Necesario, seguir impulsado reformas sobre paridad de género

Ciudad de México, 21 de julio de 2021

La llegada de mujeres a los Congresos ha sido muy importante en los últimos años: diputada Tagle Martínez

Analizan el tema de “Es Tiempo de Mujeres”

En la Mesa 4 “Es Tiempo de Mujeres”, del Seminario “El Congreso que México necesita. Una reforma urgente”, diputadas, representantes del TEPJF y del INE, así como especialistas, analizaron el tema de la paridad de género y los espacios de toma de decisiones que ocupan las mujeres.

La diputada Martha Tagle Martínez (MC) comentó que en las mesas del seminario ha habido participaciones muy relevantes e importantes sobre los cambios que requiere el Congreso, con énfasis en lo que se necesita para hacer que éste retome el papel que le corresponde como representación política de la ciudadanía, sobre todo de contrapeso y para la democracia del país.

Manifestó que la llegada de mujeres a espacios de toma de decisiones, de manera particular en los congresos, ha sido muy importante en los últimos años hasta este momento en el que nos encontramos en la Legislatura de la Paridad. “Sin embargo, la paridad ha sido numérica, es decir, hemos llegado prácticamente a la mitad de los curules en el Congreso y hoy tenemos varios congresos locales que tendrán más mujeres diputadas que hombres”.

“Me siento muy honrada de la mesa que nos acompaña, porque uno de los temas fundamentales de los que nadie puede dejar de dar cuenta que ha cambiado la configuración del Congreso, tiene que ver con la paridad”.

Intervención de ponentes

Janine Madeline Otálora Malassis, magistrada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), señaló que por segunda ocasión se tendrá un Congreso de la Unión casi paritario. “Desde que tenemos el derecho al voto en México, el 98 por ciento de los gobernadores electos han sido varones, solo el dos por ciento han sido mujeres en las gubernaturas y además pasando periodos  sumamente largo entre una y otra gobernadora”. 

Dijo que como integrante en el ámbito jurisdiccional, la agenda de género y de paridad son justamente una materia con un impacto jurídico y no solo en el bienestar de las mujeres sino en toda la ciudadanía, ya que están íntimamente relacionadas a la cultura de la igualdad y el respeto a la dignidad humana.

Carla Astrid Humphrey Jordan, consejera del Instituto Nacional Electoral (INE), indicó que en este proceso electoral una novedad fue la aprobación de la reforma de paridad total. Agregó que hoy hay 6 mujeres electas gobernadoras, más la jefa de gobierno de la Ciudad de México. “Nunca hemos visto 7 mujeres titulares de poderes ejecutivos de las entidades federativas al mismo tiempo gobernando; es un avance importante”.

Mencionó que la reforma en materia de violencia política también aplica e incide para las mujeres que están ejerciendo cargos públicos; no solo las autoridades electorales sino todas las autoridades en este país están obligadas a combatir la violencia política en razón de género y también hay que detonar estas vías para que otras soberanías actúen en este tema.

En su participación, Amalia García Medina, diputada federal electa para la LXV legislatura, expresó que al hablar de que es tiempo de las mujeres la pregunta es “para qué queremos paridad, para qué queremos estar donde se decide, en el Legislativo, y qué cambios traerían en la vida de las mujeres”.

Añadió que sus decisiones deben tener una perspectiva de género, para que cada acción, cada iniciativa y presupuesto ponga en el centro la construcción de condiciones para la igualdad sustantiva.

Planteó crear alianzas entre mujeres que se encuentran en ámbitos de decisión, la academia, la sociedad, en los distintos poderes, para avanzar en asuntos fundamentales. “Cuando armamos una agenda y encontramos el punto en el que podemos coincidir hemos avanzado”.

Flor Dessiré León Hernández, presidenta del Instituto de la Mujer del Estado de Morelos, afirmó que el Congreso “que merecemos las ciudadanas debe ir de la mano con la calidad de los trabajos legislativos, desarrollo institucional y organización, y esos tres elementos es muy importante aterrizarlos en comisiones de igualdad de género”.

Agregó que, en el caso de las legislaturas que empezarán en septiembre, la agenda de las mujeres indígenas debe estar presente, ser tomada en cuenta y hacerla una realidad. Se pronunció por presupuestos que pongan los ojos en políticas de prevención y alertas de violencia de género. “No puede ser un tema sólo de los institutos de las mujeres, debe ser una respuesta de Estado y en esa respuesta de Estado los congresos son fundamentales”.

A su vez, Flavia Freidenberg coordinadora del Observatorio de Reformas en América Latina del Instituto de Investigaciones Jurídicas, de la UNAM, y de la Organización de Estados Americanos, dijo que es urgente “una agenda de mínimos que nos ayude a todas a avanzar” y permitan acordar, sobre todo en los estados, la representación sustantiva.

Pidió que en cada congreso haya unidades de igualdad, “para tener mayor data e información y poder articular e identificar las iniciativas en las que tenemos que apoyar técnicamente a las legisladoras en los estados para mejorar esa legislación”.

Texto y Foto: Cámara de Diputados