Presentan el Estudio sobre el Sector Agregador de Pagos en México y feria de servicios

Ciudad de México, 21 de marzo de 2024

Diputadas, diputados y especialistas manifiestan sus inquietudes y presentan propuestas para regular a este sector

El Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados presentó el Estudio sobre el Sector Agregador de Pagos en México y Feria de Servicios, para conocer los retos legislativos en la materia, definir los desafíos y oportunidades del sector y su contribución a la inclusión financiera del país.

La diputada María de los Angeles Gutiérrez Valdez (PAN), presidenta de la Comisión de Economía Social y Fomento del Cooperativismo, afirmó que falta una legislación adecuada en México que permita regular y hacer más eficientes los servicios de pagos electrónicos y planteó regular una posible comisión por uso de estos medios.

Señaló que estos eventos abren las puertas de este recinto al conocimiento de este sector, que, aun cuando es poco conocido, ha tomado relevancia. Añadió que ampliar el uso de estas plataformas disminuye la brecha de desigualdad, indica dónde aplicar estos servicios, como parte de la inclusión financiera, hace eficiente el comercio por parte de agregadores de pago y abona a la economía formal.

Señaló que esta división es la puerta de entrada a la inclusión financiera. Reconoció que se ha avanzado en el acceso a los servicios con agregadores, pero falta mucho por hacer, ya que existen limitaciones operativas para democratizar los pagos.

Consideró imperativo que la inclusión financiera, apalancada a través de pagos, sea parte de una política pública que asegure la colaboración entre gobierno, participantes tradicionales y agregadores, con el fin de empujar dicha inclusión.

A su vez, el diputado Jorge Ernesto Inzunza Armas (PAN), presidente de la Comisión de Economía, Comercio y Competitividad, afirmó que, ante el crecimiento exponencial del comercio, México debe prepararse para el futuro inmediato en la transformación global del sector de medios electrónicos de pago.

Este sector sufre una transformación dinámica pero el país aún tiene una sección de crecimiento muy grande donde el papel de los agregadores de pago es fundamental, cuyo crecimiento anual compuesto es de 55.4 por ciento de terminales de punto de venta colocadas y con más cobertura en municipios de alto rezago social, lo cual ha impulsado el comercio electrónico, el uso de tarjetas de crédito y débito, reduciendo así la dependencia del efectivo.

Comentó que la irrupción de los agregadores brinda alternativas de crecimiento que se irán imponiendo, porque se hace práctica común; la población sabe de qué se trata y esta nueva posibilidad de medios de pago se irá normalizando para México entre a esta tendencia mundial del comercio electrónico en sus diversas posibilidades.

En tanto, la encargada del despacho de la Dirección General del CESOP, Ana Gabriela Nuñez Pérez, afirmó que México tiene un área de oportunidad en la inclusión financiera.

Explicó que en los servicios financieros del sector agregador de pagos ha emergido como un componente fundamental para su modernización y democratización, por lo que es necesario analizar su papel en la promoción de la inclusión financiera y su relevancia en la agenda de política pública orientada a la adopción de pagos digitales.

Al presentar dicho estudio, la presidenta de la Asociación de Agregdores de Pagos, A.C. (ASAMEP), Miriam Cosío, indicó que el objetivo del trabajo es definir los retos y oportunidades de sector y su contribución a la inclusión financiera del país.

Refirió que en México poco menos del 50 por ciento de la población adulta tiene un producto financiero, lo que significa que casi la mitad no tiene nada. Además, enfatizó, somos la segunda economía de América Latina y estamos en el noveno lugar de penetración de pagos electrónicos.

Expresó que la pandemia impulsó la adopción de pagos digitales y ayudó a que no cerraran muchos negocios, por lo que hoy día esta práctica alcanza regiones donde no llega la banca.

Dijo que hace 10 años, medio millón de comercios aceptaban pago con tarjeta a través de las terminales que daba la banca, y hoy son tres millones de negocios que aceptan tarjeta por los agregadores. Aunque es un gran avance, dijo, en México existen más 11 millones de comercios, de los cuales, 4.5 millones son formales y siete millones informales, “o sea que todavía falta mucho”.

Gabriela Zapata Álvarez, consultora en inclusión financiera, señaló que faltan políticas públicas y voluntad política para que las cosas sucedan. Manifestó la importancia de tomar acciones con base en información, atender los retos y detonar los pagos electrónicos. “Todos estamos en la lucha, pero no podemos solos, necesitamos apoyo institucional, para que se atiendan los temas y sean realidad en beneficio de la gente”.

La directora general de Promoción a la Competencia en la Comisión Federal de Competencia Económica, Elvia Villarreal, aseguró que el mecanismo de competencia para promover y asegurar que los mercados funcionen, busca asegurar la responsabilidad tanto de este órgano como de todas las autoridades que emiten regulación y quienes participan en el mercado.

Narciso Campos Cuevas, especialista en derecho corporativo y financiero, se pronunció por empujar la modificación de mercados y comportamientos desregulados, a través de cambios a las leyes. Señaló que la parte legal debe ser suficiente para promover la competencia.

El investigador del CESOP, Enrique Esquivel Fernández, destacó que se requiere la colaboración de todos los actores de la economía para implementar estos pagos. Un nuevo modelo como el que se presenta, debe ser desarrollado e impulsado mediante una política que reoriente los programas sociales para capacitar y actualizar a micro y pequeños comerciantes para que desarrollen sus negocios.

Texto y Foto: Cámara de Diputados