Nuevo sistema de salud estará funcionando en 16 entidades al concluir 2022: Ferrer Aguilar

Acapulco de Juárez, 30 de mayo de 2022

La Secretaría de Salud ya trabaja desde Guerrero con una misión: transformar el sistema de salud de la entidad; presenta uno de los mayores rezagos

Antes, el dinero se quedaba en la iniciativa privada; ahora, el recurso va al sector público

Hacia 2024, todos los centros de salud deben estar rehabilitados.

Desde las oficinas en Acapulco de Juárez, el director general del Insabi, Juan Antonio Ferrer Aguilar, explicó que la Secretaria de Salud ya se encuentra trabajando desde el estado de Guerrero con una misión: transformar el sistema de salud de la entidad.

Durante su participación en el programa “Diálogos en Confianza” de Canal Once, que abordó el tema: “Transformación del sistema de salud en México”, agregó que la decisión de trasladar esta dependencia es porque durante sus recorridos por todo el país, el presidente Andrés Manuel López Obrador encontró que es una de las entidades con mayor rezago en salud y que desde Guerrero se dará un ejemplo al país de cómo transformar el sistema de salud en un sistema público, universal y gratuito.

Dijo que esta transformación ya inició con la federalización de los servicios de salud a través del programa IMSS Bienestar.

Lo que se busca con este nuevo modelo de salud, precisó Ferrer Aguilar, es que las personas que no cuentan con seguridad social acudan al IMSS Bienestar, que además de ser gratuito, cuenta con médicos, medicamentos gratuitos, más y mejor infraestructura y un alto nivel de equipamiento.

“Al día de hoy, todas las personas que asisten al IMSS Bienestar tienen derecho de forma gratuita a todo el tratamiento que se requiera de todas las enfermedades que se presenten, en cualquier parte del país, desde que nacen hasta que mueren, esto es a lo que se refiere el presidente López Obrador sobre la salud universal”, señaló Ferrer Aguilar.

“Hoy una persona a quien se le quiera cobrar la prestación médica puede hacer una demanda contra el funcionario, porque ya no se puede cobrar ni consultas, análisis, tratamientos, o la intervención quirúrgica”, recalcó.

Además, dijo que los cambios en los servicios de salud ya son notorios en la población:

“En la encuesta nacional sobre calidad gubernamental realizada por Inegi, se le preguntó a la población cómo se sentía con el nuevo sistema de salud y entre el seis y ocho por ciento reconoció una mejoría”, dijo Ferrer Aguilar.

Explicó que el problema de la salud no es de recursos financieros, porque hay presupuesto. Dijo que en sexenios anteriores no se hacía una distribución racional de estos fondos y agregó que bajo el mandato del presidente López Obrador esto cambió y que ahora el recurso económico lo tiene el IMSS Bienestar y se va a dirigir a los pilares principales de la restructuración del nuevo sistema de salud:

“Antes, el dinero se quedaba en la iniciativa privada, ahora el recurso va al sector público. Eso se va a traducir en un mayor número médicos, personal de enfermería, medicamentos, infraestructura, equipamiento, capacitación y regularización del personal. Esa es la transformación.”

Gracias al uso eficiente de los recursos, todas las instalaciones a nivel nacional están siendo sometidas a una rehabilitación supervisada por los equipos de IMSS Bienestar, por el Insabi y los gobiernos estatales, dijo Ferrer Aguilar, quien anunció:

“Hacia 2024, todos los centros de salud deben quedar rehabilitados, a través del programa de mantenimiento preventivo que no existía anteriormente.”

Ferrer hizo mención a las acciones que llevó a cabo el Insabi durante la pandemia de COVID-19 para reforzar el sector Salud a través de la contratación de más de 21 mil trabajadores para la salud.

El trabajo conjunto dejó una gran enseñanza al sector, que ahora trabaja unido y de manera coordinada a favor de la población. Una vertiente de ese trabajo conjunto es lograr que haya personal médico especialista en todo el país, dijo Ferrer, quien agregó que cada dependencia hizo un estudio para determinar cuánto personal hace falta en las entidades federativas:

“El presidente hizo una invitación abierta a todo el personal sanitario del país a participar en 13 mil 600 lugares para trabajadores de la salud que se pueden inscribir a través de la página de Médicos del Bienestar. En Acapulco hay 13 convocatorias abiertas para 11 municipios, al igual que para Sonora, Nayarit, Colima, Yucatán entre otros estados”, dijo Ferrer Aguilar.

Señaló que la atención médica ha evolucionado en el país porque tiene como base los pilares definidos por el presidente López Obrador: más médicos, más enfermeras, más especialistas, todos medicamentos, todos los análisis, infraestructura, mejor equipamiento y justicia laboral para los 121 mil trabajadores sin contrato.

En esta emisión participaron el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela; el director general del Insabi, Juan Antonio Ferrer Aguilar; el director general de Servicios de Atención Psiquiátrica (SAP) de la Secretaría de Salud, Juan Manuel Quijada Gaytán; la titular del programa IMSS Bienestar, Gisela Lara Saldaña y el coordinador de Formación y Capacitación del Personal de Salud del Insabi, Rosbel Toledo Ortiz.

El programa inició con un mensaje del secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, quien dijo que el nuevo sistema de salud que impulsa el gobierno del presidente López Obrador busca la cobertura y el acceso universal y gratuito aun en los lugares más remotos del país. “Un sistema de salud centrado en los valores humanistas y el principio inalienable de justicia social”, puntualizó.

Destacó que el objetivo fundamental de la transformación del sistema de salud es lograr que el artículo 4° de la Constitución sea una realidad, y que ello significa que tengan acceso a la salud casi 70 millones de mexicanas y mexicanos que en la actualidad no cuentan con seguridad social.

Por su parte, Rosbel Toledo habló sobre la capacitación para el personal de salud que hizo el Insabi durante la pandemia, el programa Coviduti, que permitió capacitar a 54 mil profesionales de la salud en todo México, señaló.

Acerca del nuevo sistema de salud, dijo que la transformación del sistema público se basa en la Atención Primaria, que es la base del nuevo Modelo de Atención Integral a la Salud para el Bienestar, que tiene como objetivo reorientar los servicios de salud a la prevención.

Agregó que en este enfoque es necesaria la participación de la comunidad en donde a través de los comités de salud se identifican las necesidades y desde ahí se prioriza la atención.

Para el caso de la salud mental, se dio a conocer que el Insabi está capacitando a enfermeras, trabajadores sociales y médicos generales y que, al día de hoy, lleva más 32 mil personas de primer nivel de atención capacitadas en las situaciones más comunes de la salud emocional, la salud mental: depresión, ansiedad, consumo de sustancias, demencias, lo que permitirá atender casos leves en primer nivel, crisis en segundo nivel y en tercer nivel los casos más agudos.

Sobre las competencias del personal de salud, señaló que los médicos deben desarrollar la honestidad, la integridad, el trabajo en equipo y el trato digno; todo ello contempla el modelo integral de atención, con el interés de mantener e incrementar el nivel de salud de las personas. No sólo desarrollar capacidades técnicas, sino también relaciones interpersonales; considerar las relaciones sociales de la población y entrenarse para atender necesidades sociales.

Texto y Foto: Secretaría de Salud | Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI)