Notre Dame después del siniestro

Se evitó el desastre completo en Notre Dame

París.- El martes comenzó en París con la imagen de la catedral de Notre Dame mutilada por un voraz incendio. Fragmentos de vitrales medievales de valor incalculable y un enorme agujero en el techo, donde se derrumbó la aguja.

Era como si hubiera habido un bombardeo, sostiene Philippe Marsset, vicario general de Notre Dame, uno de los primeros en entrar en la catedral gótica cuyos arcos esculpidos estaban ennegrecidos por el humo, la noche del lunes, después de que el fuego fuera controlado.

Marsset describe como un infierno el momento en que se declaró el siniestro en el tejado de la catedral, poco después de que terminara la misa del lunes por la noche (19 horas, tiempo local). Los funcionarios de la iglesia corrieron para intentar salvar las pinturas y otros tesoros culturales, antes de ser desalojados por los bomberos.

El incendio, que duró más de 12 horas, dejó a salvo los campanarios medievales gemelos y los esfuerzos frenéticos de rescate evitaron daños graves a los tesoros más preciados del monumento, como la corona de espinas que supuestamente portó Jesús, informaron el martes las autoridades.

También sobrevivió el famoso órgano de la catedral católica del siglo XVIII, que cuenta con más de 8 mil tubos, después de que se puso en marcha rápidamente un plan para salvaguardar las obras maestras y las reliquias tras el inicio del fuego. Asimismo se salvaron las estatuas que se retiraron del techo hace apenas unos días para su restauración.

En México, las autoridades eclesiásticas aseguraron que recibieron información de que tras el incendio, la imagen de la Virgen de Guadalupe que se encontraba en la catedral está intacta.

De acuerdo con declaraciones a Imagen Radio del sacerdote José de Jesús Aguilar, subdirector de Radio y Televisión del Arzobispado de México, el espacio donde se encontraba la imagen mexicana no sufrió ningún daño.

El ministro de Cultura francés, Franck Riester, informó a reporteros frente a la iglesia que otras obras de arte serán trasladadas el martes y el miércoles de un almacén en la alcaldía al Museo de Louvre. Allí se deshumidificarán, protegerán y restaurarán.

La iglesia del siglo XII contenía reliquias, vidrieras y otras piezas de arte de valor incalculable y era uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad. Su órgano data de la década de 1730 y fue construido por François Thierry.

El órgano es un instrumento muy frágil, especialmente sus tubos. No se ha quemado, pero no se puede saber si quedó dañado por el agua. Nadie sabe si funciona o si tendrá que ser restaurado, dijo Bertrand de Feydeau, funcionario de Conservación de Patrimonio.

Pinturas de 400 años colgadas dentro de Notre Dame resultaron dañadas, pero los trabajadores de emergencias formaron una cadena humana para poner fuera de peligro cálices con gemas y otros objetos de incalculable valor. Las famosas rosetas de vitrales y la mayor parte de sus reliquias religiosas parecen haber escapado de lo peor del incendio del lunes.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, tuiteó una foto que mostraba los pesados candelabros apilados y a salvo en el cercano ayuntamiento de París.

Maxime Cumunel, secretario general del Observatorio de Patrimonio Religioso de Francia, afirmó: Hemos evitado un desastre completo. Pero entre 5 y 10 por ciento de las obras de arte probablemente han sido destruidas, tenemos que enfrentarnos a eso.

Los especialistas de arte seguían estudiando detenidamente la magnitud del daño en la roseta sur del siglo XIII de Notre Dame, que medía 10 metros de ancho, y otros vitrales que seguían en pie después del derrumbe del techo de vigas de madera de la catedral.

Las autoridades consideran el incendio como un accidente, posiblemente resultado del trabajo de restauración del tesoro arquitectónico global que sobrevivió a casi 900 años de tumultuosa historia francesa, pero que fue devastado en el incendio del segundo día de la Semana Santa.

El fiscal de París, Remy Heitz, declaró que la investigación será larga y compleja. Dijo que unos 50 investigadores participan en la averiguación y que interrogarán a empleados de las cinco empresas contratadas para realizar trabajos de renovación en el techo de la catedral, donde al parecer comenzaron las llamas.

Heitz relató que la primera alarma sonó a las 18:20 horas del lunes, pero que no se detectó fuego alguno. La segunda fue a las 18:43 y a partir de esa hora se descubrieron las llamas en el techo de la catedral.

El ministro del Interior de Francia, Christophe Castaner, aseguró ayer que aún hay riesgos para la estructura de la catedral, que está bajo vigilancia permanente porque aún podría tambalearse.

El vicealcalde de París, Emmanuel Gregoire, describió el enorme alivio de las autoridades al salvar piezas como la supuesta corona de Jesucristo, que fueron trasladadas de inmediato a una ubicación secreta por funcionarios tras el incendio.

Los bomberos declararon el martes que triunfaron en una batalla de más de 12 horas para extinguir las llamas que devoraban la emblemática catedral. Al amanecer del martes se veían numerosos arquitectos y expertos examinando las dos torres que alojan las campanas, de unos 69 metros de altura.

Ayer por la mañana, en las orillas del río Sena decenas de parisinos y turistas se detenían para tomar fotografías o contemplar el lugar de la catástrofe, muchos de ellos aún incrédulos.

Texto: Afp Ap y Reuters