Piden programas de mantenimiento para estaciones de carga de vehículos eléctricos

 Ciudad de México, 5 de junio de 2022

México ocupa el lugar 14, después de Brasil, de los 15 países que más dióxido de carbono emiten en el mundo

Los senadores Raúl Bolaños-Cacho Cué e Israel Zamora Guzmán solicitaron a la Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México un programa periódico de mantenimiento para las estaciones de carga de vehículos eléctricos, conocidas como “electrolineras”.

En un punto de acuerdo que presentaron en la Comisión Permanente, los legisladores del PVEM pidieron que se sancione, conforme al Reglamento de Tránsito, a quien se estacione o bloquee los espacios destinados para este fin.

Además, hicieron un llamado a la Mesa Directiva del Senado para que, de conformidad con sus atribuciones y la disponibilidad presupuestaria, analice la posibilidad de aumentar el número de estaciones de carga para vehículos eléctricos dentro del recinto legislativo.

Actualmente, destacaron los senadores, existe mayor conciencia ambiental y corresponsabilidad ciudadana respecto de la urgencia de cambiar los paradigmas energéticos, ante el daño evidente al medio ambiente por la emisión de gases de efecto invernadero.

Las políticas de transición energética buscan incidir en uno de los sectores más contaminantes como es el sector transporte, que es el responsable del 25 por ciento de la emisión de gases que contribuyen al calentamiento global.

Según expertos, la movilidad eléctrica es el “vector de salida”, porque permite un incremento notable de la eficiencia energética; ello, ha incentivado a la industria automotriz al desarrollo de tecnología para vehículos híbridos y eléctricos.

Bolaños-Cacho y Zamora Guzmán señalaron que la industria del transporte es la segunda actividad que produce las mayores emisiones de contaminantes, después de la energética, que produce 25.9 por ciento de las emisiones nacionales totales.

Solo en la Ciudad de México y su área conurbada, conformada por los estados de México, Morelos, Hidalgo, Querétaro, Puebla y Tlaxcala, los vehículos con motor de combustión son las que más producen emisiones de monóxido de carbono y dióxido de nitrógeno, además de ocupar el segundo lugar en emitir dióxido de carbono y compuestos orgánicos volátiles.

Con base en información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, el parque vehicular nacional con motor asciende a 50 millones 347 mil 569 vehículos, la gran mayoría son vehículos personales, 34.5 millones; seguido de autos de carga, 10.7 millones; y el resto de autotransporte con 852 mil unidades.

“De este universo vehicular, 24 mil 405 son vehículos híbridos, híbridos conectables y eléctricos, lo que representa apenas 3.6 por ciento del total de vehículos ligeros en el 2020”, subrayaron los legisladores.

Raúl Bolaños-Cacho Cué e Israel Zamora Guzmán refirieron que durante el primer trimestre de 2021 se vendieron nueve mil 861 unidades, lo cual, representa un incremento de 35.2 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.

“Con el comienzo de la comercialización de autos eléctricos en el país, en 2012, se instaló la primera estación de carga y, a partir de esa fecha, comenzó un importante incremento de la instalación de más electrolineras hasta llegar a 900 estaciones en el 2018”, recordaron. 

También destacaron que “aunque no existen cifras oficiales de cuántas estaciones existen en el país, diversas fuentes estiman que en todo el territorio nacional existen 306 locaciones y 699 conectores, concentrados principalmente en la Ciudad de México”. 

Texto y Foto: Senado de la República