Primordial, diseñar Plan Hídrico 2024-2050 para mitigar efectos por escasez de agua: Rubén Muñoz

Ciudad de México, 2 de febrero de 2024

El presidente de la Comisión de Recursos Hidráulicos propone promover el saneamiento de aguas residuales, realizar campañas de concientización sobre el uso del agua, impulsar la desalinización de aguas en zonas costeras, ordenar el sistema de fiscalización hídrico y construir un acueducto nacional

El diputado Rubén Gregorio Muñoz Álvarez (Morena), presidente de la Comisión de Recursos Hidráulicos, Agua Potable y Saneamiento, indicó que se avecina una grave crisis hídrica para la Ciudad de México y el Valle de México, por lo que se requiere una solución integral que contribuya a mitigar los efectos de la escasez de agua en el país.

Expuso que el nivel de dotación del Sistema Cutzamala bajó de 13 m3 por segundo a ocho m3 por segundo, lo que genera que muchas alcaldías comiencen a tener un problema de desabasto de este recurso.

En ese sentido, en entrevista, resaltó que de acuerdo al diagnóstico sobre el sector hídrico en el país que realizó la Comisión que preside, permitió vislumbrar una solución integral de corto y largo plazo que permitiría diseñar un Plan Hídrico 2024-2050.

“Es preciso que como país aprendamos a diseñar políticas públicas de largo aliento, pero también que resolvamos el problema de hoy”, señaló.

Fundamental, promover el saneamiento de aguas residuales

Indicó que es claro que hay una desatención de saneamiento en las ciudades del país, pues de las 3 mil 692 plantas de tratamiento que hay en el país, dos terceras partes de ellas no realizan este proceso de manera adecuada.

“No solamente estamos contaminando nuestro acuíferos y ecosistemas, estamos descuidando los usos que le pudiéramos dar a esa agua. Las aguas residuales, como la que produce la Ciudad de México, con un sistema de tratamiento, esas aguas crudas o negras se pueden convertir en aguas ricas o enriquecidas, porque le podemos dejar potasios, nitrógenos, cadenas de carbono que son los componentes que llevan los fertilizantes para las plantas y esa agua destinarla al sector agrícola”, señaló.

Campaña de concientización

El diputado reiteró la importancia de impulsar la reutilización de las aguas residuales bien tratadas tanto para la población como para la industria y las comenzar un programa de intercambios por región para que esa agua, de los pozos, quede reservada para la población.

Además, agregó, es preciso reducir la demanda, ya que en la comunidad europea una persona gasta 120 litros de agua al día, esto es 1.2 m3, por lo tanto, en una familia de cuatro integrantes, gastan 440 litros de agua, ni siquiera llegan a 1 m3, mientras en México una persona gasta 300 litros de agua al día, si viven cuatro, gastan mil 200 litros de agua diario.

En este tenor, subrayó que se requiere de una campaña de concientización para reeducar a la sociedad desde el sector básico escolar para entender que no se puede desperdiciar el agua como actualmente se hace y que quien más consuma, más pague, que los estratos sociales tengan agua diferenciada.

“Le podemos dar agua al costo básico a la población de escasos recursos e incluso regalarles el agua si la clase media y media alta paga lo que debería pagar y pague el saneamiento de las aguas residuales que hoy no se paga”, asentó.

Preciso, ordenar el nuevo sistema de fiscalización hídrica y a la industria

Asimismo, apuntó que el sector industrial requiere ser ordenado, toda vez que se encontró que, entre el agua que se produce para las ciudades, el agua que se factura y el agua que se cobra, se dejan de captar más de 150 mil millones de pesos al año.

“Esa es una cantidad absolutamente extraordinaria, por ello para sacar más presupuesto, es preciso ordenar el nuevo sistema de fiscalización hídrica en México para que la industria que consume un 5 por ciento del total del agua, para que el sector hidroagrícola que hoy no paga, se le ponga una cuota mínima y a los exportadores, también una cuota justa”, manifestó.

Desalinización del agua de ciudades costeras

Muñoz Álvarez insistió en la necesidad de implementar una nueva política nacional para desalinizar el agua de los 17 estados costeros y 263 ciudades costeras, ya que actualmente no se cuenta con una red desalinizadoras y son plantas que se construyen en las zonas costeras con pozos denominados “salobres”, los cuales tiene menos cantidad de agua con sal que el agua de mar.

“Esas aguas hoy la podemos tratar para la población, para producir el agua potable que demanda la sociedad”, comentó.

Acueducto nacional

El presidente de la Comisión de Recursos Hidráulicos, Agua Potable y Saneamiento explicó que el problema del agua también tiene que ver con la simetría del país, ya que del centro al sur México tiene el 80 por ciento de su reserva de este recurso, pero sólo se produce el 18 por ciento del PIB nacional, y del centro al norte el país tiene el 20 por ciento del agua, pero en esa zona se genera el 82 por ciento del PIB.

Por ello, propuso la construcción de un acueducto nacional que pueda vertebrar al país, donde al agua que hoy se tiene, por ejemplo, en el río Usumacinta o en las zonas costeras, se pueda promover el aprovechamiento de las aguas residuales en el corto plazo.

Texto, Foto y Video: Cámara de Diputados