Respaldan diputados de Morena a activistas en pro de migrantes y refugiados que demandan a la Comar en la CDMX reanudar sus operaciones

Ciudad de México, 8 de julio de 2024

Señalan que el cierre de sus oficinas ha impactado de manera importante a las personas que van en tránsito por el país y han visto afectados sus derechos; además, los albergues se han visto rebasado en su capacidad de atención a esta población

Los diputados Manuel Alejandro Robles Gómez y Mario Alberto Torres Escudero, de Morena, respaldaron a activistas en pro de migrantes y refugiados que demandan a la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) en la Ciudad de México, que reanude sus labores, ya que en al tener paralizadas sus operaciones afecta los procesos y derechos de las personas en movilidad.

En conferencia de prensa, el diputado Mario Alberto Torres explicó que la Comar en la Ciudad de México está ubicada en la colonia Juárez, en la delegación Cuauhtémoc, y se cerró por la inconformidad de vecinos sobre alguna situación que ya se resolvió y las autoridades siguen sin reabrir sus oficinas.

“Es importante la reintegración de todos los hombres y mujeres, niños y niñas refugiados que buscan asilo para que se les apoye con su documentación para transitar por el país. Un llamado para que se abra lo antes posible esta oficina”, manifestó.

Lorena Cano, de Mujeres Migrantes, expuso que en este momento la Comar no cuenta con una oficina para operar en la Ciudad de México y se han suspendido los plazos y términos, por lo que hay muchas personas, entre ellas mujeres víctimas de violencia, que no puede continuar con sus procedimientos y no pueden acceder a un documento migratorio para contar con derechos y protección.

“Es muy importante que pueda continuar la operación de la Comar, ya que en la Ciudad de México nos encontramos totalmente paralizados, no podemos realizar ninguna promoción ni solicitud y esto afecta gravemente los derechos de esta población”, indicó.

Jesús Torreblanca, de Casa Puebla, aseveró que es urgente que la Comar abra sus oficinas, ya que sin esta atención, las y los migrantes y transmigrantes quedan a la merced de traficantes de seres humanos.

Además, subrayó la importancia de otorgar un presupuesto suficiente a esta instancia de cara al 2025, para que pueda operar de manera correcta.

Gerardo Talavera, de Casa Refugiados, apuntó que la inactividad de la Comar en la Ciudad de México ha impactado en por lo menos 4 mil personas, entre ellos muchos menores, quienes no han tenido acceso a ningún procedimiento.

María Magdalena Silva, representante de Casa de Acogida, Formación y Empoderamiento para Mujeres y Familias Migrantes y Refugiadas (Cafemin), señaló la urgencia de brindarle un espacio a la Comar, ya que el no atender esta situación agrava muchas situaciones en la Ciudad de México, especialmente porque desde hace dos años el flujo de migrantes ha sido enorme.

Agregó que los albergues de migrantes están atendiendo hasta 800 personas, cuando su capacidad es para dar atención a 100 migrantes y refugiados y esto debido a que no pueden acceder a un documento para continuar su camino.

Texto, Foto y Video: Cámara de Diputados