Nueva Ley de Ciencia, Tecnología e Innovación debe estar acorde a la nueva realidad: Alejandra Lagunes

Ciudad de México, 13 de junio de 2022

Debemos otorgar las herramientas y las capacidades para contar con una comunidad científica vigorosa, activa, dinámica, que se integre a los grandes proyectos científicos del mundo.

A tres años de que se elevara a rango constitucional el derecho a gozar de los beneficios del desarrollo de la ciencia y la innovación tecnológica, los gobierno deben dar las condiciones para incentivar la investigación científica, facilitar la adopción de nuevas tecnologías, promover competencia y apoyar a que las nuevas generaciones se encuentren preparadas para integrarse al mercado laboral del futuro, aseguró la senadora Alejandra Lagunes.

Durante el Conversatorio, los Irreductibles de la Ley General de Humanidades, Ciencia, Tecnología e Innovación, dijo que sólo con diálogo abierto y participativo lograremos establecer las bases para impulsar el desarrollo tecnológico, científico y la innovación en México, por lo que agradeció la participación de miembros de la comunidad científica y académica en este conversatorio.

Asimismo, precisó que urge inyectar recursos en la conducción de la política científica a través de inversión pública, lo cual ya se hace en muchos países del mundo, pues incluso son política de estado.

“Es una política activa en la que el desarrollo tecnológico ha sido fundamental en la estrategia de desarrollo de los países y por mencionar los países de la OCDE como Israel, Corea o Suecia, que destinan casi el 5 por ciento de su PIB en ciencia y tecnología”.

Argumentó que la inversión se vuelve más urgente que nunca, porque el futuro realmente ya nos está alcanzando, toda vez que ya se habla de una revolución dentro de la revolución tecnológica, de la web 3.0, de biotecnología, robótica, inteligencia artificial, metaverso, criptomonedas y todos los temas van a tener un impacto enorme en los países, porque “lo queramos ver o no, el impacto va a ser gigantesco en el empleo, en la educación, en la economía y en la sociedad”.

Finalmente hizo mención de que los irreductibles, de acuerdo con lo compartido por los especialistas en el tema, son, que esta Ley  debe estar orientada a la generación de empleos, y a detonar la economìa del paìs, debe ser una ley participativa, sin ser compleja, con una mayor inversión público y privada, con mecanismos muy claros y bien establecidos para la asignación y ejercicio de recursos,  con una distribución de competencias en todos los niveles de gobierno, debe tomar en cuenta la descentralización pero al mismo tiempo entender la ciencia local y hacer una política de estado en la que no cada sexenio se  esté cambiando las reglas del juegos, así como respetar la autonomía de las universidades y centros de investigación.

Texto y Foto: Grupo Parlamentario del PVEM en el Senado de la República