Presentación de la Agenda Legislativa para la prevención de la violencia contra la mujer y el feminicidio. Palabras de la Senadora Olga Sánchez Cordero y el ministro presidente Arturo Zaldívar

Ciudad de México, 6 de julio de 2022

SENADORA OLGA SÁNCHEZ CORDERO: El Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea.

Señor Presidente, para nosotros es un gusto enorme, un honor que usted esté en este recinto parlamentario. Muy bienvenido a la Casa del Federalismo, a la Comisión Permanente, muchas gracias por su asistencia.

Nos acompañan también el señor diputado Sergio Gutiérrez Luna, presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, y hoy vicepresidente de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente.

El diputado Felipe Fernando Macías Olvera, muy bienvenido, diputado, presidente de la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados.

También nos acompaña la senadora Gabriela López Gómez, presidenta de la Comisión Especial para dar Seguimiento a los casos de Feminicidio de Niñas y Adolescentes, del Senado de la República.

Me da mucho gusto ver también a diputadas y diputados, senadoras, senadores, que nos acompañan. Muchas gracias. Muchas gracias, Lizbeth, muchas gracias, Kenia; muchas gracias, Jorge Carlos; muchas gracias, Mónica. Muchas gracias, diputada, muchas gracias a todos.

Nuestro país ha realizado esfuerzos importantes para combatir al feminicidio, desde hace casi 20 años; desde la visibilización que impulsó la sociedad civil y también, por qué no decirlo, los medios de comunicación –muchas gracias por su presencia–, sobre los feminicidios en Ciudad Juárez, a finales de la década de los 90. 

Pasando por los cambios legislativos que se impulsaron en el año 2012, los ajustes en legislación local; hasta llegar a las acciones que ha impulsado el Estado Mexicano en la actualidad.

Desafortunadamente, esta expresión del fenómeno delictivo sigue siendo un drama humanitario, que no ha sido posible revertir.

En el Senado de la República, somos conscientes y ahora en esta Comisión Permanente, de que ninguna democracia puede consolidarse y ninguna sociedad puede aspirar seriamente a la justicia, cuando se permite que el feminicidio, que es la más extrema de las violencias contra las mujeres, niñas y adolescentes, se normalice.

Cuando la frecuencia de este delito parece estar sin control, exponencial, y las instituciones del Estado no han sido capaces –y lo subrayo–, no han sido capaces de articular acciones concretas y  efectivas o lograr las reformas legislativas que se requieren para revertir su incidencia; la esperanza la podemos perder.

En el Senado de la República, no hemos perdido esta esperanza de erradicar esta nefasta expresión de violencia en cualquiera de sus modalidades contra las mujeres, las adolescentes o las niñas. Por eso, celebro ministro Presidente, y compañeras, compañeros diputadas y diputados; que llevemos a cabo este tipo de espacios para revisar lo que hemos trabajado, sumando esfuerzos, sumando ideas y voluntades.

En este sentido, me gustaría proponerles que al trabajo de reflexión que se ha propuesto en el programa, se consideren ideas más de iniciativas que se han hecho para combatir el feminicidio; tanto las que se han planteado con anterioridad, como las que se están presentando el día de hoy o las que deriven de este Foro.

Al respecto, quiero platicarles de dos propuestas que incumben a este importante tema: la primera se relaciona a una iniciativa presentada en este año, en enero, que busca generar un espacio de análisis de información sobre homicidios dolosos y feminicidios; bajo un esquema similar a la Coordinación Nacional Antisecuestros, y que sea una Comisión o Coordinación Nacional Antihomicidios y Antifeminicidios; que permita superar las limitaciones que actualmente tiene el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública en general, y particularmente la manera de capturar y consolidar información en estos rubros, por parte del esfuerzo nacional.

Esta propuesta, que ha encontrado ideas similares en el Ejecutivo, pero que no se han podido concretar en ninguno de los dos Poderes, permitiría focalizar y rediseñar las acciones orientadas a inhibir, prevenir, contener y disminuir los feminidicios.

Quiero compartirles que en las reuniones de seguridad, que tuve la oportunidad de asistir durante los tres años, la Comisión Antisecuestros estaba dando muy buenos resultados, muy buenos resultados. Y si se formara una comisión antihomicidios y antifeminicidios, podríamos focalizar el tema en este tipo de estrategias de seguridad.

La segunda iniciativa ha sido inscrita hoy en la Gaceta de la Comisión Permanente, por parte de una servidora y de la senadora Gabriela López Gómez, y esta propuesta constituye un esfuerzo por estandarizar los elementos que ayuden a tipificar el feminicidio. Es decir, llevarlo a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia; llevar el tipo penal ahí y homologarlo en todas las entidades federativas.

El hecho de que cada entidad federativa tenga un tipo de feminicidio diferente en sus elementos del mismo tipo penal, hace muy difícil que se encuadren estas conductas delictivas.

Entonces, estamos proponiendo esta homologación a través de la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Esto, amigas y amigos, y por supuesto ambas propuestas, se suman a la que han presentado y los dictámenes de las iniciativas, tanto de la senadora Malú Mícher, como de la senadora Claudia Anaya, como de la senadora Kenia López Rabadán; que han tenido también estas iniciativas presentadas ya y que podemos sumarlas a estos esfuerzos.

Creo que a todas, a todas y a todos nos interesa, de verdad, disminuir en nuestro país el feminicidio.

Amigas y amigos, antes de terminar mi intervención, quisiera invitarlos a esta reflexión, que visualicemos nuestras propuestas en torno a las víctimas, a combatir la impunidad, a respaldar también a víctimas secundarias, como pueden ser los hijos, las hijas de estas personas que han sido víctimas de los feminicidios y evitar que el delito se siga reproduciendo.

Así que ninguna autoridad federal, ni estatal ni municipal, ni ninguno de los Poderes de la Unión estamos ajenos a dar y a caminar con nuestros esfuerzos a una solución a este gran problema.

Trabajar juntos en la misma dirección, sin importar colores partidistas ni agendas de grupo, ni el órgano del poder público o ámbito de gobierno al que pertenezcamos, debemos todos sumar esfuerzos para prevenir y sancionar la violencia contra la niñas, adolescentes y mujeres, y los feminicidios, siempre colocando en el centro de nuestras acciones a las víctimas de este flagelo.

Muchas gracias por su atención.

MODERADOR: Gracias, Presidenta. Tiene el uso de la palabra el ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea.

MINISTRO ARTURO ZALDÍVAR LELO DE LARREA: Muchas gracias. Muy buenos días.

Saludo a la señora senadora Olga Sánchez Cordero, presidenta del Senado de la República y de la Comisión Permanente; al diputado Sergio Gutiérrez, presidente de la Cámara de Diputados; a todas las señoras legisladoras, señores legisladores; a los medios de comunicación.

Agradezco, primeramente, esta invitación para tener la oportunidad de dialogar y de construir soluciones ante este problema tan grave que sufre el país, que son los feminicidios.

Nuestro país, como ustedes saben, vive una tragedia colectiva, mediante la cual, entre 10 y 11 mujeres son privadas de la vida de manera violenta todos los días.

Para generar una reflexión colectiva y visibilizar este fenómeno, la Suprema Corte produjo una serie que acaba de ser transmitida, que tuvo un enorme éxito en la población; 27.6 millones de personas fue el alcance de esta serie y creo que hemos logrado el objetivo de generar una reflexión, de conmocionar a la sociedad y de hacer entender que la única manera de avanzar es con una alianza entre las autoridades y la sociedad.

Pero esta reflexión no puede quedarse solamente en las pláticas y en los discursos, sino tiene que llevar medidas concretas, a partir de las cuales se empieza a revertir esta situación. Y, en esto, todos los poderes tenemos una función qué cumplir.

A mí me parece que, ante problemas de esta envergadura, la alianza, la coordinación y el trabajo conjunto entre todos los órdenes de Gobierno y entre todos los Poderes de la Unión es fundamental, y por eso celebro esta reunión.

El Poder Judicial Federal y, en particular, la Suprema Corte, ha tomado de inmediato tres medidas que quiero compartir con ustedes; algunas de las cuales requieren la colaboración de otros poderes.

En primer lugar, el Consejo de la Judicatura Federal emitió un acuerdo, a partir del cual nuestros defensores y defensoras públicas están facultadas para acompañar a familias que han sufrido un feminicidio en su núcleo familiar.

La mayoría de las familias, los esposos, las parejas, los hijos, los padres, se encuentran totalmente indefensos. Normalmente las fiscalizan los revictimizan y se encuentran, aparte del dolor de la pérdida del ser querido, con un trato inhumano, interesado y poco profesional por parte de la mayoría de las fiscalías locales en nuestro país.

Ahí estarán, y ya están de hecho, nuestras defensoras y defensores públicos.

En segundo lugar, como ya lo indicó la senadora Sánchez Cordero, uno de los problemas que tiene estructuralmente el tema del feminicidio es que no está definido de manera adecuada y uniforme el tipo de feminicidio; cada estado lo conceptualiza de una forma diferente, y esto tiene varios problemas. 

Primero, impide normalizar protocolos de investigación, ya que los tipos son distintos. En segundo lugar, dificulta una doctrina jurisprudencial que sea aplicable a todos los tipos. 

Y, en tercer lugar, en ocasiones algunos de estos tipos penales son de tal manera mal elaborados, que resultan inoperantes y un obstáculo para la investigación de los feminicidios. 

Para responder a ello, aunque no tenemos facultad de iniciativa, hemos elaborado en la Suprema Corte un proyecto de iniciativa de Ley General para Prevenir, Investigar, Sancionar y Reparar el Feminicidio. 

La idea de este proyecto es reformar el artículo 73, fracción XXI, inciso a); para agregar a los delitos a que se refiere este artículo, aquellos delitos como secuestro o trata de personas, en los que cuales si bien son materia local, la Ley General establece el tipo y las sanciones que la Ley General establezca el tipo de feminicidio y las sanciones correspondientes. Obviamente, la investigación y los procesos, serán a nivel local.

Esta iniciativa, más bien proyecto de iniciativa, tomó como ejemplo la Ley Modelo Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la muerte Violenta de Mujeres y Niñas. Esta ley modelo, esta ley marco sirve de inspiración para este proyecto, que estamos sometiendo a su consideración.

Y, queremos decir algo muy importante: esta ley no se agota en el aspecto punitivo; sino que establece, primero, medidas de prevención; segundo, reglas especiales para la investigación; así como medidas de asistencia, protección y reparación integral. Creo que esto es esencial. No es una ley punitivista, sino es una ley que busca prevenir y una reparación integral.

Y, establece también esta ley, la obligación de emitir un protocolo nacional de investigación de feminicidios.

Me voy a permitir hacer entrega de este proyecto de iniciativa a la señora Presidenta del Senado; al señor Presidente de la Cámara de Diputados, con la idea de que algunas legisladoras o legisladores, si consideran que este trabajo tiene méritos, lo puedan hacer suyo.

Quiero comentar también que el día de hoy, haré llegar al titular del Poder Ejecutivo este mismo proyecto, para que también en la sede del  Poder Ejecutivo, se pueda valorar y ponderar, si hacen suya esta iniciativa.

Y a partir de este momento, informo a la opinión pública que este proyecto está consultable en la página de internet de la Suprema Corte, para que toda la ciudadanía pueda conocerlo.

Y una tercera medida que estamos elaborando, es una Guía sobre los estándares constitucionales y convencionales para investigar feminicidios con perspectiva de género. Para esta guía, que esperamos tener el próximo mes, hemos tomado en consideración la Ley Modelo Interamericana, el proyecto de ley que estamos presentando en este momento; los criterios que ha elaborado la Suprema Corte de manera jurisdiccional sobre cómo deben investigarse los feminicidios; el protocolo para juzgar con perspectiva de género, de la Corte; y el manual para juzgar con perspectiva de género en materia penal, que tiene un capítulo específico para los feminicidios.

Obviamente, en la Corte no nos toca investigar, pero me parece que este documento va a ser valioso para ponerlo a consideración de las Fiscalías de los estados; y además, puede servir como modelo para el Protocolo Nacional de Investigación.

Estas tres medidas que hemos tomado, demuestran que el tema de la serie no era simplemente tener un rating alto o generar reflexión; sino tratar de provocar una alianza entre los Poderes del Estado y la sociedad.

Creo que esta reunión va a ser muy fructífera. Me parece que en un asunto de tal gravedad, que llena de dolor y sufrimiento a miles de familias mexicanas, todos los Poderes del Estado debemos estar del mismo lado.

Aquí no debe haber intereses partidistas, no debe haber intereses personales, no debe haber ninguna otra razón, sino simplemente el avanzar a revertir este mal, que no podemos seguir tolerando. No pueden seguir matando impunemente a las niñas y mujeres mexicanas; y las autoridades no podemos seguir mirando hacia otro lado. Tenemos un compromiso con la gente, sobre todo con las mujeres y niñas de México. 

Ojalá, todas y todos estemos a la altura de este momento histórico y podamos sumar esfuerzos para pasar a un estadio en que nuestras niñas y mujeres puedan salir a la calle sin miedo.

Muchas gracias.

MODERADOR: Muchas gracias, Ministro Presidente.

Ahora tiene el uso de la palabra el diputado Sergio Gutiérrez Luna, presidente de la Cámara de Diputados.

DIPUTADO SERGIO GUTIÉRREZ LUNA: Buenos días a todas y a todos.

Presidenta del Senado, senadora Olga Sánchez Cordero, gracias por permitirnos hacer este evento, en compañía del Ministro Presidente, Arturo Zaldívar. 

Querido maestro, un gusto que nos acompañes por acá. 

Senadoras, senadores; diputadas, diputados: Este evento es para reiterar la suma de muchos a una lucha que ha movilizado a las mujeres de nuestro país y a muchos hombres también, y que trata de ponerle un fin a un fenómeno real, existente, creciente, que es el feminicidio.

Hay casos, hay hechos que siembran un país. Hay hechos que mueven conciencias. Y a mí me parece que este documental que produjo la Suprema Corte, Javier Tejado, merece un reconocimiento porque es una forma en la que podemos dimensionar la gravedad del problema del feminicidio.

Un asunto tan crudo como real, el que una persona durante 30 años hubiera asesinado y destazado a mujeres, llevado a la pantalla, permite que un gran número de personas, y acaba de dar el dato el Ministro Presidente, más de 20 millones de personas, mencionó, puedan entender de lo que estamos hablando, y que no se quede sólo en un discurso de políticos o de autoridades, sino que son cosas que suceden en la cotidianeidad, que afectan a mujeres reales.

Ese caso, tres mil mujeres, en tanto tiempo, por una persona.

Y ese ejercicio que realizaron, Ministro Presidente, en la Suprema Corte, y lo real que refleja el documental, ayuda a que el trabajo de las autoridades no sólo se quede en el ámbito de lo que ordinariamente es concebido como tal, sino que vaya más allá y socialice la problemática para así trazar ruta de acciones concretas para resolver esos problemas.

Yo presentaba el día de hoy un punto de acuerdo para tratar de homologar el problema identificado como fundamental, que es el tipo penal del feminicidio que, como lo explicó adecuadamente el Ministro Presidente, varía mucho de estado a estado y genera problemáticas que, a su vez, implica que no se pueda atender eficientemente el problema y que las autoridades también tengan problemas para hacer su labor en ese cumplimiento.

Y, sin embargo, hoy recibimos una noticia que, creo yo, debe celebrarse. Una propuesta del Poder Judicial de reforma a la Constitución y una propuesta de ley.

En lo que nos la proporcionó, leía brevemente la propuesta de reforma constitucional que es al artículo 73 y que habla de incluir el tipo penal en las leyes generales de feminicidio y delitos vinculados al feminicidio. 

Y luego viene una iniciativa de ley para prevenir, investigar, sancionar y reparar el feminicidio. 

Creo, a reserva de leerla a detalle, que seguramente será un esfuerzo profesional profundo; también que recoge temas o problemáticas de la experiencia y de lo que ha venido aconteciendo en el tema. 

Yo quisiera abundar sobre esto, que me lo llevaré, lo leeré hoy. Y, en principio, creo que este ánimo de colaboración de poderes, donde un órgano del Estado Mexicano, el Poder Judicial le propone a otro órgano del Estado Mexicano una acción específica para encausar soluciones en un problema en el que todos estamos de acuerdo que tenemos que trabajar, es algo que se celebra y que se recibe de buena fe, con entusiasmo y con ganas de entrarle de fondo a esta propuesta.

Yo lo socializaré con los diputados, aquí se encuentra el Presidente de la Comisión de Justicia, el diputado Felipe Fernando Macías; y con los demás grupos parlamentarios, para tratar de avanzar en un consenso que usted mencionaba atinadamente, no es de colores, no es de personas, es de todas y todos; es de todas y todos los mexicanos.

Gracias, Ministro Presidente. Felicidades por el trabajo que está haciendo de cara a la sociedad, difundiendo la labor del Poder Judicial, y también por este tipo de trabajo técnico y profesional que va a contribuir a ir abatiendo ese fenómeno en el que, todos estamos de acuerdo, debe de erradicarse.

Bienvenido. Muchas gracias.

Texto y Foto: Senado de la República