Piden en la Permanente informe sobre programas para prevenir rebrote de Covid-19 durante el otoño-invierno 2022

Ciudad de México, 12 de junio de 2022

Las enfermedades respiratorias se incrementan hasta en 100 por ciento en los meses más fríos: Pinedo Alonso

Los trastornos respiratorios son el principal problema de salud que se trata en los servicios de urgencia en la temporada invernal, al punto que su prevalencia aumenta considerablemente hasta en 100 por ciento con relación con otras épocas del año, destacó la senadora Cora Cecilia Pinedo Alonso.

Lo anterior, dijo, derivado a que en los meses fríos se presentan condiciones ambientales como son bajas temperaturas atmosféricas que facilitan la propagación de virus como el Covid, la influenza y el adenovirus que, al complicarse, pueden causar infecciones respiratorias de origen bacteriano.

A través de un punto de acuerdo, que se turnó a la Segunda Comisión de la Permanente, la legisladora del Partido del Trabajo reiteró que las bajas temperaturas climatológicas generan las condiciones que hacen fácil la propagación de patógenos, virus y bacterias.

En el documento, Pinedo Alonso pidió a la Comisión Permanente que exhorte a la Secretaría de Salud para que informe sobre las acciones, planes y programas con los que cuenta para prevenir el rebrote de SARS-CoV-2, durante la temporada otoño-invierno 2022.

Además, solicitó que dé a conocer la cantidad de vacunas que se tiene previsto adquirir para atender y garantizar las necesidades de vacunación a nivel nacional.

La senadora expresó que la Organización Mundial de la Salud (OMS), admitió su preocupación ante la relajación de medidas de contención de la Covid-19 en algunos países que integran a este organismo internacional. 

Además, dijo, que la OMS indicó que el objetivo global debe ser continuar con la vacunación por lo menos al 70 por ciento de la población a nivel mundial contra este virus.

Pinedo Alonso detalló que las vacunas son los recursos más importantes y económicos para prevenir brotes, proteger a las personas y, a través de ello, preservar la seguridad y la salud de comunidades enteras.

Por lo que se debe garantizar que las personas en movimiento como refugiados, solicitantes de asilo, migrantes en situación irregular, poblaciones de difícil acceso, así como los desplazados internos y las comunidades de acogida vulnerables, se beneficien con vacunas en igualdad de condiciones, mencionó.

Toda vez que, subrayó, la protección de las poblaciones más vulnerables ante los riesgos sanitarios es crucial para garantizar la seguridad de todos.

La legisladora del PT reconoció que el acceso a la inoculación ha mejorado, pero todavía está limitado por la falta de abasto, las limitaciones presupuestales o las dudas diseminadas por las campañas de desinformación.

Texto y Foto: Senado de la República