Participación inicial del doctor Alfonso Durazo Montaño, Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, en la reunión a distancia con la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, que preside el senador Ricardo Monreal Ávila. Con la asistencia de la senadora Mónica Fernández Balboa, presidenta de la Mesa Directiva

Ciudad de México, 22 de mayo de 2020

Gracias.

Primeramente, gracias estimado coordinador, Presidente de la JUCOPO, mi estimado senador Ricardo Monreal.

A mi queridísima Presidenta, senadora Mónica Fernández.

Senador Kuri; Josefina Vázquez Mota; senador Osorio Chong; senador Manuel; apreciado senador Dante Delgado; mi estimado Manuel Velasco; senador Mancera; Sasil; al senador Julio Menchaca. En fin, a todos.

Beatriz Paredes, gracias Beatriz por interesante en esta participación; invariablemente nos has apoyado con tus ideas, con tus recomendaciones, con tus críticas.

Bueno, está Higinio Martínez, el senador Bours, Américo Villarreal, Cristóbal Arias, Luci Meza, la senadora Claudia Ruiz Massieu, Alejandro Armenta, Xóchitl Gálvez; en fin, espero no omitir en esta amplia lista a ninguno de ustedes. No quisiera ser descortés.

Gracias a todas, a todos los senadores que han tenido interés en esta participación.

Primeramente, al senador Monreal, mi estimado senador, gracias por sus palabras, me halagan, me comprometen.

Efectivamente, tuvimos una invitación previa de la Cámara de Diputados, que atendimos de inmediato, como estamos atendiendo ésta que hemos recibido del Senado de la República, sin desestimar la mayor relevancia que tiene para la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, la responsabilidad del Senado de la República en materia de seguimiento, fiscalización, supervisión, aprobación a la estrategia y a las acciones y resultados de la Secretaría de Seguridad. Esa es la razón fundamental por la que estuvimos, primero con la Junta de Coordinación Política en la Cámara de Diputados.

Efectivamente, se han dado cuestionamientos, particularmente de analistas políticos y también de representantes de diversas fuerzas políticas, respecto al decreto que ha venido a complementar el Quinto Transitorio de la reforma constitucional que crea la Guardia Nacional.

Algunos de esos cuestionamientos, daré respuesta en esta participación que hoy me permitiré leer ante ustedes. Otras respuestas se irán construyendo en el transcurso de las participaciones de ustedes ya programadas.

Reitero mi disposición personal, más allá de la obligación constitucional de acudir con ustedes cuantas veces sea necesario, con mis compañeras y compañeros senadores. Gracias por la oportunidad.

Primeramente, decirles a ustedes que el acuerdo presidencial ya conocido, complementa el artículo 5º Transitorio de la reforma constitucional que crea la Guardia Nacional; recordar que fue aprobada por unanimidad el año pasado, tanto por el Congreso de la Unión como por las 32 legislaturas locales.

El acuerdo consecuentemente no es un acto nuevo ni exclusivo del Ejecutivo Federal, sino un instrumento jurídico adicional que aterriza una disposición constitucional para darle mayor funcionalidad.

Quiero decirles a ustedes que por mucho tiempo discutimos con el equipo jurídico del Presidente y con todos los integrantes del Gabinete de Seguridad, la conveniencia de este decreto.

Fue hasta que se acumularon las observaciones de diversos representantes del Poder Judicial, respecto a la no capacidad jurídica del Ejército para actuar como primer respondiente que tomamos la decisión de publicar este decreto para darle mayor funcionalidad al marco jurídico que regula la participación de las Fuerzas Armadas, en apoyo a las tareas de seguridad pública; no implica un cambio en la Estrategia Nacional de Seguridad Pública.

Como ustedes saben, el 16 de mayo del año pasado, se publicó en el diario oficial el decreto por el que la Cámara de Senadores aprueba la Estrategia Nacional de Seguridad Pública.

En el diagnóstico de la estrategia, se contempla ya la necesidad de la reformulación del papel de las Fuerzas Armadas en la seguridad pública, con base en los alcances y parámetros constitucionales contenidos en la reforma por ustedes aprobada.

El acuerdo no implica darle más atribuciones al Ejército en materia de seguridad pública, al contrario, limita las facultades que de manera general le otorga el artículo 5º transitorio de la reforma, lo que, de acuerdo con la Constitución, implicaría todas aquellas labores de prevención, investigación y persecución de delitos, así como la sanción de las infracciones administrativas.

Esta limitación se refleja de manera clara al observar que el acuerdo -esto es muy importante- permite al Ejército ejercer únicamente 12 de las facultades que tiene la Guardia Nacional en el articulo 9 de la ley reglamentaria, de su creación.

Es muy importante destacar todavía más que varias de esas 12, más que atribuciones son obligaciones que regulan su actuación, y algunas otras son atribuciones que pueden realizar únicamente en apoyo a otras autoridades.

No me voy a detener en las 12, pero sí quiero señalar que, por ejemplo, la fracción IX, señala que es obligación informar a la persona al momento de su detención sobre sus derechos.

Una más, poner a disposición de manera inmediata a detenidos y bienes en casos de aseguramientos.

Efectuar las detenciones conforme al artículo 16 de la Constitución, realizar el registro inmediato de la detención de las personas.

El acuerdo respeta el criterio de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y no incluye facultades de investigación del delito.

También deja al margen facultades delicadas que sólo corresponden a la Guardia Nacional, como operaciones encubiertas, intervención de comunicaciones privadas, recepción de denuncias, atención a víctimas, determinación de sanciones de tránsito, etcétera; únicamente se le atribuyen facultades que complementan las capacidades operativas y el uso de la fuerza legítima en el combate a la delincuencia.

Esta Administración siempre ha sido transparente, respecto al apoyo que están brindando las Fuerzas Armadas a la Guardia Nacional. Mes a mes se le informa a la ciudadanía en la mañanera, ya conocida mañanera, el estado de fuerza que las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina suman a la Guardia Nacional, aunado a las acciones que realizan en apoyo a ésta.

A ver si podemos compartir una gráfica muy interesante que nos informa claramente sobre cómo ha evolucionado el estado de fuerza aportado por SEDENA y Marina; aquí está, les pregunto si la alcanzan a ver.

Okey, aquí podemos ver que en julio del año pasado, SEDENA, la barra verde es la aportación de elementos de SEDENA y la barra azul es de Marina.

En julio del año pasado, había 15 mil 375 elementos de SEDENA y 615 de SEMAR, en apoyo de las tareas de seguridad que atiende la Guardia Nacional. Y así sigue agosto, septiembre, en octubre ya hay un cambio, en el que bajan a 13 mil 464.

En marzo de este año, hay otro cambio que baja a 12 mil 056 el Ejército y a 500 de la Marina.

En abril, es decir, el mes pasado, baja a 5 mil 980 el Ejército y a 5 mil de la Marina.

Y, finalmente, en mayo tenemos sólo mil 920 elementos del Ejército, y 225 de la Marina en apoyo de las tareas, en apoyo de las tareas de seguridad.

Y esto se debe fundamentalmente a que la Guardia Nacional ha ido avanzando muy puntualmente en su programa de reclutamiento y, frente a cada reclutamiento, viene un relevo proporcional de elementos del Ejército y de la Marina.

Por ponerles un ejemplo, en la división que hicimos del país en 266 regiones, en el Estado de México, por limitaciones de elementos, todas las regiones estaban cubiertas por elementos del Ejército.

Con dos graduaciones que hemos tenido de elementos de la Guardia Nacional, hemos llegado a casi 6 mil elementos egresados de la Guardia Nacional, ya capacitados de la Guardia Nacional, que han entrado al relevo de elementos, de una cantidad igual de elementos del Ejército que realizaban tareas de seguridad pública.

Por eso, es una contradicción hablar de militarización cuando el número va a la baja y las atribuciones que tiene el Ejército como coadyuvante también están muy acotadas.

Hemos priorizado la aplicación de la inteligencia como método, antes que el uso de la fuerza. Ello explica, por ejemplo, que la Comisión Nacional de Derechos Humanos, que no hayamos dado lugar a que la Comisión Nacional de Derechos Humanos haya emitido recomendación por actos de represión o similares.

En tan sólo un año, la Guardia Nacional ha pasado por su creación constitucional, reglamentaria, organizacional, presupuestal y administrativa y cuenta ya con un despliegue de más de 90 mil elementos en todo el territorio nacional y su intenso trabajo empieza a dar frutos paulatinamente, en unos rubros más de la incidencia criminal, más que en otros.

Quiero decir, para quienes hemos tenido experiencias administrativas de gestión presupuestal y organizacional, decirles que se trata de una hazaña democrática histórica.

No obstante, aún no se consolidan a plenitud sus capacidades operativas y su implementación en todo el territorio nacional. Comenzamos cubriendo 150 regiones, sólo 150 de las 266. Este año vamos a terminar de cubrir 200 y el próximo año cubriremos las 266.

Tenemos como meta tener un despliegue de 150 mil elementos de la Guardia Nacional al concluir el 2021 y adelanto, más que como meta a nivel todavía idea, porque no hemos cubierto todos los procesos presupuestales y demás, pero en una circunstancia ideal aspiramos a dejar a la Guardia Nacional con 200 mil elementos en 2024.

El acuerdo aclara la posibilidad de que las Fuerzas Armadas actúen como primeros respondientes ante hechos de carácter delictivo, de tal forma que sean ellos quienes llenen los informes de policía homologados, cuando exista alguna intervención, instrumento que sirve de base para resolución que toma el juez sobre el caso.

Aquí me detengo un poquito en la lectura para recordar a ustedes que hace cosa de dos meses fue detenida una banda, un número muy importante de presuntos integrantes de la Unión Tepito.

El operativo se realizó con fuerzas federales y elementos de la Ciudad de México, atendiendo una orden de cateo en un domicilio en el que presuntamente sería la sede de la Unión Tepito.

Fueron detenidos 31 presuntos delincuentes y fueron liberados al paso del tiempo 31. Este fracaso judicial derivó de las inconsistencias en la responsabilidad de quienes llenaron el informe policial homologado. Esa tarea no podía ser atendida por elementos del Ejército, antes de la publicación de este decreto.

Ese fracaso judicial se dio, no obstante que en la sede del domicilio cateado se encontraron 33 cráneos de seres humanos, de personas; se encontró una amplia gama de armas largas, cantidades muy importantes de droga. Para ninguno de los participantes tenía duda de que ahí había responsabilidades.

Sin embargo, derivado de las debilidades del informe policial homologado que se presentó ante el juez, es que terminaron siendo liberados prácticamente todos, excepto uno.

Otros han sido detenidos nuevamente y con los cuidados de la presentación de un informe policial homologado, debidamente sustentado.

Sobre esto se ha capacitado a miles de elementos en el uso legítimo y proporcional de la fuerza, labores de primeros respondientes, así como en cadena de custodia y protección de los derechos humanos, que son elementos fundamentales que vamos a cuidar durante toda nuestra responsabilidad.

Pero con independencia del cuidado y nuestra propia convicción, está la formación institucional de todos los elementos de la Guardia Nacional y de los elementos del Ejército y la Marina, que participan en apoyo de la seguridad pública en la observancia de todos estos lineamientos.

Además, el acuerdo obliga a que las detenciones que eventualmente realizan las Fuerzas Armadas se inscriban en el nuevo Registro Nacional de Detenciones.

Este instrumento fue creado por iniciativa del Senado de la República y quiero decirles que, no obstante la discreción con el que lo operamos, es uno de los grandes éxitos en el país en materia de seguridad y derechos humanos.

Hoy. Cualquier persona que busca un detenido, a una detenida, puede acudir al Registro Nacional de Detenciones, en lugar de atender o cubrir el viacrucis histórico para localizar a un detenido por alguno de los elementos de seguridad.

Sobre este tema, desde noviembre de 2019, se han capacitado a más de 700 personas de las Fuerzas Armadas, para realizar los registros y se otorgaron las cuentas de usuario necesarias para que SEDENA y Marina realicen directamente los registros.

El acuerdo no significa un abandono a la construcción de instituciones civiles, es todo lo contrario. De hecho, el Gobierno de México ha reconocido la importancia elemental de las policías estatales y municipales, en materia de prevención, inteligencia e investigación del delito. La Guardia no va a sustituir ninguna de las debilidades institucionales de los cuerpos locales de seguridad.

Por ello, no es gratuito que hayamos impulsado el nuevo Modelo Nacional de Policía y Justicia Cívica, que representa, por mucho, la reforma policial más importante en la historia de México.

Y aquí hay varios elementos: tiene que ver con el compromiso, con la convicción, con el liderazgo de las autoridades locales, pero también con la disponibilidad presupuestal.

¿Qué hemos hecho?

Hay tres fondos… (Falla de audio de origen) y fortacé, que se distribuyen sobre la base de un cuerdo entre las y los gobernadores. Ese fondo alcanza los 11 mil, poquito más de 11 mil millones de pesos, completamente insuficientes.

Pero está el FORTAMUN, que es un fondo del que, por ley, se destina, aprobado por la Cámara de Diputados, sólo el 20 por ciento de los recursos a cuestiones de seguridad pública.

Ahora, con el apoyo unánime de las y los gobernadores y las y los presidentes municipales, se ha incrementado, por acuerdo político, del 20 al 50 por ciento de los fondos del FORTAMUN, para tareas de seguridad pública, pero ya no en general, como históricamente había sucedido, sino exclusivamente para el mejoramiento de las policías.

Anteriormente entraban ahí observaciones documentadas de la Auditoría Superior de la Federación, hasta el patrocinio de graduaciones de preparatorianos. Ahora eso ya no es posible, es sólo incremento de sueldos, equipamiento y dos o tres rubros adicionales que tienen que ver con el mejoramiento de la condición de los policías.

Quiero decirles a ustedes que, no obstante, como ven que tenemos muchas razones, muchos argumentos, no quisimos entrar al debate público sobre la militarización, toda vez que acordamos con ustedes, sí, particularmente con las y los gobernadores, preservar las cuestiones de la seguridad pública como un espacio de neutralidad política.

Hemos insistido mucho en ellos y es gracias a ese acuerdo, respetado hasta hoy por todos los involucrados en la responsabilidad de mejorar la seguridad pública, que no le hemos agregado a esta tarea las dificultades inherentes a las diferencias políticas ideológicas, pero, con todo gusto, comparecemos ante ustedes para dar las explicaciones que estimen necesarias.

Las circunstancias que vive el país demandan que el Estado Mexicanos haga uso de todos los recursos con que cuenta para brindar seguridad a la nación, a los ciudadanos y a su patrimonio, a fin de alcanzar la paz y seguridad que todos anhelamos.

Este objetivo no sería posible si no contáramos con el extraordinario apoyo de las fuerzas armadas.

¿Por qué el Acuerdo tardó tanto en emitirse? Porque veníamos con una inercia de colaboración de las fuerzas armadas y en aquel momento asumimos todos, creo que los incluyo sin equivocarme, que el Quinto Transitorio regularizaba la colaboración, la coadyuvancia de las fuerzas armadas.

Fue la necesidad de fortalecer su capacidad jurídica frente al Poder Judicial para actuar en contra de presuntos criminales y fundamentalmente para cumplir tareas de primer respondiente.

Bueno, el tema de los resultados, yo quisiera presentarles a ustedes las últimas, si las tenemos a la mano, de manera muy rápida.

No quiero decir a ustedes que tengamos ni razones para echar las campanas al vuelo, pero sí -la anterior, por favor, si la tenemos, la gráfica anterior-.

Y mientras la ponen, por ejemplo, el robo de vehículos de enero a abril de este año, disminuyó 20.3 por ciento; el robo a transeúntes disminuyó 24.6 por ciento.

Una parte de la caída deriva, pero está muy ubicada, está enmarcada en el contexto de la emergencia sanitaria, pero hay una tendencia sostenida, afortunadamente a la baja, desde el 1°, muy importante, desde el 1° de diciembre.

Y en ningún momento contra lo que se haya dicho, en ningún momento se ha roto la barrera de homicidios de julio del 2018.

Por ejemplo, a ver, aquí está, si pueden ver en el cuadro inferior izquierdo, tenemos:

Robo a transporte público, 44 por ciento menos.

Robo a casas-habitación, 18 por ciento -la que sigue, rápido, por favor-

Robo a negocios, bajó 20.3 por ciento.

Robo de ganado 27.7.

Robo en transporte público individual, bajó 25.9.

Robo a transportistas, 34.3 por ciento.

Por ejemplo, hay mucho debate en el robo a transportistas. La verdad es que todo lo estamos trabajando con las organizaciones del sector privado, que pueden avalar con independencia de que estamos trabajando cifras exclusivamente del Secretariado pueden, o de hecho han avalado públicamente de manera invariable esta baja.

Aquí, por ejemplo, secuestros. Ustedes pueden ver la línea roja, que es diciembre del 2018 y aquí vemos una baja muy notoria, afortunadamente.

Puedo decir que, en general, todos estos resultados trascienden con mucho el periodo de la pandemia. (la que sigue, por favor, rápido)

Aquí está la incidencia delictiva nacional del Fuero Federal. Ustedes pueden ver a la izquierda de la línea roja el comportamiento histórico y a la derecha de la línea roja el periodo del Presidente López Obrador.

Efectivamente, en el mes de abril, viene una caída pronunciada, enmarcada en el contexto de la emergencia sanitaria, pero el resto es una baja consistente. Alzas y bajas, pero finalmente a la baja.4

Y aquí está el homicidio doloso, que es uno de los delitos de mayor impacto mediático, de mayor dificultad porque ustedes pueden ver los años que tiene de crecimiento este delito.

A la izquierda, les he dicho, antes de la administración del Presidente López Obrador, y, a la derecha, nuestra responsabilidad.

Hemos puesto una línea de contención que aún y cuando hay algunos puntos por encima de ella, hemos logrado mantener, revertir al mes siguiente algún eventual incremento.

Creo que aquí pues dejaría yo mi participación, llevo 26 minutos. Hay otros temas como las acciones de la Secretaría de Seguridad, donde el Gabinete de Seguridad, en el marco de la emergencia sanitaria, la participación de la Guardia, de las Fuerzas Armadas, de Marina, están aplicando el Plan DN-III, el Plan Marina, el Plan, también, de Protección Civil de la Guardia Nacional.

Y aquí pudiera decirles -pásenme el dato, por favor- sobre el número de elementos que tenemos de cada Fuerza en apoyo a las tareas y en la emergencia sanitaria.

Aquí está. De SEDENA tenemos un número aproximado de 27 mil 364 hombres en la emergencia sanitaria; 12 mil 508 de SEMAR; 10 mil 470 de la Guardia Nacional y 637 pertenecientes al servicio de protección general, que van desde el resguardo de almacenes, el resguardo de hospitales, el transporte, de insumos prioritarios para la atención de los enfermos hasta la distribución de alimento en algunas zonas más afectadas en el país.

El Gabinete, finalmente, decirles a ustedes que el Gabinete de Seguridad sesiona diariamente, presidido por el Presidente de la República, pero todos los días, a la una de la tarde, hay una Mesa de Seguridad en la que participan representantes a nivel de Subsecretario, de todas las dependencias integrantes del Gabinete de Seguridad, para dar seguimiento puntual a las cuestiones operativas, entre otras.

Por ejemplo, quiero decirles a ustedes que en este tipo de circunstancias ha sido tradicional la presencia de saqueos -toco madera-, pero no es ahora una información relevante de la inseguridad pública, y eso deriva de un trabajo de las áreas de la División Científica de la Guardia Nacional y del Centro Nacional de Inteligencia.

Tenemos, además, las mesas estatales y regionales, que están declaradas en Sesión Permanente.

Aquí debo reconocer la colaboración de todas, de las y los gobernadores y las, los presidentes municipales.

La verdad es que la instancia de las mesas estatales y regionales han venido consolidándose pasos agigantados y probando su eficacia, su pertinencia, precisamente en el marco de la emergencia sanitaria porque hay un seguimiento diario de 10 puntos, vinculados con la seguridad de la ciudadanía y no me voy a detener aquí en ellos. Estos 10 puntos involucran la colaboración de las empresas de seguridad privada.

Hay una tarea muy importante en los CEFERESO’s, afortunadamente -toco madera-, pero aún y cuando no estamos exentos de casos. Quiero decirles a ustedes que afortunadamente en ninguno de los penales del país hemos atestiguado casos dramáticos como los que lamentablemente circulan de otros penales, en otros países hermanos y en general en diversos países del mundo.

Finalmente, un plan de actuación y el Plan Operativo para la Atención, con la finalidad de implementar las acciones sanitarias y de control en los penales, se le da seguimiento diario; estamos en el programa de Preliberación, por política penitenciaria.

Aquí, bueno, después de pasar todos los filtros del sistema penal de la Fiscalía General de la República, estamos ya en la etapa del Poder Judicial, pero, José Ángel, ¿cuántos tenemos?

JOSÉ ÁNGEL: Cuarenta y dos.

SECRETARIO ALFONSO DURAZO MONTAÑO: Cuarenta y dos, de un número más amplio por diversas razones se han venido reduciendo y son 42, que son las personas de mayor edad y con riesgos realmente graves, críticos a su seguridad ante una eventual contaminación.

El reforzamiento de los operativos -y con esto concluyo- con el sector empresarial.

Les quiero decir a ustedes que tenemos mesas permanentes con la CANAPAT, la CANACAR, la CAMEINTRAM la CONATRAM y a la AMF, Asociación Mexicana de Ferrocarriles.

Se instaló finalmente una mesa de seguridad con el sector minero y estamos en el seguimiento diario de saqueos, toma de casetas, cierre de carreteras y robos.

Agradezco a ustedes su atención y me fui unos dos minutitos delante de lo autorizado por el señor Presidente de la Junta de Coordinación Política.

Gracias a todos ustedes por su atención.

SENADOR RICARDO MONREAL: Gracias Secretario.

Texto: Senado de la República | Foto: Presidencia de la República