POSICIONAMIENTO DEL PARTIDO VERDE EN VOZ DE LA DIP. GEORGINA PAOLA VILLARPANDO BARRIOS A FAVOR DEL DICTAMEN DE LA COMISIÓN DE SALUD POR EL QUE SE REFORMA EL ARTÍCULO 280 DE LA LEY GENERAL DE SALUD, EN MATERIA DE PLAGUICIDAS

Foto: Especial

Compañeras y compañeros diputados,

La protección de la salud es un tema de relevancia para cualquier gobierno, lograr la inclusión de todos los sectores sociales, así como alcanzar los más altos estándares de calidad representan retos constantes que deben atenderse.

La salud humana se ve impactada por diversos factores, las afectaciones al medio ambiente y los procesos de fabricación de los alimentos que consumimos, siendo éstas las principales fuentes que ponen en riesgo la inocuidad de lo que consumimos.

El tema que nos ocupa, el uso de plaguicidas, pone a las autoridades de salud en alerta para diseñar e implementar mecanismos de acción que regulen el uso de éstos; en el caso del campo mexicano el uso de plaguicidas es cada vez más común y necesario para el desarrollo óptimo de la cadena productiva, sin embargo, ello no los exime de cumplir a cabalidad con los lineamientos sanitarios, ambientales y ecológicos que todo producto requiere para su elaboración.

Los plaguicidas son insumos necesarios que previenen, repelen o controlan cualquier plaga de origen animal o vegetal durante la producción, almacenamiento, transporte y distribución de productos agrícolas, resultado de exhaustivos trabajos tanto en laboratorio como en campo, con científicos de distintas disciplinas y que aseguran una mayor y mejor producción de alimentos y otros cultivos en beneficio de la supervivencia y bienestar de la humanidad.

En nuestro país, tal como lo refiere el dictamen en comento, del total de plaguicidas clasificados como perjudiciales para la salud y el ambiente, utilizamos el 60 por ciento; siendo Michoacán, Sinaloa, Veracruz, Jalisco y Nayarit las principales entidades con mayor uso de plaguicidas, lo que genera un problema alarmante en la salud pública, quedando acreditado por investigaciones científicas, que en la población expuesta se generan desequilibrios hormonales y cáncer, además de afectaciones ambientales.

Actualmente el uso de estas sustancias se encuentra regulado, sin embargo, tanto proponentes como dictaminadores consideran oportuno fortalecer la legislación en la materia, pues no se puede ser omiso ante la creciente tasa de alteraciones a la salud y al medio ambiente provocado por los plaguicidas altamente tóxicos.

Coincidimos en que el uso de plaguicidas tiene que ser orientado a la transición hacia procesos mucho más responsables y amigables tanto con el medio ambiente, como con la salud humana; lo anterior, atendiendo a las recomendaciones y prácticas internacionales que señalan que la sustitución de plaguicidas altamente tóxicos por alternativas menos peligrosas constituyen una obligación de todos los gobiernos, las instituciones, las industrias y la sociedad.

Por todo ello, quienes integramos el Grupo Parlamentario del Partido Verde Ecologista de México votaremos a favor del dictamen de la Comisión de Salud, por el que se reforma el artículo 280 de la Ley General de Salud con la finalidad de que la Secretaría considere en la elaboración de sus normas en la materia, la prohibición progresiva de plaguicidas altamente peligrosos, incentivando la transición hacia la utilización de sustancias naturales.

Estamos convencidos que este tipo de acciones abonarán de manera positiva para seguir avanzando hacia la toma de consciencia sobre la importancia de cuidar el medio ambiente y, sobre todo, el cuidado de la salud, como elementos que se relacionan y que son interdependientes para alcanzar una mejor calidad de vida.

Es cuanto.