Participación del senador Ricardo Monreal Ávila, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, en la Entrega de Diplomas a las y los alumnos de la Especialidad de Derecho Parlamentario y Técnica Legislativa 2020-2021, de la Benemérita Universidad de Oaxaca, a invitación del Instituto Belisario Domínguez

Ciudad de México, 22 de julio de 2021

Muchas gracias.

Quiero agradecerle al Presidente del Senado, a Eduardo Ramírez, me permita ser quien concluya y clausure este importante evento.

Muchas gracias, senador Miguel Osorio Chong, por este esfuerzo conjunto que junto con David y con toda la Universidad de Oaxaca, hemos llevado a cabo.

Gracias, Paty, gracias a los maestros, a los docentes, muchas gracias por su esfuerzo y por su empeño.

Y, quiero felicitar a todos quienes hoy egresaron, a todas quienes hoy han recibido su constancia de terminación de esta primera generación de la especialidad de Derecho Parlamentario y Técnica Legislativa.

Miren ustedes, estoy muy contento porque hace muchos años, imparto la cátedra de Poder Legislativo en la UNAM, en la Maestría de la UNAM. 

Y, le he insistido mucho al Director que instalemos una materia obligatoria sobre Poder Legislativo y Técnica Parlamentaria; y ustedes son lo que quisimos muchos aprender: la primera generación de esta Especialidad de Derecho Parlamentario.

Quiero felicitarlas, quiero felicitarlos. 

Escribí una obra, que se llama “Poder Legislativo”, les recomiendo la compren, porque me van a ayudar en mis derechos de autor, la editó Porrúa. Pero ustedes han aprendido lo que muchos anhelamos, queremos, soñamos. 

El Poder Legislativo, el derecho parlamentario es una pasión, es una actividad única. El ser legislador, trabajador o experto, maestro, o egresado de esta primera generación, debe tenerlos y tenerlas muy satisfechos, porque muchos que soñamos con aprender en el aula el derecho legislativo, el derecho parlamentario, la técnica legislativa, no nos fue posible. 

Por eso ahora observo en sus ojos, en sus rostros esta actitud de beneplácito por ser miembros de esta primera generación. 

Gracias, rector. Gracias, Amanda. Gracias a todos los que hicieron posible los que hicieron este primer curso de especialización, porque nunca se les va a olvidar. 

Me siento muy contento de estar aquí con ustedes, de haber participado en esta ceremonia. Son 23 estados los que representan a este curso y son 79 egresados y egresadas. 

Les anuncio que hemos acordado el senador Osorio, el Presidente de la Mesa Directiva y yo, de que no sólo vamos a continuar sino vamos a generar permanentemente esta especialización en el Senado de la República.

Ahora en agosto, el mes que entra, vamos a lanzar la otra convocatoria para que ya el día que sean diputados, senadores, ya no lleguen a inventar sino lleguen a aplicar sus conocimientos sobre una carrera apasionada: el Poder Legislativo.

Se los digo yo que tengo prácticamente 27 años en las Cámaras, aquí estuve de senador a los 30 años en 1991, y en la Cámara Federal en 1988. Algunos de ustedes todavía no nacían o estaban precisamente en el seno de sus madres. 

Pero aquí, en esta vieja Casona de Xicoténcatl, estuve de senador del 91 al 97, y luego del 2006 al 2011.

Por eso les digo que es apasionante lo que ahora estudiaron.

Prolongo el discurso porque de todos modos a dónde van, con la lluvia no creo que puedan salir.

Ahora les voy a pedir, como un regalo especial, a seguridad, que antes de irse conozcan el Pleno del Senado.

Algunos han trabajado aquí y lo conocen, pero la mayoría no lo conoce.

Es un salón sobrio, republicano, reposado; en aquel tiempo éramos 64 senadores, que nunca debió haberse alterado la fórmula paritaria del Senado, porque el Senado representa las entidades federativas y debe de tener representación paritaria.

Ni la representación proporcional ni la disparidad son la esencia del federalismo mexicano; es la paridad por entidad federativa, sin importar el número de habitantes o el tamaño del territorio.

Por eso, ahora que puedan, al concluir esta ceremonia, que los conduzcan aquí al primer piso para que conozcan lo que es la historia.

La van a ver, pueden tomarse fotografías, le voy a pedir a la gente que nos ayuda que les permitan ir allá al Salón del Pleno, que lo cuidamos y que este lugar sólo lo usamos para protocolo y para grandes ocasiones, y ésta, es una gran ocasión, esta es una grande ocasión.

Así es de que felicidades.

Y, por último, les pido que todos lo logramos, subamos el título, diploma o reconocimiento, como una muestra de que sí se puede.

Muchas gracias a todos.

¡Ánimo!  

Texto y Foto: Senado de la República