Precios de Garantía

Aunque Pese

Por Salvador Martínez García

La carestía impacta al mundo con efectos nocivos para el bienestar de la gente tanto en Estados Unidos como en Europa, desde luego, México.

En nuestro país el índice inflacionario no se ha desbocado pese a haber un alza del 7.72 anual al cierre de la primera quincena de este mes.

El incremento a los precios en la República ha sido menor que en otras naciones principalmente por la contención de los precios en tarifas eléctricas, gasolinas y diésel, pero se reciente en alimentos, con golpe directo a quienes menos tienen.

Por ello, el presidente López Obrador anuncia para el próximo miércoles un plan para contener el aumento de la inflación, mediante la fijación de precios de garantía, concertados con productores y comerciantes, de al menos 24 productos de la canasta básica.

Entre los alimentos que estarán sujetos a este esquema para impedir su alza se encuentran el maíz, frijol, trigo, arroz, leche, carne de res, huevo, pollo, entre otros, con lo que se espera no sólo estabilizar precios sino también garantizar abasto y consumo.

La meta es ambiciosa, no sólo se pretende controlar el aumento de precios sino también garantizar el abasto y la capacidad de adquisición, con lo cual se alcanzaría un importante logro.

Igualmente se buscará alentar la producción agrícola de maíz y frijol para disminuir la dependencia en las importaciones hoy padecida, además de satisfacer mediante el autoconsumo la creciente demanda.

El miércoles se sabrán los detalles y el compromiso que adquieran los distintos sectores para la consecución de los objetivos centrales de este plan, que dista mucho de los pactos económicos, como producto de un plan de choque, del pasado.

SUSURROS

En Europa no cesa la preocupación por lo que pudiera suceder si de tajo se corta el suministro de gas por parte del gigante estatal ruso Gazprom como respuesta a la negativa de pagar en rublos las importaciones del energético.

Los países europeos, especialmente Alemania, dependen en buena medida del gas ruso, hasta en más de 50 por ciento de sus requerimientos, por lo que temen sufrir serios desajustes en la industria, comercio y hogares en sus poblaciones.

Bulgaria y Polonia ya sufren el cese en el abasto desde ayer y otras naciones pudieran sumarse, pues Rusia suministra alrededor del 40 por ciento del gas natural de la Unión Europea. Veremos si se cuentan con alternativas de provisión para evitar el colapso.

Email: salvadormartinez@visionmx.com Twitter: @salvador_mtz