Motorola lanza nueva versión plegable del Razr

El smarphone tendrá un costo de mil 499 dólares y estará disponible en preventas en diciembre, antes de ser presentado en tiendas.

Motorola ha relanzado el icónico teléfono Razr flip, ahora un smartphone de 15.74 centímetros que cuenta con una pantalla plegable, lo cual le da a la marca propiedad de Lenovo un punto único de venta contra Apple y Samsung.

Este nuevo dispositivo repite el nombre Motorola Razr, pero es una versión modernizada del original. Este cuesta mil 499 dólares (cerca de 29 mil pesos mexicanos) y estará disponible para pre-pedidos en diciembre en Europa, y como un exclusivo de Verizon en Estados Unidos, antes de que llegue a minoristas en enero.

Para Lenovo, que tiene una pequeña fracción del mercado mundial de teléfonos inteligentes, es un esfuerzo para crear conciencia de la marca en EU a partir de este dispositivo halo.

Lanzado a finales de 2004, el primer Razr se convirtió en un ícono cultural en EU; fueron vendidas 130 millones de unidades y fue la cara de la industria telefónica antes de que Apple lanzara el iPhone en 2007.

El nuevo modelo de Motorola también tiene cierta fama, ya que está programado para convertirse en el primer teléfono plegable verdadero en el mercado (otros dispositivos podrían describirse más adecuadamente como tabletas pegables), y los ejecutivos de la compañía han comentado a Bloomberg que confían en que su diseño no sucumba a problemas de durabilidad que retrasaron el lanzamiento del Samsung Galaxy Fold.

El Razr 2019 no es una ‘ganga’ pero, en comparación con el Galaxy Fold de mil 980 dólares o el Mate X de 2 mil 600 dólares de Huawei, es el miembro más asequible de la categoría de teléfonos modernos más caros.

Foto: Bloomberg

No obstante, los usuarios del Razr tendrán que aceptar algunas de estas especificaciones: tiene una batería pequeña de 2,510mAh y funciona con el sistema operativo Android 9 Pie, el chip más antiguo Snapdragon 710 de Qualcomm. No obstante, carece de la opción 5G y de la memoria abundante de sus rivales.

Además de en EU y Europa, estará a la venta en América Latina, Asia y Australia.

El presidente de Motorola, Sergio Buniac, comentó que no ve el lanzamiento como una “bala de plata” que disparará las ventas de la marca a los números de Apple y Samsung.

En los últimos trimestres, Motorola ha transformado su negocio de telefonía móvil de una unidad en crisis en Lenovo de China a la rentabilidad en muchos mercados, señaló. El nuevo Razr tiene la intención de continuar, incluso si no tiene fuertes ventas.

Buniac dijo que espera “un poco más” de demanda que de oferta, mientras que el director de operaciones de Lenovo, Gianfranco Lanci, señaló que “traerá una mayor impulso para la marca, especialmente en mercados clave como Norteamérica”.

El diseño de este teléfono plegable de Motorola es marcadamente diferente al primer lote de dispositivos del mismo tipo. En lugar de una bisagra vertical que hace que el smartphone se despliegue como un libro, el nuevo Razr se abre y cierra como un teléfono plegable clásico. Cerrado, el móvil es un cuadrado cuyo tamaño es aproximadamente la mitad que un iPhone 11 Pro Max.

Motorola ha usado tecnología para hacer de este teléfono plegable uno de los más portátiles del mercado. En el proceso, ha recuperado la acción de cerrar el teléfono para colgar llamadas, que es algo que la mayoría de los consumidores de teléfonos inteligentes premium no ha realizado en al menos una década.

En una breve prueba práctica con el Razr, el teléfono se sintió impresionante. Su pantalla se siente frágil, pero el jefe de Diseño, Ruben Castano, detalló: “Sentimos que realmente hemos desarrollado una solución ‘robusta'”, señalando las placas estructurales de acero inoxidable entre la parte inferior de la pantalla interna y las partes internas del dispositivo.

Castano describió que esta capa ayudará a evitar que partículas como la arena entren en el dispositivo y rompan la pantalla.

El teléfono también tiene una pantalla táctil exterior de 2.7 pulgadas que tiene accesos rápidos a funciones de uso común, así como para verificar las notificaciones.

La pantalla interna parecía impresionante con un panel de alta resolución cuyo pliegue era más sutil que el de un Galaxy Fold. Cuando está desplegada, la pantalla funciona como la mayoría de otros teléfonos Android, y ejecuta una versión táctil completa del sistema operativo de Google.

En tanto, la pantalla externa está diseñada para interacciones leves, como responder llamadas y mensajes de texto pero, al igual que la pantalla frontal del modelo de Samsung, no es algo que la mayoría de los consumidores usen mucho.

El Razr tiene una muesca en la parte superior de la pantalla principal, carece de conector para audífonos y estará disponible solo en color negro. Cuenta con 128 GB de almacenamiento sin más opciones de actualización.

Las especificaciones de su cámara y batería son decepcionantes, aunque Motorola promete “duración de la batería todo el día”, sin citar un número exacto de horas.

Foto: Bloomberg

Imagen principal: Especial

Texto: Mark Gurman | Bloomberg