Participación de la senadora Gabriela Benavides Cobos del Partido Verde durante la comparecencia del titular de Bienestar, en el marco del análisis del Tercer Informe de Gobierno en materia de política social

Ciudad de México, 14 de septiembre de 2021

Con su venia, señora presidenta.

Compañeras y compañeros senadores.

Bienvenido, señor secretario de Bienestar, Javier May Rodríguez y sus colaboradores.

En democracia, ejercicios de rendición de cuentas, como lo son los informes de Gobierno, permite que año con año los ciudadanos conozcan el trabajo que realizamos y, lo más importante, puedan determinar si servimos o no al pueblo de México.

En democracia, el diálogo es un ejercicio valioso que permite el intercambio de ideas. Hagamos entonces que esta comparecencia sea un ejercicio de crítica constructiva para mejorar lo que se debe mejorar y reconocer lo que se ha hecho bien en mitad de camino.

Ser servidor público es un gran honor y una responsabilidad de quiénes somos. Los ciudadanos esperan y exigen un cambio, mejorar sus condiciones de vida. En la Secretaría de Bienestar vemos la plataforma desde donde se puede lanzar esa transformación, donde se pueden mejorar la vida de millones y millones de mexicanos.

El Partido Verde cree, como lo ha expresado el presidente, que primero deben ser los pobres. Por ello ha apoyado todas las reformas y acciones necesarias para que los programas y apoyos reales y directos se entreguen sin intermediarios. Pero sobre todo, sean un derecho constitucional para las y los mexicanos.

Refrendamos nuestra convicción de que cada programa implementado por esta Secretaría debe tener dos destinos en primero, aliviar la necesidad inmediata vital de la ciudadanía. Más que una estadística es atender a los más necesitados. Pero también tiene que trabajar por reducir el porcentaje de nuestra población que vive en situación de pobreza. Una debe de ir acompañada de la otra porque no se trata solo de dar.

Para esto es importante garantizar la universalidad de los beneficios de los programas. Que no exista un mexicano en situación de pobreza que no sea elegible a uno de ellos.

Para identificar las tareas de oportunidad. Un caso ilustrativo es el programa de pensión para el bienestar de las personas con discapacidad permanente. Quienes la reciben hoy son personas de 0 29 años de edad. Sólo en el caso de las comunidades indígenas o afro mexicanas, los beneficiarios pueden ser hasta los 64 años y en municipios con alta marginalidad. Sin embargo, estos criterios dejan fuera a una población urbana pobre y necesitada y discapacitada de entre 30 y 65 años, que no cuenta con la cobertura de este programa, pero que aún no es elegible para el padrón de pensiones de adultos mayores.

En las condiciones actuales, esto significa que pasarían 36 años sin apoyo. En el caso de Colima, de acuerdo con el informe de la Secretaría a su cargo, existen treinta y nueve mil ochocientos ochenta personas con alguna discapacidad, pero solamente cuatro mil 876 pueden acceder a este programa. Esto representa sólo un 12 por ciento de la población total. Esta es un área de oportunidad.

Por eso le preguntamos si la Secretaría considera una modificación de las reglas de operación correspondiente a la pensión para el bienestar de las personas con discapacidad permanente que permita la ampliación de las personas beneficiarias.

De lograrse este aumento de 289 millones de pesos para el próximo año en estos programas.

En relación con las tandas del bienestar, el gobierno federal reconoce la honestidad y trabajo de las personas emprendedoras que aprovechan una oportunidad para abrir y consolidar su micro y pequeño negocio. Con este mecanismo se ayuda a otorgar créditos a la palabra a miles de mujeres. Anteriormente este programa estaba administrado por la Secretaría de Economía y desde el inicio de este año se realizó el traspaso de recursos financieros humanos a la Secretaría que usted dirige.

Como parte de las acciones tomadas con motivo de este cambio, podría explicarnos cómo podrá la población en general las y los micros y pequeños empresarios, así como las y los emprendedores, tener acceso a estos recursos.

También es importante prestar atención a la situación de nuestro país, pues México está expuesto a fenómenos naturales. Las emergencias naturales ponen en riesgo de manera inmediata la vida y la seguridad de los mexicanos. Están en  mayor vulnerabilidad. En esta situación la intervención del Estado debe ser directa, rápida, suficiente.

Es del conocimiento público que en fechas recientes algunos estados del país, entre ellos mi estado Colima, ha sido golpeado severamente por huracanes. Si bien en respuesta se han levantado algunos censos de afectaciones,  aún no ha llegado a mi estado, es importante subrayar que la población afectada necesita procesos que se agilicen para el apoyo y que éstos lleguen de manera oportuna.

Aún existen campesinos afectados en los sembradíos de plátano. Solamente en nuestro estado, más de mil quinientas hectáreas de cultivo perdido.

Aún existen en Colima ramaderos afectados que han perdido una fuente de sustento en Tucumán, en Almería y en Manzanillo y muchas casas afectadas, inundadas. Aún tenemos carreteras con cortes y derrumbes que dificultan la comunicación con algunas comunidades más aislada.

Mucho se ha dicho sobre el Fonden, pero debemos trascender las consignas políticas y enfocarnos en solucionar las necesidades de la gente, de nuestros ciudadanos afectados.

Por ello preguntamos cuál es el estado actual que guardan los censos de los años en los estados afectados por desastres naturales y de manera muy particular, Colima.  Qué acciones contempla la Secretaría de Bienestar para agilizar el levantamiento de censos y entregar y entregar esos apoyos a los desastres a los que resultaron dañados por estos desastres y que muy seguramente sus resultarán dañados por otros muchos. Cuál es el tiempo promedio para que un afectado, después de ser censados, reciba este apoyo. Eso es lo que necesitamos saber. Si le ponen un nombre u otro, lo importante es garantizar el apoyo de los afectados, de los desastres naturales en cada rincón de país y que ese apoyo sea directo, pero que ese apoyo sea oportuno, inmediato y suficiente.

Me gustaría hablar del tema de pensión de bienestar a los adultos mayores. Coincido que es que este es uno de los mayores éxitos. Se destaca su cobertura a nivel nacional, que llega ya más de 9 millones de personas y en el caso de Colima ya se cuenta con una cobertura de 99 por ciento. Reconocemos el éxito de esta política pública y refrendamos el apoyo del Partido Verde para que siga existiendo.

Dentro de los programas de Sembrando Vida resalta la siembra de un millón 45000 hectáreas en 20 estados, contribuyendo a la soberanía alimentaria de las comunidades, reactivando la economía, impulsando el desarrollo sostenible.

De acuerdo  a los datos estadísticos, se indica que existen 14 000 viveros comunitarios que coadyuvan en este programa. Podría explicarnos la forma en cómo se registran estos viveros y si existe una coordinación entre la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y la Comisión Nacional Forestal para evitar los daños en terrenos forestales, terrenos de selva, como ha comentado mi compañero Emilio, es posible que los alimentos que se generan este programa puedan ser incorporados en la educación, en las escuelas de educación básica o en los comedores comunitarios.

Sabemos que la salud no es su responsabilidad. Pero no puedo dejar de mencionarla. Es una de las líneas de bienestar, porque es una realidad que niños, niñas, mujeres y hombres en México han perdido algunos servicios de salud en el cambio del Seguro Popular al Insabi. Esto afecta a quienes representamos, por lo que hago un llamado al Ejecutivo Federal para atender el tema de salud. Nadie, nadie debe fallecer por la falta de medicamentos o atención médica, porque el bienestar es para todos, no para unos cuantos.

Y por eso desde el Partido Verde seguiremos impulsando las políticas públicas que ayuden a mejorar la vida de los mexicanos, pero también seremos críticos de aquellos que no lo están logrando.

Es cuánto. Senadora Presidenta, muchas gracias. Con permiso, señor Secretario. Gracias.

Texto y Foto: Grupo Parlamentario del PVEM en el Senado de la República