los pueblos originarios y afromexicanos, aseguró la senadora Cora Cecilia Pinedo Alonso.

Al inaugurar el Parlamento de Paz Sostenible ante los Pueblos Originarios México-África, la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico-África señaló que México y el continente africano van en la ruta correcta en el cumplimiento de la Agenda 2030 en materia de paz y seguridad como condiciones previas para lograr el desarrollo sostenible. 

Además, destacó el avance que ha tenido África en términos de estabilidad política, gobernabilidad y transparencia; aunado al progreso de la construcción de la Agenda Continental para 2063, y la búsqueda de la participación de la mujer en la vida política.

“Bajo este contexto, es posible observar que tenemos mucho más en común de lo que creemos y no podemos pasarlo desapercibido”, resaltó.

Por ello, Cora Pinedo se pronunció por continuar trabajando arduamente desde las esferas política y pública a favor del fortalecimiento de las instituciones democráticas, la promoción del estado de derecho y la protección de los derechos humanos; con especial énfasis en la participación de las mujeres, los jóvenes y los pueblos indígenas.

Enfatizó que desde el Senado mexicano, durante los últimos tres años se ha avanzado en el reconocimiento a los pueblos originarios y afromexicanos como sujetos de derecho público, a través de la aprobación de diversas adiciones, reformas y creación de leyes en la materia, como la Ley del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas para garantizar el ejercicio y la protección de los derechos de las comunidades originarias establecidos en nuestra Constitución y en tratados internacionales.

De igual manera, la adición del apartado C al artículo 2° de nuestra Constitución con el objetivo de saldar la deuda histórica con las personas afromexicanas y cumplir con los mandatos internacionales, reconociéndolos como una de las tres raíces culturales, sociales e históricas de México.

“Sin duda, aún queda un amplio camino por recorrer, pero estas acciones son fundamentos para robustecer el respeto a la diversidad cultural de los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas, así como promover su inclusión en las esferas política, económica, social, cultural o en cualquier otra de la vida pública del país; además de la defensa de estos pueblos en la acción climática a nivel nacional e internacional”, aseveró.

Finalmente, la senadora Cora Cecilia Pinedo confió en que los trabajos de este parlamento permitan definir las rutas para fortalecer la protección y el cumplimiento de los derechos, el bienestar y la dignidad de los pueblos indígenas de México y el continente africano para de esta manera mejorar las contribuciones al desarrollo sostenible.


Ciudad de México, 14 de enero de 2022

Discurso de la senadora Cora Cecilia Pinedo, del Grupo Parlamentario del PT, en la inauguración del Parlamento de Paz Sostenible ante los Pueblos Originarios México-África

Sen. Cora Cecilia Pinedo Alonso (CCPA): Muchas gracias. Bienvenidos sean todos, muy buenas tardes.

Estimado Senador Ángel García Yáñez, Presidente de la Comisión de Reforma Agraria del Senado de la República; lo saludo con aprecio y agradezco su invaluable iniciativa a fin de que la Comisión de Relaciones de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico-África impulsara la organización de este parlamento.

Distinguida Doctora Delois Blakely, Queen Mother, Embajadora de Buena Voluntad de la ONU; es un placer que nos acompañe esta tarde en este recinto legislativo. Nos sentimos muy horados de tenerla aquí esta tarde. Bienvenida.

Lic. Mariano Gutiérrez Oliver, Presidente de la Federación de Líderes por las Naciones; funcionarios del estado de Morelos, académicos, estudiantes y representantes de la sociedad civil: agradecemos la presencia de cada uno de ustedes en este destacado evento.

África tiene una larga historia socio-cultural, política y económica, con un amplio mosaico de razas, lenguas, religiones e ideologías. Esta riqueza se refleja en su amplia población, sus vastos recursos naturales como lo son tierras cultivables, petróleo, gas y minerales, así como sus mercados potenciales cada vez más atractivos para el comercio y la inversión.

De igual manera, dicho continente se encuentra marchando hacia una creciente estabilidad política en términos de gobernabilidad y transparencia; aunado al progreso de la construcción de la Agenda continental para 2063, y la búsqueda de la participación de la mujer en la vida política de África.

Bajo este contexto, es posible observar que México y el continente africano tenemos mucho más en común de lo que creemos, y nuestra nación no puede pasarlo desapercibido.

Ejemplo de esto, son los esfuerzos que realizamos para el cumplimiento de la Agenda 2030, con la que reconocemos a la paz y la seguridad como condiciones previas para lograr el desarrollo sostenible, con base en las personas, el planeta, la prosperidad y las asociaciones.

Por ello es vital continuar trabajando arduamente desde las esferas política y pública a favor del fortalecimiento de las instituciones democráticas, la promoción del estado de derecho y la protección de los derechos humanos; con especial énfasis en la participación de las mujeres, los jóvenes y los pueblos indígenas.

Desde el Senado mexicano, durante los últimos tres años hemos avanzado en dichos trabajos, dentro de los que destaca el reconocimiento a los pueblos originarios y afromexicanos como sujetos de derecho público, a través de la aprobación de diversas adiciones, reformas y creación de leyes en la materia, como la:

•          Ley del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas para garantizar el ejercicio y la protección de los derechos de las comunidades originarias establecidos en nuestra Constitución y en tratados internacionales; o

•          La adición del apartado C al artículo 2° de nuestra constitución con el objetivo de saldar la deuda histórica con las personas afro mexicanas y cumplir con los mandatos internacionales, reconociéndolos como una de las tres raíces culturales, sociales e históricas de México.

Asimismo, tal y como lo ha señalado nuestro país en la Organización de las Naciones Unidas, México continuará impulsando los estándares más altos de protección de los derechos de los pueblos indígenas y afrodescendientes; y asegurar ante la emergencia sanitaria que vivimos por COVID-19, el acceso sin discriminación alguna a los servicios de salud.

Sin duda, aún queda un amplio camino por recorrer, pero estas acciones son fundamentos para robustecer el respeto a la diversidad cultural de los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas, así como promover su inclusión en las esferas política, económica, social, cultural o en cualquier otra de la vida pública del país; además de la defensa de estos pueblos en la acción climática a nivel nacional e internacional.

Estimadas y estimados todos:

Confío que el diálogo desarrollado esta tarde, nos permita una profunda reflexión sobre el reconocimiento, la protección y el cumplimiento de los derechos, el bienestar y la dignidad de los pueblos indígenas de México y el continente africano, y cómo se puede mejorar sus contribuciones al desarrollo sostenible.

Nuevamente reitero una cálida bienvenida a la Doctora Delois Blakely, así como a todas y todos los presentes. 

Muchas gracias.

Texto y Foto: Grupo Parlamentario del PT en el Senado de la República