Pelosi y la Casa Blanca avanzan en negociación, pero no llegan a acuerdo sobre el T-MEC

Nancy Pelosi.

De cinco desacuerdos restantes sobre el tratado comercial, se logró avanzar en tres, indicó el principal negociador del acuerdo, Richard Neal.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el representante comercial Robert Lighthizer, tuvieron un avance en las conversaciones de este jueves, pero no lograron sellar un acuerdo sobre el estancado tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), lo que aumenta la probabilidad de que este no sea votado en el Congreso este año.

El presidente del Comité de Medios y Arbitrios, Richard Neal, principal negociador del acuerdo, indicó que continuará las conversaciones con Lighthizer hasta la próxima semana, cuando la Cámara esté en receso para mantener el impulso a los cambios finales que los demócratas están buscando. Añadió que todavía es posible votar el acuerdo este año.

“La conversación fue animada y sincera”, comentó Neal a periodistas tras la reunión. “Los problemas más difíciles en la negociación son siempre los últimos”. Neal agregó que de los cinco desacuerdos restantes, se avanzó en tres.

Antes de la reunión, Pelosi advirtió que incluso una vez que se alcance un acuerdo, todavía tomará tiempo redactar la legislación necesaria y seguir los pasos para una votación. No se comprometió cuando fue cuestiionada sobre si celebrará una votación en la Cámara baja antes de fin de año.

“Hemos progresado”, apuntó Pelosi al dejar la reunión con Lighthizer. “Creo que estamos reduciendo nuestras diferencias”.

Aprobar el acuerdo comercial es la prioridad legislativa del presidente Donald Trump, y le otorgaría una victoria política muy necesaria, ya que enfrenta una investigación de juicio político en la Cámara baja y se dirige hacia la campaña de reeleección el próximo año. Al mismo tiempo, permitiría a los demócratas demostrar que son capaces de legislar incluso mientras investigan la administración Trump.

Presión política

Los demócratas de los distritos rurales están ansiosos por el trato. Los agricultores han enfrentado fuertes pérdidas económicas este año debido a la guerra comercial de Trump con China, aunque el mandatario afirma que esos ‘vientos en contra’ se deben en realidad al estancado T-MEC.

Todos los miembros de la Cámara de Representantes estarán listos para la reelección de 2020, y los demócratas que ganaron distritos de corte republicano están bajo presión para entregar una legislación con suficiente apoyo bipartidista. Pelosi es muy conciente de que preservar su mayoría depende de estos miembros.

Antes de la reunión con Lighthizer, Pelosi afirmó que estaba “ansiosa por hacerlo (el acuerdo)”, aunque señaló que no aceptará un acuerdo superficial sin una aplicación más estricta. Además, dijo que aprobar un acuerdo sin mecanismo para respaldarlo sería simplemente “un TLCAN espolvoreado con azúcar”.

Pelosi apuntó que incluso si la administración aceptaba los cambios propuestos por los demócratas, la Cámara baja podría no tener tiempo suficiente para escribir y votar sobre la legislación antes de finales de diciembre.

Neal aseveró que todavía es posible votar este año. Cualquier acuerdo verbal aún necesitaría ser redactado en la legislación, evaluado por su impacto presupuestario y considerado en el comité correspondiente, explicó.

Los cambios en el texto del acuerdo, además, tendrían que ser aprobados por México y Canadá.

Foto: AP

Texto: Erik Wasson | Bloomberg