Presentan en el Senado libro “Las vidas que no contaron”

Ciudad de México, 7 de julio de 2022

Por tardía implementación de políticas públicas para contener la pandemia, se han perdido más de 700 mil vidas: López Rabadán

Por la tardía implementación de políticas públicas, por parte de las autoridades, para atender a personas contagiadas por la Covid-19, en México se han perdido más de 700 mil vidas, señaló la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Kenia López Rabadán, en la presentación del libro “Las vidas que no contaron”, de la doctora Laurie Ann Ximénez-Fyvie.

Esta obra aborda, desde un punto de vista científico y humano, la gran tragedia que ha representado para nuestro país la enfermedad provocada por el virus SARS-CoV-2. 

La legisladora del PAN recordó que el primer caso se registró en febrero del 2020; sin embargo, este sería el primero de los más de seis millones de contagios que oficialmente se han reconocido por el gobierno. 

López Rabadán destacó que estas pérdidas son irreparables, porque truncaron sueños, aspiraciones, dejaron un vacío en sus círculos cercanos e incrementó la vulnerabilidad del colectivo.

“Cada vida perdida, es un pequeño universo que se quiebra”, citó la senadora a la doctora Laurie Ann Ximénez. 

Agregó que la pandemia evidenció las deficiencias del Sistema de Salud en nuestro país, no obstante, y a pesar de la experiencia forzada que nos dejó la primera ola de contagios, no se replanteó la estrategia y se repitieron los errores. 

“Las faltas de políticas públicas para atender la emergencia sanitaria trajo dolor a las familias”, más de 700 mil muertos, afirmó. 

Este esfuerzo, agregó, sirve para reconocer la vida de esas más de 700 mil personas, así como al sector médico, enfermeras, camilleros y personal de intendencia. “Este espacio siempre estará abierto para decir la verdad y recibir a los mexicanos que creemos que hay mejores formas de hacer gobierno”.

En su participación, el ministro en retiro, José Ramón Cossío Díaz, dijo que se trata de un libro que señala un problema moral, porque durante la pandemia hubo vidas que no contaron, que no importaron, vidas que no fueron relevantes, y esto es un asunto muy serio.

Cossío Díaz indicó que el texto aborda la incapacidad administrativa para hacer lo que se tenía que hacer. 

Agregó que “este libro va a quedar no sólo como testimonio de lo que se hizo bien, de lo que se hizo mal y de lo que no se hizo, sino también de esta siguiente etapa, que me parece es absolutamente necesaria, para que esta sociedad pueda sanar y salir adelante”. 

La doctora Laurie Ann Ximénez-Fyvie añadió que el libro tiene la intención de hacer honor a todas las personas que han perdido la vida y a las que perdieron familiares, y decir que estas vidas sí contaron y cuentan para muchos de nosotros.

Para sanar necesitamos hacer honor a esas familias que han sufrido y que son revictimizadas, porque se pretende que a la pandemia simplemente se le dé la vuelta y hagamos de cuenta que aquí no pasó nada y eso sólo revictimiza a casi 750 mil personas.

Texto y Foto: Senado de la República