Regeneración del Federalismo en México, materia abierta, destaca presidenta del Senado

Ciudad de México, 22 de mayo de 2024

La Cámara es crucial en la defensa de los intereses regionales y en la construcción de consensos para la gobernabilidad: Ana Lilia Rivera

La regeneración del Federalismo en México es una materia abierta que demanda la modernización de instituciones y el replanteamiento de figuras como el régimen de gobierno y el sistema representativo, afirmó la presidenta del Senado de la República, Ana Lilia Rivera Rivera.

Dijo que el futuro del Pacto Federal dependerá de la implementación de reformas institucionales que ajusten y fortalezcan la distribución de recursos y competencias, de mejorar la eficiencia y transparencia administrativa, así como de un mayor involucramiento de la ciudadanía para fomentar responsabilidad y rendición de cuentas.

Pero si el pueblo no es parte de la conversación sobre un nuevo Federalismo, acotó, “estaremos destinados a fracasar, como lo hace todo lo que no se consulta”.

En la presentación del libro “200 Años del Pacto Federal: Significado, Actualidad y Perspectivas”, la senadora destacó que el federalismo ha sido uno de los pilares fundamentales de la organización política de nuestro país, con los que se ha garantizado la autonomía y participación de los estados en la toma de decisiones.

Agregó que el Senado ha desempeñado un papel crucial en la defensa de los intereses regionales, en la construcción de consensos para la gobernabilidad del país y en la cohesión cultural de la unidad nacional.

Sin embargo, señaló, “también enfrentamos dilemas y desafíos”, como la desigualdad regional, el agotamiento del actual modelo fiscal y la necesidad de otro nuevo, así como el avance de un ímpetu centralizador.

Ana Lilia Rivera enfatizó que todos fenómenos persisten y se incrementan, por lo que requieren de un compromiso renovado por parte de todas y todos los actores políticos y de las instituciones.

“En este contexto, la regeneración del federalismo en México es una materia abierta que demanda la modernización de instituciones y el replanteamiento de figuras como el régimen de gobierno y el sistema representativo”, afirmó.

La presidenta de la Cámara de Senadores destacó que el Federalismo ha sido una decisión acertada que hemos decidido mantener viva desde 1824.

“Al cabo de dos siglos de existencia sigue siendo un concepto inacabado que todavía está a tiempo de dar mucho de sí, sobre todo si logramos entender que la descentralización territorial no es equivalente a una genuina desconcentración política del poder, lo que no parte de esa misma premisa y que seguirá siendo una ficción federalista”.

Será crucial, agregó, que la clase política renueve el interés en fomentar la cooperación y diálogo entre el gobierno Federal y los estatales, lo que ayude a resolver conflictos y a construir consensos y no azuzarlos, de modo que se asegure una gobernanza armoniosa y efectiva que responda a las necesidades locales.

La vicepresidenta de la Mesa Directiva, Sylvana Beltrones Sánchez explicó que este libro, publicado por el Instituto Belisario Domínguez, contempla los diversos puntos de vista de distinguidos especialistas que reflexionan acerca de las oportunidades y desafíos que ha brindado el Federalismo a lo largo de dos siglos.

Patricia Galeana Herrera, docente de la Facultad de Filosofía y Letra de la UNAM, explicó los antecedentes del federalismo mexicano, que surge, dijo, como una solución ante la desintegración que se registraba en el país.

Mencionó que, en el Siglo XIX, en la práctica se dio un Federalismo centralizado para enfrentar el acoso internacional y en el XX para pacificar al país, después del proceso revolucionario y, posteriormente, por el establecimiento de un régimen de partido hegemónico.

José Luis Clavellina Miller, director de investigación en el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria, afirmó que este texto hace un recorrido histórico de las distintas etapas por las que se originó el Federalismo mexicano como forma de gobierno.

Además, aborda la relación de este modelo con la democracia, el Federalismo fiscal y judicial, los mecanismos anticorrupción que deben funcionar en nuestro sistema federal, así como el federalismo electoral, la paridad de género en las candidaturas y experiencias de algunos países federados.

“En lo que se refiere al Federalismo y al Federalismo fiscal, coexiste la soberanía federal con la de los estados, y en el libro podemos ver que a lo largo del tiempo ha sido complicado satisfacer los intereses de los tres órdenes de gobierno y hacer compatibles sus atribuciones de ingresos con las responsabilidades que tienen en materia de gasto público”, indicó.

Texto y Foto: Cámara de Senadores