Petroleras de EU quieren otro gobierno en Venezuela: Rick Perry

Nueva York.- Rick Perry, secretario de Energía de Estados Unidos, declaró que en Venezuela las empresas petroleras estadunidenses quieren ver el fin del régimen de Nicolás Maduro “para que nosotros podamos regresar de nuevo”.

En entrevista con CNBC esta mañana en Houston, Perry fue preguntado que si Nicolás Maduro se ausenta, cuando eso ocurra, las empresas estadunidenses, si están dispuestas, deberían retornar a Venezuela bajo un nuevo régimen. “Absolutamente, pienso que ese es el mensaje real, que las empresas estadunidenses desean ver a este régimen fuera para que nosotros podamos regresar, hacer la asistencia humanitaria, hacer las medicinas….”, respondió,

Agregó que “los estadunidenses están listos para ayudar, las empresas estadunidenses están listas para entrar ahí. Una vez que él (Maduro) esté fuera, los estadunidenses serán los primeros en la fila para entregar a esa gente el tipo e asistencia que necesitan y merecen”.

El secretario de Estado Mike Pompeo, entrevistado al mismo tiempo que su colega Perry -ambos participaban en un congreso sobre energía y política exterior- reitero el mensaje del gobierno de Donald Trump de que “el régimen cubano ha impuesto su modelo económico al pueblo venezolano, y uno puede ver la masiva catástrofe humanitaria que solo está empeorando -sistemas de energía que no funcionan, redes eléctricas. El modelo socialista, el control estatal -sencillamente es un modelo fallido que está causando enorme malestar al pueblo venezolano”.

Pompeo indicó otra vez que Estados Unidos está “determinado a trabajar con aliados” y mencionó a los brasileños, colombianos y paraguayos entre otros que han “reconocido que Maduro es ilegítimo”.

Subrayó que “es hora de que se vaya, y continuaremos haciendo todo lo que se requiera -como el presidente ha dicho, toda opción está sobre la mesa- para entregar al pueblo venezolano la democracia que merece, y entonces finalmente construiremos de nuevo una economía donde una vez más puedan (los venezolanos) tener la riqueza que tienen bajo de sus pies y en sus aguas en Venezuela para que este pueda ser de nuevo un gran país”.

Preguntado otra vez más si la acción militar está sobre la mesa, Pompeo afirmó, nuevamente, que Trump ha sido claro en que “vamos hacer que esto [el cambio de régimen] suceda, toda opción permanece ahí y disponible a Estados Unidos. Trabajaremos con nuestros aliados para lograr el resultado correcto”. Criticó que los amigos del régimen actual son los cubanos, los rusos, Hezbollah, los iraníes, y que “América los ayudara [a los venezolanos] a salir de este lugar difícil”.

Mientras tanto, la desinformación y sus consecuencias en Estados Unidos continua generando confusión sobre lo que ocurre en Venezuela, incluso entre los opositores a Maduro en Washington y Miami. El senador Marco Rubio, quien es uno de los arquitectos y promotores de la operación estadunidense de cambio de régimen en Venezuela, es una de las voces más “confiadas” por la oposición y sus simpatizantes ultraconservadores en este país quienes siguen su cuenta muy activa de Twitter, pero junto con demasiados reporteros y medios, ha difundido información no verificada o hasta boba.

Rubio, la Casa Blanca y muchos de los principales medios estadunidenses reportaron que las fuerzas leales a Maduro fueron los responsables de incendiar “asistencia humanitaria” en la frontera entre Venezuela y Colombia el 23 de febrero, eso a pesar de que reporteros, en su mayoría latinoamericanos (incluyendo La Jornada) y testigos reportaron y contaban con evidencia de que eso era falso. Hace unos días, el New York Times analizó evidencia de video y publicó un amplio reportaje apuntando a que los responsables fueron los opositores a Maduro, algo que de inmediato puso en duda la narrativa oficial de Washington y sus cómplices en la región.

Más recientemente. Rubio difundió información falsa y/o no verificada sobre muertes en hospitales a causa del apagón que ha afectado al país.

Otro error fue más de risa: Rubio difundió que hubo una explosión en un transformador en lo que pensaba se llamaba la Presa Alemán (en inglés, el German Dam). Pero no hay un German Dam en ese país, y la explosión no fue en una presa ni en un alemán, sino que German Dam es el nombre del periodista que reportó de una explosión de un transformador, informó el Miami Herald.

Foto: AP

Texto: David Brooks | Corresponsal La Jornada