Refrenda Senado apoyo a la autonomía de la UNAM; no se puede admitir que pongan en riesgo a la Máxima Casa de Estudios

Ciudad de México, 27 de febrero de 2020

Se deben aceptar reclamos con causas legítimas, pero no admitir la violencia: Ricardo Monreal. 

Cámara de Senadores refrenda su compromiso con la autonomía universitaria: Mónica Fernández Balboa.

Suscriben dos convenios de colaboración en materia de transparencia y asesoría académica para profesionalizar a legisladores.

El Senado de la República refrendó su solidaridad y respaldo a la autonomía de la Máxima Casa de Estudios, ante los “momentos aciagos” que traviesa, durante el marco de la firma de dos convenios de colaboración, entre este órgano legislativo y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).  

Ante Enrique Graue, rector de la UNAM, el senador Ricardo Monreal dijo que sí bien es correcto aceptar reclamos de causas legitimas, como las del movimiento en contra del acoso sexual hacia mujeres, no se puede admitir, so pretexto, que la violencia se vuelva una práctica cotidiana en la Universidad. 

Son momentos aciagos y no podemos admitir que pongan en riesgo a nuestra máxima casa de estudios, expresó el también coordinador del Grupo Parlamentario de Morena.

Recordó que hace unos días en la Cámara de Senadores hubo un pronunciamiento unánime, para exigir a todos los actores sociales y políticos el respeto a la autonomía de la UNAM y a sus autoridades. Nadie ajeno a ella tiene el derecho a tener injerencias indebidas. Ni partidos políticos, ni organizaciones sociales ni personas en lo individual, advirtió.

Monreal Ávila comentó que la tolerancia, perseverancia y prudencia deben estar por delante en estos momentos para resolver los problemas en los 12 plantes de la UNAM; cuente con nosotros, manifestó.

El legislador destacó que Enrique Graue es un hombre prudente, cuidadoso e inteligente, por lo que confió en que pronto recobre la normalidad en la Universidad Nacional. El conocimiento y la inteligencia debe orientarnos en nuestros pasos y no la violencia. México está en un proceso de transformación profundo y obviamente saldrá adelante, y la UNAM también, finalizó.

En tanto, la presidenta de la Mesa Directiva, Mónica Fernández Balboa, reconoció en la Universidad a una aliada indiscutible en la construcción del México que vivimos. La respetamos y agradecemos el gran legado que ha dejado en millones de hombres y mujeres que han formado en sus aulas.

Por eso, asentó, hace unos días, el Senado refrendó de forma contundente su compromiso con el respeto a la autonomía universitaria, así como nuestro rechazo a cualquier intento político o legislativo que pretenda vulnerarla.

“Queremos a la Universidad Nacional en el Senado compartiendo retos y proyectos. Que juntos celebremos congresos, conferencias magistrales y mesas de análisis en las que participen las comisiones, los grupos parlamentarios, las y los senadores y la comunidad académica pertinente. Todos tenemos mucho que aportar a la confección de una mejor legislación nacional”, manifestó.

Explicó que los convenios tienen como propósito fortalecer las actividades legislativas del Senado de la República, para hacer a este órgano legislativo más transparente, profesional y cercano a la sociedad. Se trata, dijo, de nuevos instrumentos para institucionalizar el modelo de Parlamento Abierto que ha adoptado la LXIV Legislatura.

Refirió que con el Convenio General, la UNAM compartirá al Senado estudios y análisis sobre la realidad mexicana. “De igual forma nos acercaremos a los conocimientos de científicos y expertos en proyectos y trabajos en materia de docencia, investigación, difusión de la cultura y compartiremos las acciones, estudios, análisis y opiniones del propio Senado”, expresó.

Dijo que una acción inmediata es el convenio específico generar el Observatorio de Transparencia Legislativa y Parlamento Abierto, Senado-UNAM, cuyo objetivo es vigilar, evaluar e incidir en asuntos de interés público, a través de la generación e intercambio de información, con la intención de que esta sea considerada en la toma de decisiones.

De esta manera, afirmó Mónica Fernández Balboa, el Senado pondrá en marcha los principios del Parlamento Abierto en la elaboración y discusión de leyes, en las comparecencias, designación de servidores públicos, fiscalización de recursos, con el acompañamiento académico y profesional de investigadores.

Enrique Graue Wiechers, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, dijo que el convenio marco “nos permitirá colaborar estrechamente con el Senado, en aquellos estudios que nos soliciten”.

Además, contempla que los funcionarios públicos y senadores que no hayan concluido sus estudios de grado puedan hacerlo dentro de la normatividad y planes de estudio de la UNAM, así como la posibilidad de que en la Cámara de Senadores se hagan estudios de especialidad, maestría y, eventualmente, doctorado.

Mónica González Contró, abogada General de la UNAM, indicó que ante los retos que enfrenta actualmente el país, es fundamental entender al Parlamento Abierto como nuevo modelo de relación entre la ciudadanía y el Poder Legislativo, caracterizado por la existencia de un diálogo permanente, dinámico y colaborativo, entre gobierno y sociedad.

Respecto al Convenio Marco con la Universidad, expresó que es un instrumento jurídico que tiene como objeto promover la profesionalización de legisladores y servidores públicos, realizar investigaciones en diversas materias, brindar asesorías en áreas que así se requieran, impulsar programas de servicio social para estudiantes, celebrar congresos, conferencias, mesas redondas, coloquios, simposios, talleres y actividades.

Texto y Foto: Senado de la República