Se complica la situación en el campo potosino por la sequía; piden productores apoyo para tener avena, frijol y forraje: Salvador Isais

San Luis Potosí, S.L.P., 25 de julio de 2022

EL GOBERNADOR ESTÁ AL PENDIENTE Y MANDÓ FORRAJE; YA HAY CASOS DE MIGRACIÓN A LAS CIUDADES

Ya se están registrando las primeras consecuencias de la sequía severa que se vive en diversas regiones del estado, como la muerte de ganado y la migración a zonas urbanas de las personas que no tienen alternativas para enfrentar la difícil situación por la que atraviesan, señaló el diputado Salvador Isais Rodríguez.

El representante del cuarto distrito electoral y presidente de la Comisión de Desarrollo Rural y Forestal señaló que “la situación crítica en el tema de la sequía es además preocupante, porque no se vislumbran lluvias en el corto plazo en algunas zonas, por ejemplo, en el altiplano se usaría yoduro de sodio, pero no hay nubes”.

“Recorrí recientemente municipios de la zona media, huasteca y altiplano, así como parte de la zona centro y donde quiera hay afectaciones por la sequía y consecuencias, el ganado se está muriendo por falta de alimento y agua y aunque hay declaratoria de emergencia, los productores piden ayuda”.

El legislador expuso que “ya se ha solicitado a las autoridades avena para mitigar la situación, ya que este producto y el frijol son los principales afectados por la falta de agua, de ahí la solicitud formal”.

Isais Rodríguez manifestó que “otra de las situaciones que se están registrando es que la gente está teniendo que emigrar a las ciudades, para buscar algún empleo temporal mientras la situación se logra restablecer en su lugar de origen, pues hay momentos en que no existen otras alternativas”.

Reconoció el esfuerzo y compromiso del Gobernador del Estado, José Ricardo Gallardo Cardona, quien ha estado enviando forraje a través de las asociaciones ganaderas, pero además está al pendiente de la situación y hace gestiones ante las instancias federales que tienen programas específicos para atender estos casos.

Texto y Foto: Congreso del Estado de San Luis Potosí