Renuncia de Germán Martínez “no es tema menor”: De Hoyos Walther

Nota Principal

México.- La renuncia de Germán Martínez Cázares como director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) “no es un tema menor”, porque la administración federal confundió un órgano de Estado con el de gobierno y podría volver a ocurrir con otras instancias, afirmó el presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos Walther.

En la carta de renuncia de Martínez Cázares no se hace una clara delimitación de la administración pública descentralizada y paraestatal con los órganos del Estado, comentó el dirigente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Dijo a Notimex que eso es importante porque los órganos del Estado, en particular los autónomos, pueden en su momento y conforme a su diseño tener posturas diferentes a las del jefe del Ejecutivo federal.

Germán Martínez Cázares presentó su renuncia como director general del IMSS, al manifestar que en el Instituto “algunas injerencias de Hacienda son de esencia neoliberal: ahorro y más ahorro, recortes de personal y más recortes de personal, y un rediseño institucional donde importa más el cargo que el encargo”.

Acusó que “ahorrar y controlar en exceso el gasto en salud es inhumano” y acentuó que al frente de su gestión funcionarios de la SCHP han buscado “imponer” y se han negado a dialogar con el IMSS.

De Hoyos Walther refirió que ese tipo de posturas han sido notorias en otros momentos, por ejemplo con los institutos Nacional Electoral (INE), Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), pero también podría ocurrir en el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), porque tiene las mismas características.

“Rescato la importancia de que, a partir de esta crítica de un director renunciante, haya una sana diferenciación que permita estos márgenes de autonomía que son plenos y relativos, pero deben respetarse en la administración”.

En su misiva, Martínez Cázares también dijo que mientras se buscan esas reformas al interior para los nombramientos, no hay avance de obras y pago a proveedores, existen rezagos en los contratos y convenios de servicios y algunos están por vencerse.

Para Gustavo de Hoyos Walther, quitar los recursos para cerrar guarderías, no dotar de medicinas y hacer un lado a la investigación es “una práctica poco inteligente” para desperdiciarlos en otros temas poco racionales.

Antes de tomar decisiones para proyectos de infraestructura de alta envergadura, como el Tren Maya, la refinería de Dos Bocas, el Transístmico o programas para jóvenes o adultos mayores, se requieren estudios de alto impacto y rentabilidad social.

“En un escenario de recursos escasos siempre se debe priorizar dónde poner los recursos”, reiteró el dirigente patronal, al añadir que el sacrificar la salud y la educación “no es la mejor decisión” para posicionar una refinería.

Texto y Foto: Notimex