Reconocen proyecto de vivienda digna en comunidad destruida por sismos

Nota Principal

México.- El ‘Programa de Vivienda y Vida Digna en San Mateo del Mar’, en el que participan académicos de la Universidad Iberoamericana (Ibero) recibió mención en el ‘Reconocimiento Latinoamericano para Investigaciones y Casos de Reconstrucción Social del Hábitat post Desastres 2018.

Este premio lo entregan la Coalición Internacional del Hábitat y la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En el Programa participan la asociación civil Casa y Ciudad y las instituciones jesuitas: Universidad Iberoamericana, Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) y Fundación Loyola; que cuentan con la colaboración activa de Cáritas Mexicana y la Pastoral Social de Tehuantepec.

Los expertos reconocidos presentaron la investigación “¿Vivienda? O totalidad espacial para habitar”, la cual reconoce los soportes naturales, culturales y técnicos para la espacialidad del hábitat de la comunidad indígena ikoot, que vive en San Mateo del Mar, Oaxaca.

La investigación que fue y es la base para el diseño y definición, junto con los beneficiarios, de la solución habitacional que se da y dará a los afectados por los sismos del 7, 19 y 23 de septiembre de 2017.

En la ejecución y construcción de dichos espacios habitables se conjuntaron esfuerzos de la Fundación Loyola, como líder del programa; del ITESO, con el estudio de mecánica de suelos; de Casa y Ciudad, con el diseño y cálculo estructural; así como la procuración de fondos para mejorar la calidad de vida de las familias beneficiarias.

San Mateo del Mar, Oaxaca, fue una de las poblaciones mexicanas que padeció más daños en su conjunto, que no se limitaron a las viviendas, toda vez que también hubo afectaciones al medio ambiente, a los sistemas de comunicaciones y a los edificios de equipamiento urbano.

En un comunicado, José María Wilford Nava Townsend, académico del Departamento de Arquitectura, Urbanismo e Ingeniería Civil de la Ibero, explicó que junto con las viviendas afectadas de más de mil familias, se fracturaron algunos puentes viales que conectan entre sí a distintos puntos del poblado.

Recordó que daños en escuelas, en el mercado municipal, en la iglesia del siglo XVII que hay en la comunidad, y por un proceso de licuefacción (conversión de un gas en líquido por compresión) las tumbas del cementerio se hundieron, como si estuvieran sobre un pantano de arenas movedizas.

La reconstrucción se realiza en distintas etapas y rangos, desde la vivienda, como la célula fundamental de la familia nuclear; hasta la estructura social de la comunidad, que incluye intervenir el espacio público y los edificios de equipamiento, los que se usan colectivamente.

Además de su carácter interinstitucional, el ‘Programa de Vivienda y Vida Digna en San Mateo del Mar’ también es interdisciplinar, pues junto con arquitectos e ingenieros civiles participan sociólogos y economistas, que apoyan en toda la parte del tejido social; jesuitas, miembros de la Fundación Loyola; y dos egresados de otra universidad jesuita, el Instituto Superior Intercultural Ayuuk ((ISIA), originarios de San Mateo del Mar.

La distinción que hicieron la Coalición Internacional del Hábitat y la UNAM a este proyecto encabezado por instituciones jesuitas, reconoce al Programa como “un trabajo a corto, mediano y largo plazo que busca una mayor trascendencia, un mayor impacto en lo positivo”.

Texto y Foto: Notimex